Sólo cuidando la calidad de los productos puede enfrentarse Canarias con la competencia agrícola de Levante  :   
 Manifestaciones del ministro de Comercio a los cultivadores e industriales tomateros en Las Palmas. 
 ABC.    20/02/1964.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. JUEVES 29 DE FEBRERO DE 1964. EDICIÓN DE 1A MAÑANA. PAG. 43.

SOLO CUIDANDO LA CALIDAD DE LOS PRODUCTOS PUEDE ENFRENTARSE CANARIAS

CON LA COMPETENCIA AGRÍCOLA DE LEVANTE

Manifestaciones del ministro de Comercio a los cultivadores e industriales tomateros en Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria 19. En San Agustín, en un moderno restaurante y servido por alumnos de la

Escuela de Hostelería, se celebró ayer un almuerzo ofrecido por el Sindicato Provincial de Frutos en

honor del ministro de Comercio. Con anterioridad al mismo, el señor Ullastres sostuvo una importante

reunión con los trabajadores, cosecheros y exportadores de tomates.

El presidente del Sindicato de Frutos y Productos Hortícolas ha hecho al ministro una amplia exposición

de las características más acusadas del problema agrícola, en particular el que se refiere al cultivo, empa-

quetado y exportación del tomate. Se trata —según fue informado el ministro—de una riqueza básica de

Canarias, pues dentro del concierto de exportaciones agrícolas representa el sesenta por ciento. De este

cultivo y del plátano viven millares de familias, con la particularidad de que muchos de los trabajadores

adscritos a los cultivos de tomates participan en el resultado de la cosecha y de la exportación. Le fue

hecha historia al ministro del tradicional cultivo hismatero, que arranca de hace sesenta años, y le fueron

expuestas una serie de problemas que pesan sobre el mismo y la preocupación de los cosecheros y

exportadores desde la aparición de los cultivos de Alicante, que significa una constante amenaza para los

cultivos típicos de Canarias.

El señor Ullastres señaló la preocupación de su Ministerio por los problemas de Canarias. Dijo que han

ido resolviéndose sobre la marcha algunos de los problemas que le han sido presentados, y que no es

posible una solución perfecta en estos momentos de transformación activa que estamos viviendo y que va

desde los transportes hasta los métodos de cultivo y empaquetado. Dijo el ministro que se había trabajado

para buscar solución objetiva para todos, y que después de haber visto cómo trabajan los canarios,

esperaba que esta solución les sea favorable.

Expuso cómo el problema planteado es de producción, por una parte, y de mercados, por otra. Añadió que

tratará de equilibrar y dar satisfacción tanto a la producción peninsular como a la canaria, pues es

indudable que las zonas de Alicante y Almería dedicadas al cultivo del tomate eran antes completamente

estériles y, al ponerlas en cultivo, se ha conseguido sacar de una gran pobreza a buen número de familias

campesinas. Ante este hecho evidente, no se les puede decir que marchen. Sería muy distinto si tuvieran

otra salida. El señor Ullastres añadió: "Lo que interesa a los cultivadores canarios es ir siempre por

delante de los demás cuidando la calidad del fruto, pues, indudablemente, de no tenerse en cuenta este

factor, Levante es una amenaza potencial por la calidad del terreno y la abundancia del agua. Por ello—

insisto—es fundamental el usar las técnicas más modernas en cada momento. Veo la solución en la

capacidad de las islas para situarse al día."

Se refirió después a la visita hecha a los invernaderos, pensando en que son una solución interesante, pero

añadió que la solución para los canarios está en concentrar más el sistema de trabajo y dedicar a este

cultivo menos terreno pero con frutos de mejor calidad. Se refirió seguidamente a la falta de capital de

muchos agricultores, y prometió que interesará del Ministerio de Agricultura que, de la forma que sea, se

vuelque aquí todo el dinero que haga falta, ya que las obras que aquí se realizan son de rápida

amortización.

Trató luego sobre el problema del transporte, y dijo que estaba dispuesto a estudiar cualquier solución al

problema tomatero, e insistió en que el factor calidad está jugando contra Canarias.

Después de mostrar su satisfacción por lo que había visto, se refirió a la necesidad de diversificar los

cultivos y a que el mercado del continente pueda, como debe, recibir cada vez más tomates. Finalmente,

el señor Ullastres anunció la próxima visita de los ministros de Agricultura y de Hacienda.—Cifra.

 

< Volver