Vida Política. 
 La ponencia ha suprimido la ventanilla para las asociaciones sindicales  :   
 or segunda vez, el señor Madrid del Cacho pidió, por esa razón, volver altexto del Gobierno que la establecía. 
 ABC.    19/01/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

ABC. MIÉRCOLES 19 DE ENERO DE 1977. PAG. 11.

VIDA POLÍTICA

LA PONENCIA HA SUPRIMIDO LA «VENTANILLA» PARA LAS ASOCIACIONES SINDICALES

Por segunda vez, el señor Madrid del Cacho pidió, por esa razón, volver al texto del Gobierno que la

establecía

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes, Herminio Pérez Fernández.) Al cabo de dos horas largas de

debate, la Comisión de Leyes Fundamentales aprobó ayer, bajo 1» presidencia de don Gregorio López

Brabo. el artículo segundo del proyecto de ley que regula el derecho de asociación sindical. Dirá así:

El TEXTO APROBADO

Articulo 2", 1. Los trabajadores y los empresarios tendrán derecho a afiliarse a las referidas asociaciones

(referidas en el artículo 1°) con la sola condición de observar los Estatutos de las mismas.

2. Los trabajadores y los empresarios gozarán de protección legal contra todo acto de discriminación

tendente a menoscabar la libertad sindical en relación con su empleo o función.

LA TESIS DEL SEÑOR ESPERABE.—

En opinión de don Jesús Esperabe, este artículo debió pasar fácilmente, sin debate. «Si un texto tan

sencillo ha requerido mas de dos horas,—dijo—, ¡vamos a tener ley para rato!» Luego estuvo rotundo:

´Para qué se trae aquí esta ley? Para que la «C. N. S.» sea sustituida por las tradicionales centrales

«Indícales, como «C. N. T.». «U. G. T.», «U. S. O.», etc." (Fuertes rumores.) "Para que salgan de las

catacumbas donde están y para que sus líderes no tengan que ir a la cárcel en cuanto se mueven y los

empresarios encontremos con quién discutir."

Esta intervención originaría luego réplicas con ardorosas defensas del sindicalismo actual y de sus logros,

especialmente del señor Martínez de Salinas y Biader.

En torno al texto del artículo 2.° hubo muchas peticiones, pero la Ponencia, muy bien representada por el

señor Pita da Veiga, rio aceptó ninguna, por considerar que no encajaban dentro del ámbito de esta ley

que, únicamente, regula el derecho de asociación sindical. No se modificó nada y el artículo fue aprobado

con 24 votos a favor, ninguno en contra y cuatro abstenciones.

DUDAS Y NOSTALGIAS DEL SEÑOR MADRID DEL CACHO

El señor Madrid del Cacho tuvo ayer dos intervenciones destacadas, en la primera expresó sus dudas

respecto a la aprobación del artículo 1.°. «Considero —dijo— que el texto aprobado para el número 1 del

artículo 1.° de este díctamen, por el que se acogió mi voto particular, no es válido. Según el artículo 56

del Reglamento, se requerirá, para aprobar algún precepto, la mayoría simple de votos presentes. Pues

bien, mi voto particular, que hacía volver al texto del Gobierno, obtuvo 18 votos favorables, frente a 14

en contra y cuatro abstenciones, es decir, que de 36 votos emitidos sólo obtuve 18, y hacían falta 19...»

En la segunda intervención, refiriéndose ya al texto del artículo 3º aseguró que tenía nostalgia,

«saudade:», del texto que el Gobierno elaboró para este artículo y pidió al presidente que se vote la yjielta

a ese texto original. «La Ponencia —dijo— ha liberalizado excesivamente el asunto. Hemos estado

cuarenta años Inmersos en una autocracia y ahora pasamos a un auténtico libertinaje. Esto es nomo pasar

de las tinieblas a la luz, sin transición. No podemos conceder a las asociaciones sindicales más privilegios

aue & las políticas.

Si las asociaciones sindicales no se registran, ¿cómo sabrá nadie qué existen?»

Q LA SUPRESIÓN DE LA VENTANILLA

¿Por qué se preocupaba así el señor Madrid del Cacho, como lo hicieron también los señores Peris

Gimeno y Lamo de Espinosa, entre otros?

Porque el texto del Gobierno establecía el depósito de los estatutos de las asociaciones sindicales, que

nazcan al amparo de esta ley, en un Registro de entidades sindicales. La Ponencia ha suprimido ese

trámite, es decir, ha eliminado la «ventanilla», que tantas suspicacias levantó en el caso de las

asociaciones políticas.

La Ponencia justifica su decisión, diciendo: «Ha sido suprimido el trámite de inscripción registra! como

necesario para que la asociación profesional adquiera personalidad jurídica y capacidad de obrar, porque

tal inscripción podría ser asimilada a una exigencia de autorización administrativa previa. La autorización

administrativa para el ejercicio de un derecho público subjetivo, como el de asociación sindical,

supondría desvirtuar ese derecho y. por tanto, contradecir el principio de libertad, reconocido en el

artículo 1." del proyecto. De acuerdo con ello se instrumenta un procedimiento declarativo del acto de

constitución y de los estatutos de las asociaciones profesionales.»

Entre esos dos extremos —supresión del Registro por la Ponencia y vuelta al texto del Gobierno y, por

tanto, a la «ventanilla», en opinión de algunos enmendantes— se movió el debate en torno al artículo 3º.

APROBADO EL ARTICULO TERCERO

Tras dos horas y veinte minutos de debate, la Comisión de Leyes Fundamentales de las Cortes Españolas

aprobó anoche el artículo 3. del proyecto de ley de Regulación del Derecho de Asociación Sindical, por

15 votos a favor, ninguno en contra y tres abstenciones, según Europa Press.

La Comisión aprobó el texto de la Ponencia tras cambiar la palabra «organizaciones» por la de

«asociaciones» y «treinta días» por «veinte días».

Desestimado él recurso de contrafuero contra la ley de Reforma Política

A las dos y quince de la tarde de ayer terminó la reunión de la Comisión Permanente del Consejo

Nacional, que examinaba el escrito de contrafuero contra la ley de Reforma Política. Al término de la

sesión fue facultada una nota Informativa, en la que se dice que «por unanimidad no ha lugar a la

Interposición de recurso de contrafuero solicitado en su escrito de petición por don Jaime Montero y

García de Valdivia, así como por don Benedicto Martín Amores y 37 señores más, contra el real decreto

2.635/76, de 24 de noviembre, por el que se sometió a referéndum de la nación la Ley Fundamental de

Reforma Política».

«Asimismo —continúa la nota— se acordó no admitir a trámite el escrito del señor Montero y García de

Valdivia en solicitud de Interposición de recurso de contrafuero contra la ley para la Reforma Política

aprobada en referéndum, en aplicación del apartado 3 del artículo 3.° de la vigente ley reguladora del

Recurso de Contrafuero.»

 

< Volver