Autor: F. F. S.. 
   Catarata de buenos propósitos     
 
 Informaciones.    23/02/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Catarata de buenos propósitos

MADRID, 28 (INFORMACIONES, por F. F. S.):—En medio de una expectación pocas veces conocida,

e1 ministro de Hacienda, don Eduardo Carriles, esbozó, ayer tarde una exhaustiva relación de buenos

propósitos, que pretenden coordinar un programa económico de gran envergadura. El ´ministro dio a

conocer el Programa de Actuación Económica del Gobierno, programa que: difícilmente podrán llevar a

cabo los titulares del mismo, dado «1 período de transición que vivimos y emplazados como estamos a

unas elecciones legislativas.

Bien es verdad que por «u .generalidad, más qué de un programa podría tratarse de una. declaración de

principios, que muchos españoles estarían, probablemente, dispuestos a suscribir, y que el propio ministro

ha querido consolidar en el tiempo argumentando que el Gobierno tiene el convencimiento de que con él

se sirven a las necesidades y a las aspiraciones de la inmensa mayoría del pueblo español, que desea no

fiólo en lo político, sino también en lo económico, una transición sin brusquedades hacia la nueva

situación.

Por todo ello, después de leído el contenido del Programa de Actuación Económica, éste se confundiría

con un manifiesto electoral, si ya estuviéramos en período de elecciones y en el supuesto de que la

exposición del señor Carriles respondiera al programa de un partido político.

Dicho esto, cabe añadir que faltó concreción y; por tanto, la exposición decepcionó a quienes esperaban la

enumeración de medidas concretas. En este aspecto, el señor Carriles amplió sólo un poco más la

referencia del pasado Consejo de ministras. Bien es verdad que anunció nada menos que 49 medidas de

acción Inmediata, aunque ninguna de ellas quedó concretada, con excepción de las cifras del cuadro-

macroeconómico paca 1977, que más adelante se mencionan.

Como tampoco se dio la oportunidad de hacer preguntas cuando el ministro concluyó su intervención, los

interrogantes siguen abiertos y habrá que esperar a que el «Boletín Oficial del Estado» vaya despejando

las dudas que quedaron pendientes en esta rueda de Prensa, esperada con tanto interés y que no llegó a

celebrarse.

 

< Volver