Primeras reacciones al programa económico del Gobierno. 
 Partidos: poco concreto     
 
 Diario 16.    23/02/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

ECONOMÍA

Primeras reacciones al programa económico del Gobierno

Partidos: Poco concreto

"Se dice que se combatirá la inflación —dijo a D16 un portavoz del Gabinete Económico de la

Federación PoPular Democrática (FPD)—, pero no se menciona cómo se acabará con la espiral de

precios-salarios. Y si no se reducen las tasas de inflación hasta una cota tolerable no se alcanzará ninguno

de los objetivos que pretende el Gobierno."

"De momento sólo podemos decir que la declaración del ministro de Hacienda es una exposición de

buenos deseos. Se trata, según declaró el ministró, de ir al establecimiento de una economía de mercado

al servicio dé la sociedad. ¿Querrá decir el ministro —se pregunta el portavoz de FPD— economía social

de mercado, que es lo que propugna la Democracia Cristiana?" Y matiza: "Esta a entiende como un sector

público poderoso; un sector privado libre de las trabas administrativas que le han atenazado durante

cuarenta años..."

PP: Buena música y mala letra

"La música es buena—tocios estamos de acuerdo en que es sensato abordar la ordenación del territorio—,

es menos buena la letra. Y no digamos los números", dijo a D16 J. B. Terceiro, del Gabinete Económico

del Partido Popular (PP).

"No hay en el programa —añade— ninguna cuantificación de las medidas expuestas, salvo los 50.000

millones de inversión pública, lo que es tanto como decir que se elude un auténtico compromiso.

Se habla de un nuevo ordenamiento de la economía en la que el Estado garantice la "provisión de

servicios colectivos". Cabe preguntarse —según Terceiro— cómo será esto posible cuando el presupuesto

infraestima el gasto público en una cifra, próxima a los 100.000 millones.

"Ni el más inocente de los españoles —añade el portavoz del PD— se cree que el Estado controlará

eficazmente los precios dé los artículos básicos."

Su opinión sobre los 50.000 millones aludidos es la siguiente: El único calificativo que acompaña a esta

medida es el de "selectiva". Es decir, lo que el profesor Fuentes Quintana denominó como "inversión sin

apellidos", cuándo lo que el país necesita es un Justo grado de concreción de las inversiones.

Según el ministro, se moderarán .los precios, -"recurriendo, si es preciso, a las subvenciones", tema que

constituye una auténtica lacra económica. Además está en clara contradicción con otro de sus propósitos:

"revisar la actual política de subvenciones".

"En definitiva,, el planteamiento de Carriles me parece esquizoide, término qué, como es sabido, se

refiere a una actitud dada a la fantasía, disociada de su contenido ideacional."

PCE: Depende de los bancos

Para Pablo Cantó, economista del Partido Comunista de España, "pretender arre el sistema Simplemente a

través de : medidas de política económica y fiscal es tanto como afirmar que no existe corrupción en

nuestro sistema económico".

"Si en los.mecanismos financieros de la sociedad —añade Cantó— no se sustituyen los actuales núcleos

de poder oligárgicos por otros verdaderamente democráticos, de poco ó nada servirán las reformas."

"Quienes detentan el manejo del crédito —explica Cantó— son quienes dirán la última palabra del

proceso, económico español."

Antes de abordar un mínimo plan económico, si éste pretende ser democrático, será preciso reformar él

sistema financiero; al menos en los siguientes puntos:

— Control de la Banca privada para canalizar los recursos financieros para conseguir el desarrollo

económico de todos.

— Una expansión de las Cajas de Ahorros sobre una basé de nacionalidades y regiones.

— Aplicación de las entidades oficiales de crédito.

— Ajustar. él mercado de emisiones á las necesidades de una economía equilibrada y democrática, sin

círculos de especuladores profesionales, etc.

El economista del PCE; como los portavoces de otras formaciones, ha llamado la atención sobré la

vocación de permanencia del Gobierno, "dada la extensión del plan que propone".

 

< Volver