Pronto, las máquinas-herramientas. 
 Escalada de presiones U.S.A. contra los productos españoles     
 
 Diario 16.    13/05/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ECONOMÍA/13

Pronto, las máquinas-herramientas

Escalada dé presiones

U.S.A. contra productos españoles

MADRID, 13 (D16).—Cabe esperar que en los próximos , meses se multipliquen en Estados Unidos las

reclamaciones contra el ingreso de productos españoles, pronosticó William Singleton, presidente de la

Cámara de Comercio Americana en España. "No hay que alarmarse por el ruido —matizó—, se trata sólo

de denuncias que deberán ser probadas, caso por caso, antes de dar lugar a restricciones con fuerza legal".

Encabezando una delegación de la Cámara que preside, Singleton acaba de regresar de Estados Unidos,

donde entrevistó a decenas de congresistas -y funcionarios de la nueva Administración. En nombre dé las

2.500 empresas adheridas a la entidad, la misión se hizo cargo en Washington de la defensa de las

exportaciones españolas, amenazadas por eventuales medidas proteccionistas.

Un tercio liberal

En el Congreso norteamericano, los empresarios encontraron muchas caras nuevas. Sólo un tercio de los

legisladores se muestra francamente partidario de respetar la libertad de comercio. Una amplia mayoría de

los elegidos por el Partido Demócrata está sometido a la influencia de los sindicatos, que en defensa, del

nivel dé empleo piden la imposición de barreras aduaneras contra los productos que compiten con la

industria norteamericana.

Dentro del Congreso no hay un "lobby" (grupo, de presión típico de la política norteamericana) que

defienda las posiciones españolas. Pero la Cámara —que es la más numerosa entre las que en todo el

mundo defienden tos intereses empresariales estadounidenses— asume esa función por su cuenta,

informando ante los respectivos comités parlamentarios.

Hasta el momento, los episodios mas resonantes de proteccionismo en Estados Unidos han afectado a los

aceros especiales, las manufacturas textiles, televisores y al calzado. En los próximos meses se agregarán

a la lista otros productos, entre ellos las. máquinas-herramientas, anticipó Singleton.. U.S.A., modesta

Toda política extranjera de estímulo a las exportaciones es vista con malos ojos en Washington. Sin

embargo, en lo que respecta a los productos españoles, no se ha llegado en ningún caso a fijar tasas

compensatorias equivalentes a la desgravación que esos productos reciben en su país de origen.

En la Casa Blanca dijeron a la misión empresarial que Cárter tuvo serias dificultades con los "lobbies"

cuando rechazó las exigencias para restringir las importaciones de calzado. Frente a tales presiones, el

presidente prefirió negociar con los países exportadores una autolimitación de sus ventas en el mercado

norteamericano.

La tarea de negociar fue confiada a Robert Strauss, representante de Estados Unidos en el GATT, quien

viajó ya a Corea del Sur y Taiwan. Estos dos países son los que deberán recortar sus exportaciones de

calzado a Estados Unidos, no así España, cuyas ventas son de escasa envergadura frente a las

dimensiones del mercado.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio Americana en España, Lorenzo Gascón, arriesgó una

previsión para este año: el déficit comercial de España con Estados Unidos crecerá un poco, pero también

se elevará el valor de las exportaciones, a pesar de las presiones en contra. Durante los primeros tres

meses de 1977, las exportaciones a Estados Unidos mantuvieron un nivel estable en dólares, mientras que

las importaciones disminuían levemente si se las compara con igual periodo del año pasado.

Acerca de la óptica con que observan en Washington la situación española, los directivos de la Cámara

dijeron que por mucho que se haya hablado de ayuda norteamericana, por ahora la Administración Cárter

no tiene planes definidos y espera el desenlace del proceso electoral.

 

< Volver