Autor: Muñiz, José Luis. 
 Según una encuesta del Giornale Nuovo, de Milán. 
 Los empresarios europeos siguen prefiriendo a España para sus inversiones     
 
 Informaciones.    28/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SEGÚN UNA ENCUESTA DEL «GIORNALE NUOVO», DE MILÁN

Los empresarios europeos siguen

prefiriendo a España para

sus inversiones

Por J. L. MUÑIZ

ROMA, 28.

MUCHOS banqueros e industriales de la Comunidad Económica Europea (237, para ser precisos) están

dispuestos a invertir en España, si bien reconocen que ello implica, ciertos peligros, según un sondeo

realizado por diversas empresas de estudios comerciales. Los resultados de este sondeo fueron publicados

ayer por el diario milanés «Il Giornale Nuovo dentro de un análisis de la economía española mucho mas

optimista en su conjunto que el realizado hace poco más de una semana por el «Corriere detta Sera».

Siguiendo las conclusiones de esta investigación entre empresarios e industriales de siete países de

Europa (Alemania, Bélgica Francia, Inglaterra, Italia, Holanda y Suiza), la mayoría de los consultados

preferirían invertir en España en vez de hacerlo en Gran Bretaña o Italia.

Esto, no obstante, según «Il giornale Nuovo», el costo de la mano de obra ha aumentado notablemente en

nuestro país, llegando a ser gen la Seat superior al registrado durante 1976 en la Fiat Italiana. En todo

caso —añade el periódico--, el salario por hora de trabajo subió en España en el curso del segundo

semestre de ese año en un 33,66 por 100 ´ con respecto al mismo periodo del año anterior, y en algunos

sectores (la industria textil) ese aumento llegó a ser del 48,99 por 100».

Aunque el otoño pasado fué, desde el punto de vista de los enfrentamientos sindicales, «tibio», ya que,

según el citado periódico, determinó una pérdida económica no superior a los 15.000 millonea de pesetas,

en los últimos meses (septiembre a diciembre de 1976, época de renovación de los más importantes

contrato colectivos) se perdieron casi treinta millones de horas de trabajo por la misma causa.

Pasando a examinar el paró obrero en España, Il Giornale Nuovo» dice que durante 1976 afectaba —

según fuentes oficiales— a 397.390 trabajadores (el 4,85 por 100 de la población laboral activa, la cual

superaba en poco los 13 millones de personas). Un estudio del Banco de Santander, sin embargo —agrega

el periódico italiano—, «fija el índica de paro en un 5 ó un 6 pop 100, mientras los sindicatos (sin precisar

cuáles) elevan el porcentaje al 7,5 por 100». Tras señalar las buenas cualidades empresariales del País

Vasco y de Cataluña, «regiones que tienen una renta per capita" muy superior a la media de la C.E.E.», el

articulista concluye poniendo de relieve «la sorprendente juventud de los dirigentes industriales españoles

incluso a nivel ministerial, donde los jóvenes —dice— han tomado en sus manos las riendas del Poder».

 

< Volver