José Lladó, en el I Congreso de Distribución Comercial. 
 Cerrar tiendas  :   
 (para mejorar la estructura comercial española). 
 Pueblo.    11/03/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

José Liado, en el I Congreso de Distribución Comercial

CERRAR TIENDAS

(PARA MEJORAR LA ESTRUCTURA COMERCIAL ESPAÑOLA)

Es necesario cerrar muchos establecimientos para conseguir la racionalización del comercio en España,

afirmó el ministro de Comercio, José Liado, en la sesión inaugural del I Congreso de la Distribución

Comercial, organizado por el Centro Español de Técnicas de la Distribución, que actualmente sé celebra

en Madrid. El ministro añadió que no es en el cierre de establecimientos donde ha de buscarse la solución

al problema, aunque resultará inevitable en muchos casos, sino «en una integración profunda de

estamentos comerciales, a través de cadenas voluntarias o cooperativas».

Lladó incluyó la reforma comercial dentro, de la necesaria modificación de los comportamientos

económicos y sociales, que a su vez imponen la modificación de nuestros comportamientos políticos. El

crecimiento económico, hasta ahora, ha respondido a, un modelo que en el futuro tendrá que ser distinto,

dijo el ministro, añadiendo; que este modelo futuro, «a mi juicio,, ha de basarse en una economía de

mercado en régimen de competencia».

El sector de la distribución comercial debe tener tratamiento prioritario en la política económica, pues,

según afirmó el ministro, participa en un 12 por 100 en el,producto interior bruto, y en el 11 por 100 de la

población -activa." Existen • más:´ de medio millón de establecimientos comerciales coa una media de

dos a cuatro empleados por comercio y una venta anual media que no llega al millón y medio de pesetas,

estos comercios son un claro exponente de la necesidad de reestructurar el sector, pues «en comparación

con el área del Mercado Común, nuestros costes de distribución, sin haber - alcanzado el nivel de calidad,

están próximos ya a los comunitarios y, en algunos sectores, los superan, dijo Lladó.

Para apoyar a la pequeña y mediana empresa comercial, el ministro patrocina la creación de «unas

sociedades de garantía recíproca, que permitan otorgar aval a favor de sus socios, con el fin de que éstos

obtengan los créditos necesarios para la modernización que precisan». Liado añadió que esperaba que en

poco tiempo se aprobase el decreto sobre sociedades de garantía recíproca, ya que el anteproyecto está

elaborado.

JOSÉ RAMON ALVAREZ RENDUELES.—«La comercialización ha sido un sector olvidado por los

teóricos de la economía», afirmó en su intervención José Ramón Alvarez Rendueles, presidente del

Congreso, quien añadió que el comercio «necesita ir, hacia formas más integradas, lo que conllevará la

desaparición de algunos tipos de comercio más tradicionales»

LUIS GAMIR.—«Es necesario que el actual Ministerio de Comercio se divida en tres: Comercio

Exterior, Interior y Consumidores», afirmó Luis Gámir, catedrático de Política Económica y secretario

general técnico de Agricultura; coordinador de" la primera ponencia del congreso. Para Gámir la

transformación comercial es necesaria, pero puede tener un coste humano y socio político elevado, si no

se realiza adecuadamente.

«Hay que conseguir que los protagonistas del cambio sean los actuales comerciantes» dijo, añadiendo

que la competencia de nuevas formas de comercio puede ser positiva por sí misma y por introducir un

aguijón en la evolución. Comparada con la que se da a la agricultura, la ayuda prestada a la distribución

comercial es mínima, según Gámir, y el apoyo al comercio debe ser para la reforma eficaz, más que para

el «apuntamiento de la ineficiencia».

 

< Volver