Moderado crecimiento industrial en 1976  :   
 Para consolidar la reactivación son necesarias medidas de decidido apoyo, según se desprende de la última encuesta de coyuntura del Ministerio de Industria. 
 Arriba.    20/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

MODERADO CRECIMIENTO INDUSTRIAL EN 1976

Para consolidar la reactivación son necesarias medidas de decidido apoyo, según se desprende de la

última encuesta de coyuntura del ministerio de Industria

MADRID- (De nuestra Redacción.)—La situación industrial al cerrarse el presente ejercicio no ha

cambiado sustancialmente de la heredada en 1975, dice «Coyuntura Industrial» del Ministerio de

Industria en su número correspondiente al mes de diciembre pasado. Ha habido, desde luego, un

moderado crecimiento en las principales magnitudes del sector, pero la recuperación, que pareció

iniciarse en los primeros meses del año, quedó truncada a partir del final del primer semestre.

Con una inversión estancada, unas cifras de paro en aumento, unos niveles «récord» de inflación y un

déficit de la balanza comercial creciente, la situación no puede calificarse de halagüeñas.

Además, la tímida recuperación que se inició en Europa, quedó paralizada también a partir de junio. Con

este panorama, y aunque para este año que se inicia es de esperar un crecimiento cuantitativo

relativamente importante, el estancamiento de la inversión, detectado una vez más por la encuesta

trimestral sobre expectativas de inversión, correspondiente al primer trimestre, permite suponer que la

consolidación de la reactivación está aún lejana en el tiempo y depende de que las condiciones externas al

propio sistema económico sean más propicias y se pongan en práctica medidas decididas de apoyo.

Situación industrial

Las opiniones empresariales, recogidas en la encuesta mensual de «Coyuntura Industrial», reflejan, en el

mes de diciembre, una contención en el ritmo de actividad del sector. La situación industrial, que a la

largo del primer semestre del año había venido evolucionando al alza, cambió de signo a partir del mes de

junio, siendo la "situación actual —de acuerdo con las opiniones empresariales—similar a la registrada a

finales del primer trimestre. Los niveles- de cartera de pedidos y «stocks», asi como de tendencia de la

producción se mantienen aún notablemente desviados de la situación normal, como resultado de la débil

evolución de los diferentes subsectores en estos últimos meses.

Por otra parte, tanto la inflación como el desempleo siguen siendo dos factores con incidencia muy

negativa en las expectativas empresariales.

Evolución de la demanda

Como se señalaba en el informe "anterior, la mejoría experimentada por el indicador de cartera de pedidos

ha resultado muy pasajera. El dato correspondiente al presente mes ha registrado un descenso de tres

puntos sobre el valor alcanzado en noviembre, situándose en el nivel más bajo detectado desde febrero

pasado. El año se cierra, pues, con unos niveles de cartera de pedidos muy similares a los de hace doce

meses/con la diferencia de que entonces la serie venía creciendo ´desde el mes de julio. Los tres

subsectores están situados en niveles inferiores al considerado como normal por los empresarios, siendo

el más deprimido el de bienes de inversión. En cuanto a las perspectivas para los próximos meses,. los

empresarios son ligeramente optimistas, aun cuando el subsector de bienes de consumo espera un

considerable descenso en sus niveles de cartera de pedidos.

Evolución de los «stocks»

Los «stocks» de productos terminados se han mantenido en los niveles registrados en el .mes anterior, por

lo que respecta al total de la industria (excluida construcción]. Sin embargo, a nivel ´subsector, tanto el de

bienes de consumo como el de intermedios, registran suaves elevaciones. La tendencia es hacia una

progresiva acumulación de «stocks», sobre todo en el subsector de bienes de consumo.

El indicador cualitativo de tendencia de la producción ha registrado, también, un ligero descenso respecto

al valor detectado el mes anterior. El índice general de producción industrial se encontraba en octubre en

valores similares a los registrados en igual mes de 1974, fecha en que comenzó la acusada disminución

del mismo. El índice medio de este año es, comparado con 1975, un 4 por 100 superior, lo qué corrobora

la tesis acerca de una mayor actividad Industrial en este año, aunque, desde luego, no se debe olvidar los

bajos niveles -registrados por el citado índice a lo largo de 1975. Respecto a los datos de producciones

básicas, los datos —aún incompletos— que se poseen indican una recuperación . en los sectores de

automóviles de turismo y de energía eléctrica. La producción de acero, sin embargo, se ha mantenido,

prácticamente, al mismo nivel que durante 1975.

Construcción

El año se cierra para el sector de construcción dentro de la tónica mantenida durante los últimos doce

meses. Un nuevo descenso en la contratación de obra nueva y en el volumen de obra ejecutada es el

resultado más destacable de la encuesta correspondiente al presente mes. El saldo final del sector en este

año debe considerarse netamente negativo, y las previsiones para 1977 no auguran ni un inmediato ni

espectacular cambio de la situación. Con un nivel de desempleo muy notable y con unas.dificultades

financieras gravísimas, es necesario, cuanto antes, la reordenación del sector.

Precios, salarios y desempleo

El año 1976 se cierra con un nivel de inflación, medido por el índice general del coste de la vida, del

19,77 por 100 (diciembre 1976 sobre diciembre 1975). Dicha tasa nos sitúa en uno de los primeros puntos

entre los países de ja OCDE. Por su parte, hasta noviembre, el índice general de precios al por mayor

había registrado un crecimiento del 16,7 por 100, superando a la obtenida en igual período del año

anterior. Las cifras de paro, corregidas de variaciones estacionales, reflejan, en diciembre, una flexión

coyuntural a la baja. Por su parte, los salarios monetarios han crecido en septiembre, último mes del que

se disponen datos, en términos de retribución por hora trabajada, a una media del 30,41 por 100.

Comercio exterior

Las cifras de comercio exterior de productos industriales representan, respecto a las de diciembre de 1975

y referentes a importación y exportación, un crecimiento, respectivamente, del 76,8 y 78,7 por 100. En

cuanto al balance final del año hay que destocar la cada vez mayor participación de los productos

industriales en el total del comercio exterior. El déficit del presente año ha sido un 18 por 100 superior al

de 1975.

 

< Volver