Autor: García San Miguel, Luis. 
 La socialdemocracia a la vista (y III). 
 Efectivos con los que cuenta, aquí y ahora     
 
 Diario 16.    23/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

socialdemocracia a la vista (y III)

Efectivos con los que cuenta, aquí y ahora

¿Cuáles son las posibilidades y perspectivas do la socialdemocracia en el presente, a pocos meses de las

elecciones?

Convendría quizá comenzar haciendo un recuento de efectivos. Hay varios partidos que se declaran

abiertamente socialdemócratas: El PSDE de Antonio García López, el PSOE (histórico), la Federación,

Social Demócrata (capitaneada ahora por José Ramón Lasuén) y Reforma Social Española (de Cantarero

del Castillo). Es posible que haya otros grupos socialdemócratas que a mí se me escapen.

Las siglas son tantas que uno se pierde y las omisiones, si las hay, son debidas a ignorancia y no a

voluntad de desvalorizar a nadie. Quiza me equivoque, pero de estos cuatro partidos me parece el más

importante Reforma Social Española, de Manuel Cantarero. Reforma Social está compuesta, en parte (no

totalmente), por antiguos falangistas y se constituyó como asociación en la época de Arias, lo que

produce "rechazo" en bastante gente. Pero, en otros, eso mismo produce simpatías (y no sólo entre

antiguos falangistas que se sienten ahora socialdemócratas.

Por otra parte, RSE ha llegado a constituirse en partido bastante importante. De las 25.000 firmas

reclutadas muchas serán de relleno, cabe suponerlo, pero bastantes, también cabe suponerlo, serán

militantes activos, con conexiones en muchas provincias y pueblos. Pienso que, si consigue dinero

(asunto problemático para todos los partidos socialdemócratas). RSE puede ser una máquina electoral

bastante importante. Tiene en su favor, por otra parte, eí liderazgo de Cantarero, al que algunos le

reprochan su pasado falangista, pero en el que todas reconocen un hombre honesto, que ni antes ni ahora

"sacó" nada del régimen y un político inteligente.

Otros partidos minoritarios

Además de estos partidos hay los partidos minoritarios integrados en el Centro Democrático de los que no

voy a hablar porque mi proximidad a ellos me restaría, probablemente, objetividad) y algunos

socialdemócratas "perdidos" en los partidos socialistas. Y digo "perdidos" porque, aunque a menudo

oímos que esos partidos, especialmente el PSOE renovado, aspiran a tener un ala socialdemócrata, lo

cierto es que no la tienen y que en ellos los socialdemócratas no pasan de ser, en cuanto tales, un

elemento meramente decorativo.

Las elecciones están ahí y van a ser la gran piedra de toque. Se va a saber quien es quien ante el pueblo

español. Se van a deshinchar, probablemente, muchos globos artificialmente inflados por una prensa

ávida de noticias, cenas, pactos y reuniones. Para ir a las elecciones, la popularidad cuenta algo, desde

luego, pero no demasiado. Lo decisivo va a ser el número de militantes (candidatos, compromisarios,

etcétera) y el dinero de que se disponga. La cifra de 1.000, o al menos 500 millones, que se avanza es una

cifra muy seria y quien no la tenga, por triste que sea el decirlo, va a afrontar las elecciones en

condiciones muy desventajosas.

Aunque tengo gran simpatía por los partidos socialdemócratas y deseo sinceramente su éxito, dudo

bastante de sus posibilidades ante las próximas elecciones si se presentan aislados.

Aliarse, ¿con quién?

La opción anterior es respetable, pero no es, claro está, única. Cabe pensar que la socialdemocracia, no

teniendo aquí y ahora fuerza para ir sola a las elecciones, se integre en alguno de los grandes bloques que

se está constituyendo. No cabe duda de que, al hacer esto, se diluye un tanto, pero no es menos cierto que

quizá sea ése el mejor camino para llevar socialdemócratas a las Cortes.

Pero, ¿aliarse con quién? Se están constituyendo tres bloques bastante claramente definidos: Alianza

Popular, especie de franquismo renovado (no me gusta la expresión "franquismo continuista" y no la creo

justa. Pienso que Alianza Popular va a prestar un gran servicio al país introduciendo en la legalidad

democrática a los antiguos franquistas, que, de otro modo, se sentirían tentados por la

marginidad y la conspiración contra la democracia); Centro Democrático, que agrupa básicamente a

democristianos y también a algunos liberales y socialdemócratas, y lo que, a falta de un nombre aceptado,

llamaré "Bloque Marxista". Este último bloque, integrado por socialistas y comunistas, no se ha

constituido formalmente, pero parece probable que, cualesquiera que sean los pactos e integraciones,

socialistas y comunistas se apoyarán en las elecciones, formando una especie de frente común.

Descartando una integración en Alianza Popular, en la que nadie piensa, no le caben a la

socialdemocracia, si no quiere ir sola a las elecciones, más que dos caminos: integrarse en el Centro

Democrático o integrarse en el "Bloque Marxista". ¿En cuál de los dos?

Centro Democrático

Yo no veo a gentes como Lasuén (que ocupó puestos importantes con el franquismo), ni a Cantarero

(antiguo falangista) integrados en el "Bloque Marxista". Ellos, que son mis amigos, saben que no hay

ningún revanchismo en lo anterior, pues, aunque tuve serias dificultades por mi antifranquismo, pocos

hay menos revanchistas que yo. Pero creo que la fisonomía política, ante los demás y ante uno mismo, se

define por una extraña mezcla de lo que se ha sido y lo que se es actualmente y, teniendo esos dalos en

cuenta, no me parece fácil la integración de Cantarero ni de Lasuén en el "Bloque Marxista Y si me

apuran un poco, y pese a ¿su inequívoco pasado antifranquista, tampoco veo clara la integración de

García López o de Murillo en ese bloque.

Pienso que si la socialdemocracia quiere integrarse en algún bloque habrá de volver la vista al Centro

Democrático, donde están antiguos franquistas y otros que nunca lo hemos sido y donde hay un

componente ideológico claramente democrático occidental. Quizá me equivoque, pero, respetando todas

las opciones, veo las cosas así. Lo que sí me parece claro es, vayan solos a las elecciones o vayan aliados

con otros partidos, los socialdemócratas tienen que decirle pronto al pueblo lo quo van a hacer.

Luis G. San Miguel

 

< Volver