Bolsa: así fue la semana. 
 "Todos los días un mínimo..."  :   
 El índice general cedió más de tres puntos. Se negoció una media de 70,7 millones de pesetas nominales en acciones. 
 Arriba.    13/02/1977.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

"TODOS LOS DÍAS UN MÍNIMO..."

• El índice general cedió más de tres puntos

• Se negoció una media de 70,7 millones de pesetas nominales en acciones

El goteo martilleante de las cuatro sesiones de la semana ha hecho descender ios índices a velocidad

creciente: 0,39 el martes, 0,60 el miércoles, 0,77 el jueves y 1,33 el viernes. En tota!, más de tres puntos

que confirman nuestro pronóstico del comentario anterior de que la crisis de la Bolsa se está

intensificando sin que el atractivo de ios precios de saldo que exhiben ciertos títulos tenga el más mínimo

efecto estimulante.

La debilidad creciente del mercado queda bien reflejada e» ese lema de «todos los días un mínimo»..., que

se podría colocar con o cartel de lo que realmente ha acontecido a lo largo de la semana. Pero no ha sido

esto lo más grave, ya que las fluctuaciones de los cambios es cosa «natural», sino la casi completa

inactividad del mercado, con una inedia de negocio de 70,7 millones de pesetas nominales en acciones,

que hace exclamar algo tan simple como lo de ¡no hay Bolsa!, que resulta mucho más terrorífico.

Los acontecimientos de la semana no han ayudado demasiado, pues, por un lado, el Consejo de Ministros

pasado no trajo ningún tipo de medidas económicas y sabido es los reflejos condicionados que por estos

temas está demostrando últimamente e! mercado de valores. Tampoco parecen haber favorecido mucho

los precios el establecimiento de relaciones diplomáticas con la Unión Soviética y la solicitud de

legalización de los partidos políticos obreros —PSOE y PCE—, por otro, para los que la suspicacia de un

estamento tan conservador como es la Bolsa, no tuvo comentarios muy favorables. Posiblemente no sea

una casualidad que la crecida de papel fuera visible el jueves y se intensificara el viernes, coincidiendo

con aquéllos dos hechos históricos.

El encarrilamiento que parecen haber cobrado los asuntos políticos con el rescate de ios señores De Oriol

y Villaescusa al dejar las manos más libres al Gobierno para ultimar la fase pendiente de la reforma

política y los rumores sobre un próximo Consejo de Ministros económico, pueden que traigan a la Bolsa

algún aliento que le permita doblar de una vez ese «cabo de la desesperanza» que ahora la tiene

atenazada.

Domingo 13 febrero 1977

Arriba 19

 

< Volver