La inflación, primer problema económico nacional     
 
 Ya.    15/02/1977.  Página: 242. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ya-Pag. 24

INFORMACIÓN ECONÓMICA

15-II-77

LA INFLACIÓN, PRIMER PROBLEMA ECONÓMICO NACIONAL

Mientras los países de la OCDE inician a partir de 1975 una importante desaceleración de sus precios,

éstos han seguido creciendo en España de forma acelerada • Por ello, la tradicional distancia entre

nuestros precios internos y los internacionales se va agrandando con la presión sobre el tipo de cambio

Presentación de la revista "Coyuntura Económica", de la Confederación de Cajas de Ahorros, en acto

presidido por don Luis Coronel de Palma.

La economía española se sitúa, junto con otras economías europeas, dentro del grupo de países que a la

altura de 1977 no han conseguido equilibrar la situación de sus balanzas, trasunto de Importantes

desequilibrios internos después de la cristo mundial de 1974-75. Esto afirma el primer número de la

revista "Coyuntura Económica", que, editada por el Departamento de Estudios y Programación de las

Cajas de Ahorro», fue presentada ayer a los informadores económicos en acto presidido por el director

general de la Confederación, don Luis Coronel de Palma, y al que asistieron también los señores Allué

Escudero, Fuentes Quintana y Alvarez Rendueles.

Sin perjuicio de que en próximos días ofrezcamos a nuestros lectores una serie de informaciones acerca

de los importantes temas económicos abordados en esta revista, única en su género, recogemos hoy de la

misma un estudio titulado "Inflación, primer problema nacional".

Los precios en España y en la OCDE

Si, cómo se hace en el gráfico, enfrentamos el comportamiento de los precios internos de la economía

española con aquellos otros que, como media; han regístrado los países de la OCDE, destacan dos

características relevantes útiles a la hora de enjuiciar la actual inflación española.

En primer lugar, el Impacto de los nuevos precios internacionales surgidos a raíz de la crisis del petróleo

y materias primas de finales de 1973 se recoge en nuestros precios con mayor retraso, aunque con

parecida intensidad que en las restantes economías de la OCDE. Así, mientras que en éstas es el año 1974

el que registra el aumento de loe precios, en la economía española dicho aumento equivalente se diluye

entre 1974 y 1975. Como se recordará—dice "Coyuntura Financiera"—, esa circunstancia es

consecuencia de la política económica que se llevó a cabo en aquellos momentos.

Sin embargo, y ésta es la segunda característica, el proceso seguido por los precios después de la

absorción de este impacto es radicalmente diferente en el caso de la economía española. Mientras las

economías de los países de la OCDE inician, a partir de 1915, una importante desaceleración en la marcha

de sus precios que ya en el pasado año se situaron en un nivel sensiblemente igual al que se registraba con

anterioridad a la crisis, los precios españoles han seguido creciendo de forma acelerad», en particular en

1976, con lo cual la distancia tradicional entre nuestros precios internos y los precios internacionales se va

agigantando día a día con la presión sobre el tipo de cambio.

Aumentan las expectativas inflacionistas

Este hecho tiene su contrapartida en una evolución creciente de las expectativas Inflacionistas por parte

del público, contó puede constatarse en las zonas comprendidas entre las dos curvas, cuyos valores se

miden en el eje de la derecha e Indican el porcentaje de personas que creen que los precios seguirán

subiendo. Cabe poca duda, a la vista de esta información, sobre la internacionalización de las expectativas

inflactonistas, que ya han incorporado más del 90 por 100 de la población y que, después de una ligera

contención detectada a mediados del pasado año, vuelven a crecer con gran intensidad, sin duda como

consecuencia de las experiencias obtenidas en los primeros meses de 1976.

Tras este primer problema económico nacional de la inflación, "Coyuntura Económica" diagnostica otros

dos, que abordaremos próximamente, y que son el desequilibrio de la balanza de pagos, frontera en la que

la economía española ha alcanzado una cifra récord, y el aumento del paro, con cifras reveladoras de que

sus valores y síntomas actuales no pueden ser consecuencia tan sólo de una débil coyuntura, sino qué

traducen también en gran medida—quizá en mayor medida—debilidades y defectos de la estructura

productiva española. Dicho en otros términos, España ha entrado en 1977 en una fase con paro

estructural. Un problema y un pasivo diferentes del paro coyuntural que pueda registrarse.

REVISTA DE ESTUDIOS ECONÓMICOS

La revista "Coyuntura Económica", que mensualmente publicará la Confederación de Cajas de Ahorros,

se divide en tres grandes apartados, donde se trata de combinar estudios económicos de interés general

con análisis de aquellos problemas que habitualmente preocupan a los hombres de las Cajas.

La primera sección de la revista se dedica exclusivamente al estudio de nuestra situación económica,

insertándole dentro de la evolución de la economía occidental.

La segunda parte de la misma recoge la aportación original de un Índice del sentimiento del consumidor,

en base a una encuesta que periódicamente realizará la Confederación Española de Cajas de Ahorros y

que permitirá disponer de información regular sobre el comportamiento del consumo y ahorro de las

familias, datos hasta ahora ignorados en el análisis de la coyuntura económica. La segunda encuesta está

dirigida a los directores de Cajas de Ahorros y versa sobre el tema de la financiación de las viviendas

sociales, en las que las Cajas de Ahorros presentan interés tan destacado. Finaliza esta sección con tres

notas breves, dedicada la primera de ellas a la evolución del mercado bursátil en el pasado año; la

segunda, a la utilidad de los instrumentos de política económica, especialmente los fiscales, para con-

seguir estimular la inversión, y finalmente en una tercera nota se pone de manifiesto la importancia del

petróleo en la evolución reciente de la balanza de pagos.

El tercero y. último bloque de la revista aparece bajo la denominación de "Temas regionales",

conteniendo tanto aspectos ´generales que atañen a nuestras regiones como asuntos específicos

concernientes a las Cajas de Ahorros.

En conjunto, pues, esta publicación, que tiene una extensión en torno a las 100 páginas, promete ofrecer

un conjunto de temas interesantes a diversos públicos, aunque todos ellos situados alrededor de los

problemas de la coyuntura económica.

 

< Volver