Sin beneficios no es posible la empresa     
 
 Ya.    02/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ver, oir y ...contarlo

Sin beneficios no es posible la empresa

Bajo este titulo escribo en "Informaciones" don Julio Alcalde Inchaxati:

"No nos cansaremos de repetir qué el gran mal de la economia española es la inflación. El alza

desorbitada de los precios y de los salarios, de continuar, llevará a la economía española a la gran

bancarrota. La Inflación española en 1977 ha doblado con exceso la media de los países Industrializados,

dentro de cuyo ámbito se desenvuelve nuestra economía.

Quisiera en esta ocasión referirme a uno de los efectos negativos de mas pese que se derivan de la

Inflación padecida. Se ha dicho con ¿vidente desconocimiento del problema en sus términos cuantitativos,

que los precios en España han crecido mas que los salarlos. Tal afirmación no resiste el mas leve

contraste empírico. La realidad de los hechos demuestra lo contrario. La tasa de crecimiento de los

salarios, tanto de la masa salarial como de los calarlos por persona, ha desbordado él crecimiento del

producto interior o de la renta nacional, Pero además lo han hecho de forma muy intensa, hasta el punto

de que la participación de los sueldos y salarios, excluida la Seguridad Social, haya pasado de representar

el 53 por 100 de la renta nacional en 1974 a algo más del 57 por 100 en 1976.

No vamos a entrar en la Justicia o Injusticia de tal cambio. Probablemente la mayor participación de las

rentas salariales en la renta nacional entrañe cierta dosis de Justicia social si permite corregir las irritantes

diferencias que la distribución personal de la renta española presenta. Aunque dudamos mucho de que sea

éste el camino adecuado para corregir tan injusta distribución. Pero lo que nadie podrá negar es que si a

una parte se la hace participar de una mayor proporción del todo, el resto tendrá que acusar una

disminución de su participación relativa. Por ello, las rentas no salariales, que en 1974 suponían

algo mas del 38 por 100 de te renta nacional pasan en 1976 a suponer sólo algo más del 83 por 100. La

causa es evidente: los salarlos han crecido a ritmo superior a la renta nacional y como la renta nacional

crece en base a dos componentes, renta real y precios, los precios conjuntos del sistema económico han

crecido inevitablemente menos que los salarios."

Al margen de los planteamientos políticos que quiera darse al fenómeno contemplado, es de absoluta

evidencia que el Interés y el incentivo para acometer nuevas empresas ha tenido que haberse deteriorado

profundamente. Quien piense que él beneficio empresarial, que cristaliza en el nivel de ahorro

empresarial, es elevado en España está muy equivocado. Como oportunamente demostró el profesor

García Echevarría, te empresa, española es la de menor capacidad´ de autofinanciación de toda Europa, Y

ello es un daño gravísimo para afrontar la ultima fase del proceso de industrialización español.

En España hay un agudo problema de distribución personal de la renta. La falta dé un sistema fiscal

flexible y equitativo y la carencia de información por la máquina recaudadora ha llevado al país a una

estructura de distribución de la riqueza y de la renta realmente insoportable. Para corregir tan injusta

desigualdad, la clase obrera y los trabajadores asalariados en general no han tenido otro cauce que las

reivindicaciones salariales. Ello ha llevado a una situación empresarial realmente insostenible, que ciega

las posibilidades de crecimiento y desarrollo. El problema español se sitúa en la necesidad de tomar

conciencia dé esta realidad. El beneficia y excedente empresarial es necesario para acometer nuevas

iniciativas y para crear los puestos de trabajo que la evolución demográfica impone. Pero también es

necesario articular el sistema para que la distribución de la renta disponible se distribuya de una forma

justa y equitativa."

ESTIMACIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN FUNCIONAL, DE LA RENTA EN 1976

Tasa de variación sobre el año precedente

Porcentaje de la renta nacional

1974

Renta nacional, al coste de los factores ... .................. ...

Rentas de trabajo................................................

— Sueldos y salarios brutos...........................„. ...

— Cotizaciones sociales de las empresas.......,.............

Otras rentas................................................ ...

— Rentas agrarias................................. .........

— Renta de loa comerciantes, empresarios autónomos, profesionales libres y propietarios de viviendas ..

— Rentas de las Administraciones Públicas (incluso impuestos directos sobre sociedades y

empresas)

— Excedente neto de explotación de las empresas y sociedades y rentas de capital, excepto alquileres ... .

FUENTE: Servicio de Estudios. Banco de Bilbao.

1975

17,6 21,5 21,7 20,4 11,0 16,9

13,3

19,8

— 0,6

1976

17,9 22,9 23,0 22,2 9,0 10,3

17.2

22,4

— 15,0

1974

100,00 61,85 63,01

8,84 38,15

7,19

18,24 3,1S 9,59

1975

100,00 63,96 54,90

9,06 36,04

7,16

17,58 3,19 8,11

1976

100,00

66,67.

57,27

9,39

33,33

6,69

17,48 8,31 5,85

 

< Volver