La Banca Española. 
 Liberalizar los tipos de interés     
 
 Arriba.    03/12/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LIBERALIZAR LOS TIPOS DE INTERÉS

EN el boletín «Temas», el Banco Atlántico ofrece su opinión sobre un punto importante de la

actividad bancaria española: los tipos de interés.

Dice el Banco Atlántico en su medio de difusión oficial que «parece claro que existe una necesidad real

de replantear las formas de financiación por parte dé la Banca, de tal modo que, por un lado se fomente el

ahorro y se oriente el ya existente hacia fórmulas de inversión no especulativas, para lo cual parece

imprescindible que hay que llegar a una liberalización de los tipos de interés».

Según e! Banco Atlántico, la Banca está sometida en estos momentos a una serie de condicionamientos

derivados de la coyuntura económica tales como la fuerte inflación (que desvía los flujos de ahorro hac¡"

colocaciones de dinero especulativas y que elevan Ips costes de la gestión empresarial), la ralentización

de la actividad económica (que produce que un fuerte porcentaje de los créditos se desti´ ne a solucionar

problemas de supervivencia elevando así él riesgo inherente a to¿ cia inversión).

Y continúa el boletín «Temas»: «Por otro lado, existe el problema de una mejor utilización de los

recursos puestos a disposición del sector bancario, puesto que si se parte de la base de que la Banca ha de

proporcionar niveles crecientes de financiación a la economía española» conviene revisar la política

actual de coeficientes legales que encorsetan hoy !a actividad bancaria.»

«En concreto —sigue diciendo el Banco Atlántico— interesa analizar los efectos de una reducción del

coeficiente de caja frente al elevado endeudamiento en él Banco de España desde todos ios puntos de

vista y, en especial, desde las consecuencias inflacionistas de ambos mecanismos.

Para el Banco, Atlántico, en una economía basada en la iniciativa privada, la empresa debe funcionar con

el máximo de libertad posible y que urge avanzar en el camino de la flexibilidad, realismo y coherencia

interna del sistema.

Viernes 3 diciembre 1976

 

< Volver