La transformación en regadío de la tierra de campos costará seis mil millones de pesetas     
 
 ABC.    07/04/1960.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 28. 

MADRID JUEVES 7 DE ABRIL DE 1960 - EJEMPLAR 1,50 PESETAS

ABC DEPOSITO LEGAL - M. 13 – 1958

DIARIO ILUSTRADO AÑO QUINCUAGESIMO-TERCERO. NUM. 16.870 76 PAGINAS

«LA TRANSFORMACIÓN EN REGADÍO DE LA TIERRA DE CAMPOS COSTARA SEIS MIL

MILLONES DE PESETAS»

"ENCONTRAREMOS LOS MEDIOS PARA DISPONER DE ESA CANTIDAD EN UN PLAZO

NO MAYOR DE DIEZ AÑOS"

«EL PROBLEMA DE LA SUCESIÓN NO NOS ABRUMA PORQUE SABEMOS QUE ESTA

EXACTAMENTE PLANTEADO»

"Nada de lo conseguido ha de perderse ni dejará de ejecutarse nada de lo que aún tenemos que realizar"

DISCURSO DEL MINISTRO DE OBRAS PUBLICAS, SR. VIGON, AL CONSTITUIRSE EN

PALENCIA EL CONSEJO SINDICAL INTERPROVINCIAL

Palencia 6. Cerca de diez mil labradores de las cuatro provincias de Tierra de Campos se concentraron

esta mañana en Palencia, capital de la comarca y sede del Consejo Sindical Interprovincial de Tierra de

Campos, que se ha constituido bajo la presidencia del ministro de Obras Públicas, D. Jorge Vigón. Este

Consejo tendrá como fin específico desarrollar los trabajos encaminados a transformar en regadío los

cultivos de secano de esta importante comarca que ofrece enormes posibilidades agrícolas.

La ciudad estaba profusamente engalanada con banderas nacionales. Hacia las once menos cuarto

comenzó la afluencia de labradores ante el gran teatro-cine Ortega, en el que sólo pudieron tener cabida

una mínima parte de la gran concentración de agricultores. Varios miles más se estacionaron en las calles

inmediatas de Colón y Becerro de Bengoa, donde se habían instalado altavoces desde los que pudieron

seguir los discursos de los oradores.

A las doce menos diez hizo su entrada en la capital la caravana de coches oficiales en los que llegaron el

ministro de Obras Públicas, D. Jorge Vigón; capitán general de la VI Región, D. Carlos Marín; secretario

general de Sindicatos y presidente del Consejo de Tierra de Campos, D. José María Martínez Sánchez

Arjona, que ostentaba la representación del ministro secretario, don José Solís directores generales de

Agricultura, Trabjo y del Servicio de Concentración Parcelaria: gobernadores civiles de Valladolid, León,

Zamora y Palencia, que comprende la comarca de Tierra de Campos; delegados provinciales sindicales

de las cuatro provincias y otras personalidades.

A la llegada del ministro y autoridades se desbordo el entusiasmo de los miles de labradores

concentrados, que portaban pancartas con salutaciones y frases alusivas al problema de los riegos de

Tierra de Campos.

EL CONSEJO SINDICAL DE TIERRA DE CAMPOS

En el escenario del teatro-cine tomaron asiento, con el Sr. Vigón, las autoridades que le acompañan en

este viaje y en seguida se procedió a la constitución del Consejo Sindical de la Tierra de Campos, en el

que están representadas las cuatro provincias interesadas.

En primer lugar pronunció unas palabras el gobernador civil de Palencia, D. Víctor Fragoso del Toro,

quien hizo historia de las laboriosas tareas desarrolladas por los Sindicatos palentinos, que plasmaron en

el II Consejo Económico Sindical de Palencia, la vieja aspiración del plan de regadío de Tierra de

Campos, "Se trata—dijo—de una auténtica región natural de 450.000 hectáreas de tierra excelente, de las

cuales 205.000 corresponden a la provincia de Palencia, 156.000 a la de Valladolid, 77.000 a la de

Zamora y 12.000 a la de León. Encierra en su contorno cerca de 200 pueblos. Siglos de abandono fueron

empujando a esta comarca hasta una gran decadencia. El Consejo Económico Sindical, celebrado en la

pasada primavera, plasmó una ponencia en la que se solicitaba la transformación en regadío de la Tierra

de Campos. Estas aspiraciones fueron transmitidas al Caudillo, que acogió con interés y cariño el mensaje

ilusionado de estos hombres y estas tierras. Terminó expresando su convencimiento de que trabajando

unidos los técnicos y los representante de las cuatro provincias interesadas, no está lejano el día en que

esta transformación sea un hecho.

Luego intervino D. Mariano Rojas, vicesecretario nacional de Ordenación Económica.

patrimonio del verdadero valor, estos hombres,que han estudiado hasta agotarlos. Vuestros problemas,

han enumerado las obras tras de las viejas realizaciones, que ya son historia, han llevado a cabo sobre esta

realidad de la tierra viva de hoy: tramos de canal en el de Castilla, o en el de Pisuerga, el Canal de Macías

Picavea, las acequias de Palencia y de la Retención, la desecación de la laguna de La Nava, tres pantanos

construidos, y dos en construcción avanzada, y no pocas obras menores que muchos de vosotros conocéis

mejor que yo. Y frente al porvenir han desplegado el programa de un quehacer esperanzador. Pero estos

hombres han trabajado además con el espíritu abierto a la idea de integración de que Solís hablaba.

"PLAN DE LAS TIERRAS DE ESPAÑA"

Deliberadamente yo no he querido utilizar una expresión que se que os es grata, Hubiera podido deciros

que el "Plan de Tierra de Campos" está en marcha. No hubiera sido inexacto, al fin y al cabo, porque son

muchas las obras de el lleva-das a. término y en construcción; pero hubiera sido cierto sobre todo, porque

el que está en marcha es el "plan de las tierras de España".

Personalmente preferiría no hablar de planes parciales. Lo natural es que el Gobierno establezca dentro

del Plan General de Obras Hidráulicas, puesto al día, y ordenado debidamente, el turno de los grandes

empeños que hayan de ser realizados sin interrupción una vez que se hayan acometido, y la atención que

deba prestarse a aquellas otras obras de menor volumen y de menor ámbito social o económico.

Pero sin rótulos, que en realidad no pueden crear un compromiso que las posibilidades de cada momento

pueden llegar a hacer inviable y que en cualquier caso, suscita en los que se creen desfavorecidos más

emulaciones para pedir que estímulos para crear.

Estos nombres, como os digo, no han limitado el ámbito de su estudio y previsión a este "Tierra de

Campos". Aparte de las 105.000-130.000 hectáreas de ella, hay previstas otras 39.000 en el Carrión;

30.000 en el Esla; 40.000 que se regarán del Pantano del Porma; 60.000 en el Orbigo y 40.800 en el

Tera.Total, unas 300.000 hectáreas en las provincias de Palencia, León, Zamora y Valladolid.

Si ahora os añado que un plan de esta magnitud y de tamañas ambiciones represente una inversión muy

próxima a los 6.000.000.000 de pesetas, quizá os sintáis tentados a pensar que esto es soñar y que hablar

de ello es una triste ocupación para una mañana de abril que está pidiendo realidades.Pues bien, yo os

aconsejaría que no os dejárais guiar de la desesperanza; y si a fuerza de hombres de campo estáis

habituados a pisar en la tierra, yo os digo que no sirvo para sentar los pies en las nubes. No creo que nos

esté negada la coyuntura para realizar estos proyectos. Con o sin auxilio ajeno, con la ayuda de Dios,

encontraremos los medios para disponer en un plazo no mayor de diez años de esos seis mil millones de

pesetas.

No sé cuando. Sé que entre tanto no descansaremos un instante; que hemos de hacer, cuando menos, tanto

como podamos; y pienso que si la ocasión llegara— que no llegará—haríamos como ya hemos hecho

alguna vez más de lo que creíamos poder. Tenemos fe; ignoramos a los fantasmas que en vano agitan en

torno sudarios de guardarropía. Tenemos fe; y un porvenir de esperanza está abierto ante nosotros.

Dios hará, porque se lo pedimos todos los españoles por amor a España y por gratitud al Caudillo, que se

dilate tanto como deseamos, el plazo de la sucesión. Pero ni este temor nos angustia hasta paralizarnos, ni

el problema nos abruma, porque sabemos que está exactamente planteado. Ni un proyecto ni una ilusión

quedarán truncados. Habéis oído ya hace pocos días que está asegurada la continuidad del Movimiento

Nacional.

Y el Movimiento Nacional no es un repertorio de figuras retóricas; es la sujeción a unos Principios: es ya

un acervo sorprendente de realizaciones; y porque es la fe en la España eterna y en nosotros mismos, es

también la absoluta seguridad de que ni nada de lo conseguido ha de perderse, ni dejará de ejecutarse

nada de lo que aún tenemos que realizar." Grandes aplausos subrayaron las palabras del ministro —Cifra.

EL SR. VIGON EMPRENDE EL REGRESO A MADRID

Palencia 6. Concluidos los actos de constitución del Consejo Económico Sindical de Tierra de Campos, el

ministro de Obras Públicas, Sr. Vigón. acompañado de las autoridades, se trasladó al inmediato pueblo de

Autilla del Pino, desde cuya atalaya se divisa el panorama de la Tierra de Campos. Luego regresó a

Palencia para asistir a un banquete, en el que participaron también las representaciones de las provincias

hermanadas en este Plan.

Al finalizar el ágape, el ministro, y su séquito regresaron a Madrid por carretera, y fueron acompañados

hasta el límite de la provincia por el gobernador civil, señor Fragoso del Toro.—Cifra.

 

< Volver