Autor: López Martínez, José. 
   Unos sesenta y cinco mil españoles visitaron Portugal en la Semana Santa  :   
 Econrme interés del pueblo portugués por la evolución política de nuestro país. Aunque allí ha subido la vida, todavía es más barata que en España. 
 Ya.    13/04/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ya-Pág. 10

Unos sesenta y cinco mil españoles visitaron Portugal en la Semana Santa

Enorme interés del pueblo portugués por la evolución política de nuestro país ha subido la vida, todavía

es más barata que en España

Aunque allí

LISBOA

(Crónica especial para YA por José López Martínez.)

De insólita y jamás recordada han considerado los periódicos lisboetas la avalancha turística de españoles

registrada durante las vacaciones de Semana Santa. De alrededor de sesenta v cinco mil ha sido la cifra de

visitantes hispanos, según una información de "A Capital", publicada en primera página el sábado pasado.

Por cierto que en la noche de ese día el casino de Estoril tenía acento español: miles de compatriotas

nuestros lo abarrotaban por completo. Un funcionario nos contó que no recordaba un lleno tan grande

desde hacía muchos años. Los salones de juego de dicho casino funcionaron a tope hasta la madrugada

con dinero de procedencia española en su mayor parte.

Naturalmente, Lisboa ha sido el lugar más visitado, seguido de los pueblos playeros de sus alrededores,

en especial Estoril y Cascáis. Por aquí no quedó ni una plaza hotelera por ocupar. Y es digno de resaltarse

la buena acogida de los portugueses a los turistas españoles, mostrando un enorme interés por todo lo

relacionado con nuestra evolución política. En restaurantes y cafeterías se nos preguntaba sobre este tema,

así como por el nivel de vida y el índice de paro existente. En este aspecto, Portugal atraviesa por un

momento difícil, agravado por la inmigración de sus hasta hace poco colonias ultramarinas. En la plaza

del Rosio, centro de manifestaciones en los últimos tiempos, se veía a no pocos repatriados angoleños

sin trabajo. Aunque la situación es de absoluta tranquilidad. .

En cuanto ai coste de la vida, éste—según nos han Informado— ha subido mucho en lo que va de año. De

todos modos, la vida en Portugal está más barata que en España. Cinco escudos vale el billete para viajar

en los autobuses urbano», lo mismo que el Metro. También es inferior a la que pagamos en Madrid la

tarifa de los taxi», de los espectáculos y de los restaurantes: como un 20 por 100 más barata-. Lo que

sucede es que el sueldo de los portugueses anda por los siete u ocho mil escudos al, mes, lo que hace que

para ellos esos precios sean francamente altos.

En lo que respecta al sentido religioso dé la Semana Santa, apenas ha tenido relieve en Lisboa. Quizá en

provincias haya sido otra cosa, porque la televisión ha emitido varios programas alusivos a la festividad.

Pero en la capital de la nación el ambiente está muy politizado. Muchos de los que han visitado los

templos lisboetas eran turistas españoles. Otro dato a resaltar, por sus efectos negativos, es la invasión de

publicaciones pornográficas que campea en los quioscos de prensa y en las librerías, fenómeno que

también se registra en el cine y demás espectáculos.

 

< Volver