Autor: P. U.. 
 Cortes. 
 Por qué se retiró el proyecto del código penal  :   
 Un ponente (Iglesias Selgas) y un enmendante (Díaz-Llanos) dan su versión. 
 ABC.    11/06/1976.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

CORTES

POR QUE SE RETIRO EL PROYECTO DEL CÓDIGO PENAL

Un ponente (Iglesias "Selgas) y un enmendante ´(Díaz-Llanos) dan su versión

RUMORES, versiones, comentarios... se han prodigado en torno a la no aprobación del proyecto de ley

que reforma el Código Penal en el Pleno" d« anteayer. Hemos requerido unas aclaraciones de dos

procuradores representantes, respectivamente, de la Ponencia cuyo informe se desestimó, y de la posición

enmendante.

• IGLESIAS SELGAS (ponente): «NOS REPROCHAN LA BENEVOLENCIA: HABER REDUCIDO

PENAS»

—¿Interpreta usted la retirada de la ley como una victoria para los ánimos moratorios de la Reforma? ¿Un

«cerrojo» aue ha encontrado, en el proyecto penal su «chivo propiciatorio»?

—Más bien diría lo contrario. Con la contribución, responsable y competente, dé la Ponencia, la Reforma

iniciada mejorará notablemente. T[ él país y las Cortes cobrarán conciencia exacta del alcance de las

modificaciones que se introduzcan. .

- ¿Qué mejoras introducía e ilnforme de la Ponencia sobre el proyecto del Gobierno?

—Mejoras técnicas al sistematizar adecuadamente los tipos y mejoras en el tratamiento pena!, al

acercarse más a las convicciones sociales. Se corrigen penas «no proceden de la ley de Seguridad del

Estado —aquella que nació en los años cuarenta, en una situación excepcional—. Como jurista y

parlamentario me siento satisfecho de que el reproche que se nos ha hecho es el de la benevolencia

punitiva: haber reducido, penas.

—-Con la nueva redacción, ¿hay discriminación para los partidos totalitarios? ¿Comunismo, no;

falangismo, si?

—Creo que los afectados en realidad no se van a dar por aludidos con esta mención a la que se atribuye

un sentido jje-yprativo. Pero bastaría consultar el diccionario diría Lengua. —¿Qué sistema y ritmo de

trabajo van

seguir ahora?

—Nos reuniremos, los ponentes, en los próximos días durante el tiempo que el presidente indique. Se

estudiará el proyecto en régimen de tramitación, de urgencia, y sin más debates, el texto informado se

someterá a la aprobación del Pleno.

ÍAZ-LLANOS (enmendante): «ERA UN PROYECTO CON INACEPTABLES DEFECTOS,

OMISIONES, FALLOS...»

—lía, ley dé Código Penal debió discutirse antes que las de Reunión y Asociación. Estas tenían en cuenta

las normas penales en vigor, que el proyecto del Gobierno y el Informe de la Ponencia alteraban

sustancialmente.

-¿ Y en cuanto al contenido de? proyecto de ley?

—Se observan omisiones que era preciso salvar. Por ejemplo, eliminación de preceptos completos del

Código Penal, dejando sin tipificar hechos. Se proponía la aplicación por analogía, criterio propio de

Estados autoritarios y no democráticos. Oscu-

ridad de algunas normas fundamentales. Falta de retroactividad de la ley; y no se puede admitir que los

condenados por delitos, que han dejado de serlo, sigan privados de libertad o de la limpieza de sus an-

tecedentes. Hay varios defectos de mera técnica; puedo citarle varios... Rompe el equilibrio de las penas,

en atención a que todos los artículos del Código están interconectados, y si se modifica la sanción de uno,

los demás deben revisarse. Esto es como las cerezas, tiras de una y...

—¿Hubo déseos de colaboración en su actitud, señor Díaz-Llanos?

—Yo propuse, como fórmula de colaboración, entre oteáis, distintas soluciones: que se devolviera el

proyecto a la Comisión, y di prueba de mi apoyo al texto del Gobierno.

—Usted sabe que su actitud se ha interpretado como un golpe dilatorio de la reforma, un frenazo. ¿Qué

contesta? -,

—Mi actitud, como la de los demás procuradores, es colaborar con la apertura sin ruptura, estableciendo

el necesario contraste de pareceres. Prueba de ello es «ne pudiendo votar en contra no lo hice; para

demostrar asi que sólo quería evitar los errores y omisiones denunciados, pensando en lo que más

convenía a España.—P. U.

 

< Volver