Autor: F. M.. 
 Concluyeron las II Jornadas de Información Económica. 
 La estadística española, amenazada (con la desaparición del servicio sindical)  :   
 Julio Alcaide señaló que el I.N.E. no puede, a corto plazo, absorber sus funciones. 
 Pueblo.    16/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Concluyeron las II Jornadas de Información Económica

LA ESTADÍSTICA ESPAÑOLA,

AMENAZADA (CON LA DESAPARICION DEL SERVICIO SINDICAL)

Julio Alcaide señaló que el I.N.E. no puede, a corto plazo, absorber sus funciones

BILBAO. (PUEBLO, por F. M.)—Una grave amenaza sobre el poco abundante caudal estadístico

español: la desaparicJón del Servicio Sindical de Estadística. El tema fue planteado ayer, en Bilbao, por

Julio Alcaide, en el marco de las II Jornadas de Información Económica, organizadas por el Instituto de

Estudios Bancarios y Bursátiles, con la cooperación del Banco de Bilbao y la A. P. I, E.

En la mesa redonda sobre la información económica en España, Julio Alcaide advirtió que. a corto plazo,

el Instituto Nacional de Estadística no va a poder absorber las funciones del Servicio Sindical, en caso de

que éste desaparezca. Algunas de las estadísticas básicas del país pueden verse afectadas, según comentó

en privado el ponente, pues las estadísticas anuales de producción industrial corren a cargo del Servicio

Sindical.

Si algún organismo prosigue las funciones de la Estadística Sindical —dijo Julio Alcaide— se te debía

encargar la elaboración de un nuevo índice de producción industrial (el actual es muy ´ malo y no se ha

cumplido la promesa dé actualizarlo), y quizá también uno sobre la demanda de consumo y de inversión.

Comentando las estadísticas fundamentales del país, Alcaide señaló que -el paro afecta ya a 800.000.

personas, de las que un tercio son mujeres, y respecto al nuevo índice de precios al consumo, comentó

que es una afirmación gratuita indicar a priori que va a subir más que el viejo, índice del coste de la vida

(en 1976 no sucedió así), y que quizá lo único bueno en la reciente discusión pública sobre este te. ma

haya sido que los ciudadanos comprueben que el índice no ha sido, ni pueda ser, manipulado por las

autoridades.

La información económica, vista desde el prisma de la Administración Pública, fue el tema planteado por

Nemesio Fernández-Cuesta. El ex ministro de Comercio indicó que la Administración es fuente natural de

información económica, y que ésta puede, debe y además le interesa informar. También señaló

Fernández-Cuesta que la acción informativa de la Administración es siempre política, y esto la marca

unos límites y unos objetivos.que superan ampliamente los de la simple comunicación.

El punto de vista de los empresarios lo aportó Fernando Bertrán, secretario general de la Asociación de

Estudios Emp r e s a r i a 1 e s, quien afirmó que es necesario que la Administración informe más y con

mayor claridad a las empresas, pero que los empresarios también deben aumentar el caudal informativo

que aportan, y superar pasados recelos. «Es una necesidad social —dijo— en una sociedad que cada vez

demanda más información.» La empresa que no informa incurre en una responsabilidad social, dijo en un

posterior coloquio Rafael Acosta.

El periodista vasco Rafael Ossa trajo el punto de vista de los profesionales de !a información económica

aconsejando una reforma en profundidad de las relaciones empresa-información y señalando su

convencimiento de que la información directa no es un campo en el qué sepan desenvolverse la mayoría

de los empresarios españoles. También dijo que la desorientación es hoy la sensación dominante entre los

profesionales de la información económica.

En una comunicación sobre las publicaciones económicas en España, el profesor Juan Velarde se quejó

de la discontinuidad de nuestra producción editorial sobre temas económicos, y señaló que desaparecen

algunas grandes colecciones, que son sustituidas por otras con descarada carga política. Respecto del

punto de las publicaciones periódicas señaló que seria buena cosa reunir a sus directores para efectuar

una, labor de reparto de tareas y, simultáneamente, de engarce entre unas y otras.

En la mesa redonda celebrada sobre la información a nivel internacional, bajo la presidencia de Alberto

Ullastres, el secretario general adjunto de la O. C. D. E., Mr. Wootton, dijo que la organización está

recomendando a los países, en sus informes anuales sobre economías nacionales, que reactiven si tienen

superávit de balanza de pagos y que frenen la economía si están en déficit. Este último es el caso de

España, cuyo informe para 1977 —señaló— está en fase avanzada de realización, aunque todavía queda

pendiente celebrar alguna reunión entre expertos de la organización y españoles.

Luis Ángel Lerena, jefe del Servicio de Estudios del Banco de Bilbao, señaló que al informe de la O. C.

D. E. se le ha dado en España una excesiva importancia política.

 

< Volver