Discurso del Ministro de Hacienda     
 
 Ya.    30/12/1976.  Página: 11-13. Páginas: 3. Párrafos: 52. 

DISCURSO DEL MINISTRO DE HACIENDA

"Poca« veces un Gobierno y una sociedad han debido enfrentarse a tina situación económica tan compleja

como la que viene atravesando nuestro país. En consecuencia, el Gobierno no ha considerado, ni

considera, que la adopción de decisiones en materia económica sea una cuestión aplazable o relegable

pava cualquier ocasión política futura, próxima o remota", dijo el ministro de Hacienda, don Eduardo

Carriles Galarraga, en la presentación al pleno de las Cortes Españolas de ios proyectos de ley general de

presupuestos del Estado para 1977 y de la Jey general presupuestaria.

"Es verdad—continuó eJ ministro—que en .nuestro país la crisis económica mundial ha venido a

coincidir con un período de transformación política., y >3´Je esta circunstancia imprime a la crisis eco-

nómica española caracteres y notas específicas. Pero la naturaleza de nuestros problemas económicos, en

los que a las dificultades coyunturales se suman defectos estructurales acumulados de antiguo, ha exigido

y exige que ei Gobierna, que ha de pilotar la transición política, dedicara y dedique también a la

economía, una atención prioritaria, constante y síng-ulg.rísimá. Por su parte, los españoles, conscientes de

la necesidad de llevar a puerto, .en paz y en orden, el tránsito político, en cuyo favor se han pronunciado

masivamente hace sólo unas semanas, han de tomar y mantener plena conciencia de que nuestra

economía pide también una respuesta solidaria y responsable por parte de todos."

BALANCE DE 1976: CRECIMIENTO DEL 2 POK 100

Se refirió seguidamente el señor Carriles a los efectos de la crisis económica iniciada en el último

trimestre de 1973, que ha venido padeciendo nuestro país a lo largo del año que finaliza, >´. señaló como

problemas básicos de la economía española actual la inflación, el desempleo, el déficit exterior y la atonía

•inversora;. A la luz de estos problemas hay que jungar ei balance de 1976. Manifestó el ministro qué a lo

largo de* este año el crecimiento de la demanda global habrá aumentado, según se estima, en un 2 po.r

100; la oferta en el sector agrario se habrá incrementado en un 1,5 por 100; en el sector industrial, en un

2,3, y en el sector terciario, en un 2 por 100.

Por todo ello, se calcula que el crecimiento del producto nacional bruto para 1976 se situará alrededor del

8 por 100, es decir, claramente superior al 0,8 por 100 de 1975. Este bajo nivel de actividad se refleja en

el índice de pa.ro, qu« supera el 4 por 100. Por otro lado, las rentas salariales, que se han incrementado en

una media de casi un 30 por 100 por hora trabajada, .se han visto desfavorablemente afectadas por el ín-

dice del coste de la vida, que alcanzar» el 20 por 100 de incremento al final de año. Por !o que respecta a

la balanza comercial, cabe señalar que su déficit será considerable, aunque algo menor que en 1975, y se

acercará a los 4.000 millones de dólares".

NI ESTABILIZACIÓN DRÁSTICA NI REACTIVACIÓN A ULTRANZA

Pasó seguidamente el ministro de Hacienda a analizar el contenido de las medidas adoptadas a Jo largo

del año para combatir los problemas ´que tiene planteados nuestra economía. "Tras la devaluación de la.

peseta en el mes de febrero—dijo—, e] grado as deterioro alcanzado por la situación económica colocó al

Gobierno ante una opción, cuyas alternativas extremas pueden resumirse su una estabilización drástica o

una reactivación a ultranza."

En cuanto a la estabilización, manifestó si señor Carriles qtie el Gobierno la consideraba inviabie. al

menos en la versión de 1959 y 1967; ya que la economía del país tiene una capacidad potencial de

desarrollo" y un: nivel de bienestar superiores a los de-tales años, y porque´, además, unas medidlas

estabtlizadoras comportan siempre un acusado incremento del desempleo y una caída de la actividad

inversora.

Por otro lado, "una devaluación de la peseta no habría solucionado el problema de nuestro sector exterior,

extremadamente rígido respecto a las importaciones y poco elástico respecto a las exportaciones, con, los

consiguientes efectos complementarios sobre . el aumento del paro y de los precios".

"La alternativa de. fuerte expansión—prosiguió el .ministro— presentaba y pres e n t a inconvenientes

distintos, pero no menores. La expansión sustancial de las disponibilidades líquidas, el reforzamiento de

las inversiones publicas por encima y más alia de nuestra capacidad real, generando fuertes déficits

presupuestarios y -. agravando el endudamiento. exterior, aceleraría sin duda el proceso inflacionista.

Entré la disyuntiva de la estabilización drástica y la reactivación a ultranza, el Gobierno entendió y

entiende que un análisis objetivó y riguroso de la naturaleza y prioridad de los problemas económicos de

nuestros país requiere agotar todas las posibilidades de reactivación que sean .compatibles con la

paulatina moderación del crecimiento de los precios y Una" evolución más ordenada de las rentas."

.

"Una política semejante implica tres criterios básicos:

El ministro de Hacienda anuncia en fas Cortes que el Gobierno expondrá nuevas medidas en los distintos

órdenes de gestión económica

En materia financiera se estimulará el ahorro mediante una retribución más adecuada y será saneada la

gestión de entes públicos con control estricto de su eficacia y coste @ El reforzamiento del sector público

se conseguirá por reformas fiscales sucesivas @ Drástico apoyo financiero, fiscal y administrativo a las

actividades exportadoras •´• El Gobierno, que ha asumido la responsabilidad de la transición política, ha

aceptado también el deber de la recuperación gradual dé nuestra economía

1- El de cambia estructural, dirígido hacia un saneamiento progresivo de la economía que haga posible

una transformación, no por paulatina menos profunda, de la estructura socio-económica española.

2.- Un criterio social, en cuya virtud la carga de la crisis debe eer soportada en mayor medida por quien

más percibe.

3. Un criterio económico, que trata de combinar el objetivo de moderar el alza de precios con el de la

reactivación económica y el máximo aprovechamiento posible de nuestros recursos potenciales.

Una opción de este género— señaló el ministro—implica reconocer y aceptar que nuestra dificultad

económica no tiene solución de la noche a la mañana y que nos espera a todos un período, ni corto ni

cómoco, dé moderación económica por el que es necesario que transitemos tomando cada uno de la parte

que en justicia le corresponda."

MEDIDAS ECONÓMICAS ADOPTADAS DESDE AGOSTÓ

Enumeró después el señor Carriles el conjunto de medidas y_ actuaciones de política económica adop-

tadas y desarrolladas por el Gobierno en. 1976:

Por lo que se refiere a las tensiones de precios, las primeras medidas son del mes de agosto, co´n la

autorización al Gobierno de utilizar un crédito de hasta 24.000 millones de pesetas, destinado, entre otros

fines, a primar artículos de primera necesidad. En el mes de octubre se somete a control, hasta el 30 de

junio de 1977, una serie de productos .básicos, a la vez que se revisa la lista de bienes y servicios sujetos

ai régimen de precios autorizados o de vigilancia especial.

En materia de rentas salariales, y hasta el 30 de junio de 1977, se ajusta .indicativamente el incremento de

las rentas salariales a un conjunto de tramos, á la vez que ´ ee limitan sensiblemente y de forma

discriminada en relación con las rentas salariales, las posibilidades de aumento de las no salariales, como

dividendos, participaciones en beneficios, arrendamientos urbanos y márgenes comerciales.

Con relación al desempleo, recordó el ministro la concesión de beneficios fiscales a la creación de

industrias en lugares de elevado nivel de paro, las disposiciones sobre inversión en vivienda social, la

modificación de bases de cotización ´ y !el perfeccionamiento de la acción protectora por desempleo, las

normas sobre política laboral, .contratación ´con carácter eventual de personas en situación de desempleo

y el camino abierto para una nueva prórroga del seguro de desempleo hasta el 30 de junio de 1977.

Respecto a la balanza de pagos, producida la devaluación de febrero, sé adoptan medidas para reducir el

desequilibrio exterior. Tales so:n las referentes al perfeccionamiento de la reserva para inversiones de

exportación y al recargo transitorio del 20 por 100 sobre los derechos de importación de normal

aplicación del arancel de Aduanas hasta el 11 de abril de 197.7.

Al hablar de la atonía inversora, el ministro hizo referencia a tres disposiciones específicas, que son el

apoyo a la inversión en bienes de activo fijo de fabricación nacional y otras situadas en zonas de

preferente localización industrial, industrial-agraria, polígonos industriales, polos de promoción y

desarrollo y áreas de expansión industrial y determinados sectores prioritarios; rel incentivo a la inversión

en vivienda, a fin de reactivar el sector de la construcción y crear puestos de trabajo, y la regulación

protectora de la inversión en Bolsa. Especial relieve adquieren, dentro de las medidas generales, las

normas de neto carácter fiscal, tendentes a fomentar la inversión productiva.

Reducción de ios déficit previstos

En el ámbito histórico de la es-, tricta competencia del Ministerio de Hacienda, el ministro resaltó la

drástica reducción de los déficit presupuestario y del sector público, los cuales, según la previsión

publicada a principios del veranó, podrían alcanzar los 90.000 y los 180.000 millones, respectivamente, y

que al momento de cerrar el ejercicio presupuestario van a quedar reducidos a 20.000 y 100.000 millones,

respectivamente. E.sta operación del Gobierno ha cortado de raíz la dramática amenaza de pérdida de

control de las magnitudes monetarias que se cernía sobre la economía española, y en el aspecto

recaudatorio ha exigido pasar de unos ingresos presupuestados de 785.000 millones de pesetas a unos

ingresos reales de 40.000 millones más, procedentes en su mayor parte de un reforzamiento de la gestión

de la Hacienda.

Como consecuencia de esta reducción de déficit, el señor Carriles anunció para finales dé esté año que la

tasa de crecimiento de las disponibilidades líquidas habrá aumentado en torno al 19 por 100, mientras que

el crédito al sector privado lo habrá hecho alrededor del 22 por 100, frente al 24 por 100 de 1975. Estas

cifras—añadió—ponen de manifiesto la trascendencia económica de la gestión financiera realizada y deja

sin fundamento serio a cualquier imputación de inflacionista que pueda hacerse respecto a la política

monetaria practicada durante 1976.

Proyectos de actuación en el campo financiero

A continuación, el señor Carriles anunció que el Gobierno expondrá próximamente, por su cauce ade-

cuado, las medidas que en los distintos órdenes de la gestión eco-nómica ha estimado necesario adoptar

en la línea de política económica que mantiene. ,

Por lo que se refiere a las decisiones y - actuaciones en el campo financiero, señaló los Siguientes puntos:

• El aumento de la inversión, haciéndose cargo el sector público de las insuficiencias que presenten

las decisiones inversoras privadas.

• El fomento de la inversión privada mediante la puesta a su disposición de recursos financieros en

volumen y- condiciones adecuadas a la importancia de la función económica y social que se le atribuye.

• La recurrencia preferente a los recursos internos y complementarios a la financiación exterior como

fuente -de financiación de las -inversiones públicas y de interés prioritario.

• El reforzamiento de los ingresos públicos mediante unas reformas fiscales sucesivas y una mejora

progresiva de la eficacia y la capacidad de gestión de- la administración financiera.

9 El saneamiento progresivo de la gestión de los entes públicos, con un control estricto de su eficacia y de

sus costes, con el máximo recorte de los dispendios Injustificados y de sois déficit. © El reforzamiento de

los estímulos al ahorro privado mediante una retribución más adecuada del mismo.

• La atenuación de los desequilibrios de la balanza exterior, acompañando a la política de sustitución de

importaciones con un drástico apoyo financiero, fiscal y administrativo a las actividades exportadoras.

Se refirió después el señor Carriles a la regulación de nuestro sistema financiero, que presenta en la

actualidad—dijo—aspectos contradictorios: de un lado, un exceso de intervención y multiplicidad de

relaciones concretas,´ y de otro, grandes vacíos legales. En otros campos, en cambio, la regulación es

quizá excesivamente minuciosa y no permite al sistema financiero poner en juego todas sus virtualidades.

La actualización de nuestro sistema financiero no puede hacerse mediante regulaciones independientes,

autónomas y aisladas, sino que hay que ir al establecimiento de un marco legal, acorde con las

necesidades de hoy, que permita a todos los intermediarios financieros con competencia e imaginación

servir de la mejor manera a la demanda de financiación de nuestra economía.

REVISIÓN DEL CRÉDITO OFICIAL

Habló después el señor Carriles del crédito oficial, "uno de los principales instrumentos financieros en

manos del Gobierno para la distribución de los recursos de acuerdo con lo que en cada momento se

considera necesidad prioritaria"

.

A la hora ó!e revisar algunos aspectos del crédito oficial, el primer problema es el de su relación con las

condiciones del mercado No se puede considerar al crédito oficial como un privilegio al que todos

quisieran tener acceso; ya que se desvirtuaría uno de sus fundamentos, que es no proporcionar

financiación a bajo coste, sino facilitar financiación suficiente a sectores que, siendo prioritarios,

encuentran dificultades de financiación por otros canales. Otro problema radica en el mantenimiento de

las cifras del crédito oficial bajo un riguroso control que evité su crecimiento desmesurado por una parte y

que haga, por otra, viable su financiación sin producir distorsiones. Un tercer aspecto que viene de-

terminado, en gran parte, por los dos anteriores, es la necesidad de mayor atención a las pequeñas y

medianas empresas, que no siempre han encontrado las posibilidades de financiación que lógicamente

podrían esperar, siendo como son las que emplean un mayor porcentaje de mano de obra.

Urgencia de la reforma fiscal

El ministro de Hacienda habló de la necesidad . de que nuestro sistema fiscal responda más plenamente al

principio de capacidad tributaria y de que el sector público disponga de la capacidad de obtención de

recursos que corresponden a un Estado moderno. En función de estas necesidades; el ministro señaló la

urgencia de disponer de un sistema fiscal más capaz, ágil, justo y flexible que el actual.

Pese a todo—dijo el ministro—, toda reforma fiscal exige, si se actúa con un mínimo de realismo y

honestidad política, disponer de los medios que aseguren su aplicación efectiva: una Administración

tributaria capaz de exigir, obtener y comprobar el riguroso cumplimiento de las obligaciones fiscales;

unas normas de disciplina contable y registral que hagan posible esa exigencia.

En este campo, el Ministerio de Hacienda ha dado ya pasos muy´ importantes: la creación, en agosto

último, del Cuerpo Especial de Gestión de la Hacienda Pública; la creación, en el mismo mes, del

Instituto de Planificación Contable; el desarrollo del Plan Informático, con la implantación experimental,

en noviembre pasado, del banco de datos para la inspección tributaria y los cinco ordenadores regionales,

puestos ya en funcionamiento en 1976, a los que se añaden otros dos que entrarán en servicio en las

primeras semanas de 1977.

UN PRESUPUESTO EQUILIBRADO

Entró después el señor Carriles en las características del proyecto de presupuestos generales del Estado

sometido a la aprobación de las Cortes y señaló las. cuatro notas que configuran su imagen:

• Una expansión moderada, en términos reales, del volumen del presupuesto.

• Un presupuesto equilibrado, a fin de evitar efectos adversos sobre los objetivos de la política mo-

netaria.

• Una importante contención en la evolución del gasto consuntivo, lo que permite liberar recursos

para la formación de capital por parte del sector público.

• Un aumento en términos absolutos y relativos del volumen de recursos asignados a actividades

sociales y comunitarias.

El volumen total de gastos que contempla el proyecto de presupuestos para 1977 asciende « 967.250

millones de pesetas, lo que supone un 19,4 por 100 de incremento respecto al presupuesto de 1976. "Una

financiación ortodoxa del gasto público—señaló el ministro—aparece como una primera exigencia de la

actual coyuntura económica. Se prevé que los ingresos corrientes, con un crecimiento próximo al 23 por

100 sobre la previsión del ejercicio anterior, permitan financiar el 99,73 por 100 del gasto presupuestario

programado. Por otra parte, son los ingresos impositivos, y dentro de ellos los impuestos directos, los qué

ven aumentadas su participación respecto a las cifras del ejercicio anterior."

Como nota destacada de la reorientación de los gastos estatales para 1977, el ministro señaló la clara

tendencia a favorecer los gastos de inversión en razón de

sil mayor efecto multiplicador, y el aumento del 19,4 por 100 del conjunto de los gastos estatales va a

distribuirse de modo que los gastos corrientes crezcan en 1977 en una tasa próxima al 17,5 por 100.

LA LEY GENERAL PRESUPUESTARIA

Por último, se refirió el ministro al proyecto de ley general presupuestaria, expuesto en las Cortes por el

señor Herrero Fontana. Proyecto—dijo—que es fruto de una minuciosa preparación técnica que ha

durado cuatro años. Los principios que inspiran el nuevo derecho presupuestario—señaló el ministro—

vienen a reforzar 1 a s competencias parlamentarias en el tema, ya que. en lo sucesivo serán las Cortes

quienes conocerán y aprobarán, en su caso, no sólo los presupuestos -generales ,del Estado (que ya lo

hacen), sino también los presupuestos de los organismos autónomos .de carácter administrativo, que

quedarán integrados en aquéllos. Asimismo, y en virtud del principio de universalidad presupuestaria, el

sector público quedará sometido, de forma integrada o no, al conocimiento y aprobación de las Cortes.

Terminó el ministro su discurso con una llamada al rigor y al realismo frente a la difícil hora económica

dé España. "Este sentido profundo y responsable de nuestras auténticas obligaciones en esta hora—dijo—

exige de nosotros no ´dejarnos tentar por apremios de protagonismo personal, por pronósticos

catastróficos, por dogmatismos candorosos o por Improvisaciones que nada valen y nada positivo

significan cuando se trata dé abordar las realidades.

El Gobierno, que ha asumido la responsabilidad de conducirla transición política, ha a c e p tado también

el deber de posibilitar la recuperación gradual y progresiva de nuestra economía. Tenemos la firme

convicción de que esta tarea está al alcance de los españoles y podemos llevarla a cabo entre nosotros."

Concluido el discurso del ministro de Hacienda, que defendió ambas leyes, la General Presupuestaria y la

de Presupuestos, fueron sometidas a votación, con los siguientes resultados: la ley General Presupuestaria

fue aprobada con sólo tres abstenciones, entre ellas las de los señores Exker y Zamanillo, y la ley de Pre-

supuestos del Estado para 1977 fue aprobada con cinco votos en contra y tres abstenciones. De entre los

votos en contra destacan loa enmendantes de la totalidad, señores Escudero y Esperabé, qus fueron

derrotados en la Comisión. Tanto las palabras del ministro como la aprobación de la ley apenas si

registraron unos tibios aplausos en la Cámara. Después de esta votación,- el - presidente otorgó quince

minutas de descanso.

Aumento de las pensiones a funcionarios

El señor Pedrosa Latas defendió el dictamen de la Comisión de Hacienda sobre el proyecto *e ley de

derechos pasivos del personal militar de las escasas no profe- ´ sionales de los Ejércitos de Tierra, Mar y

Aire.

Se refirió a la necesidad de au-> mentar la cuantía de lag pensiones de -los funcionarios, tanto civiles

como militares, así como de la Seguridad Social, y dijo que la legión de pensionistas dei Estado -y de la

Administración local_ entre civiles, jubilados, militares, retirados, viudas, huérfanos y padres desvalidos

se está aproximando al medio millón de personas y muchas de ellas sé encuentran en la mayor indigencia.

Pidió que la base reguladora dielas pensiones coincida con la integridad de los haberes en activo.

Seguidamente ige puso,a votación esta ley, "que fue aprobada por unanimidad.

Incremento de pensiones extraordinarias

Don Francisco Abella Martín Intervino en defensa del proyecto de ley de modificación del porcentaje de

las pensiones extraordinarias causadas por funcionarios civiles y militares inutilizados o fallecidos en acto

de servicio. Este proyecto establece que. dichas pensiones sean del 200 por 100 de su base reguladora

para los casos Je jubilación, retiro y pensiones Je viudedad y en favor de los padres. La misma cuantía se

esta-Mece para las pensiones de orfandad, si bien con la limitación de jue el beneficiario tenga menos Je

veintitrés años o que al cumplir .esta edad se hallara imposibilitado para atender a su subsistencia. El

proyecto de contenido social reafirma, según el ponente, la solidaridad entre el servicio de la nación y el

Estado en el Ejército o en las Fuerzas Armadas, m la Administración Civil o en la Justicia.

Sometido a votación este proyecto, fue aprobado por unanimidad.

Proyecto de ley de fomento de la minería

El señor Gómez Ángulo defendió el proyecto de ley dé fomento de la minería, Destacó que la crisis

mundial en este sector afecta de un modo importante a nuestra sconomía, ya que perjudica a las

exportaciones españolas y deteriora la industria de transformación. Señaló que esta acción de fomento dé

la minería se encuadra dentro de un plan nacional de abastecimiento de materias primas de carácter

prioritario. Finalmente, examinó el articulado del proyecto e hizo un resumen de las intervenciones

producidas durante su debate en la Comisión .y pidió la aprobación del mismo. ´

DISCURSO DEL MINISTRO DE INDUSTRIA

Nuestros producciones mineras no bastan para cubrir nuestras necesidades

Dependemos en gran parte del exterior y hay que fomentar la producción nacional • El proyecto de ley de

fomento do la minería es selectivo y realista 9 Se establecen estímulos de orden financiero y tributario

El. ministro de Industria, don Carlos Pérez de Bricio, presentó ante el pleno el proyecto de ley de fomento

de la minería y afir-hió que nuestro brillante pasado minero no es más que un recuerdo y actualmente

disponemos de unas producciones mineras escasas para nuestras necesidades. La ley de fomento de la

minería, dijo, constituye una de las piezas fundamentales del mecanismo de abastecl-"miento de las

materias primas. Todos los países industrializados han planteado políticas de abastecimiento de materias

primas para crear las condiciones que faciliten la evolución y planificación a más largo plazo de la

producción y precios de minerales. Sobre la suma de la* cosas sencillas de cada día se construye la

política nacional auténtica y eficaz.

La ley de Fomento de la Minería tiene dos objetivos: facilitar la planificación del abastecimiento nacional

de materias primas minerales y crear un marco legal para poder abordar una política.de reestructuración y

desarrollo de la , minería nacional y de toma de intereses en el ´exterior. El abastecimiento actual de

materias primas minerales a la industria nacional se realiza en alta proporción del suministro exterior. La

dependencia exterior proviene del crecimiento lento de la producción minera nacional, frente al rápido au-

mento del consumo industrial en los últimos tiempos.

Dependemos hoy día por completo, añadió, al 100 por 100, de nuestros suministros de aluminio, níquel,

cromo, amiantoi fosfatos, titanio y manganeso, y para 1980-85, en cobre, hierro y hulla coqui-zabló de

más de las siete sustancias citadas, y todo ello a pesar de los fuertes incrementos de producción nacional

de algunas de esas materias primas previstos para los añps ochenta.

DESCAPITALIZACION DE LA MINERÍA

El valor de las importaciones de materias primas minerales se traduce hoy en un déficit comercial, con la

correspondiente salida de divisas, de 60.000 millones de pesetas, "cifra que bien pudiera duplicarse en

1985.

Es evidente, afirmó el ministro, que dada la contextura geológica de nuestro subsuelo y al actual nivel de

la tecnologíaj España no contará en territorio nacional con. cantidades apreciablés de- determinadas

sustancias minerales. Pero según los estudios realizados los objetivos de ampliación de nuestra

producción minera son viables si se consideran además las amplias posibilidades que aún ofrece nuestro

subsuelo. Lo único que se precisa es hacer realidades esas posibilidades venciendo, las resistencias que,

hasta ahora las han frustrado y que no son otras que las que se derivan de las peculiares características de

la actividad minera, netamente difereneiableB de los sectores industriales.

Resaltó también la grave descapitalización de nuestra minería, como consecuencia de la casi inevitable

subordinación de sus intereses a los de la industria transformadora, especialmente en los años de nuestro

mayor desarrollo industrial. Resulta comprensible que el poder de captación de capitales privados, por

parte del sector minero, haya sido y siga siendo muy escaso.

Señaló el ministro la conveniencia de apremiar al Gobierno para que promulgue el estatuto del minero y

cuantas medidas sean necesarias para la mejora que la base y razón da toda empresa ambiciosa radica en

el hombre.. EL proyecto ea un instrumento importante para ayudarnos a conseguir un mañana libre de

graves problemas de aprovisionamiento de esos bienes cada día más escasos y-necesarios que son las

materias primas minerales.

Sometido a votación el proyecto de ley de fomento de la minería fue aprobado por unanimidad sin un solo

voto en contra y sin ninguna abstención. A continuación se levantó la sesión.

Escasos procuradores en la sesión de tarde

Instantes después de las c*nco y medía de la tarde se reanudó la sesión con la presencia en la sala de no

más de medio centenar de procuradores. El presidente del Gobierno ocupaba su escaño en el banco azul y

ie acompañaban nueve miembros del Gabinete.

El señor Ángulo Montes defendió el proyecto de ley del Fomento de la Producción Forestal, que fue

aprobada por unanimidad; él señor Viola Saurets defendió el dictamen de la Comisión de Justicia sobre

reforma -.del artículo 54 de la ley de Registro Civil, aprobado con el voto en contra del señor Ezquer, y la

señorita Landáburu hizo defensa del dictamen de la Comisión de Leyes Fundamentales sobre el proyecto

de ley de Delimitación del Mar Territorial, que fue aprobado por unanimidad.

El presidente de las Cortes, á las seis y veinte de la tarde, dirigiéndose a los escasos procuradores que

quedaban en el hemiciclo, dijo: "El proyecto ha sido aprobado. El pleno ha concluido.- Feliz año a todos."

 

< Volver