Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 Informe militar sobre problemas de interés en las fuerzas armadas (II). 
 Los militares españoles denuncian intentos de subvertir las Fuerzas Armadas     
 
 Diario 16.    09/07/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

9-junio-80/Diario16

NACIONAL

INFORME MILITAR SOBRE PROBLEMAS DE INTERÉS EN LAS FUERZAS ARMADAS (II)

En un informe elaborado por el mando y enviado a las unidades militares se analiza, en su primer

capítulo, el servicio militar y los ataques a la institución militar. Según los autores del mismo existen

intentos desde diversos sectores que tienden a subvertir a las Fuerzas Armadas.

Distinguen entre la pasión en torno a" la .institución militar, desde dentro "y fuera de la misma, y abogan

por la permanente formación de los mandos para que puedan responder con un sereno rechazo a los

intentos de «informar» sobre cómo deben cumplir su misión, que reciben de determinados sectores.

Los militares españoles denuncian intentos de subvertir las Fuerzas Armadas

Fernando Reinlein

Madrid — El mando militar denuncia —en un informe enviado a las unidades militares— la pretensión

de ciertos grupos de subvertir a las Fuerzas Armadas tanto desde lo que califica como «pasiones en torno

a la institución militar» dentro y fuera de la misma, como en sectores que ven en los Ejércitos el principal

obstáculo para implantar su ideología.

En el informe se reconoce que «pocos temas hay que susciten tanto apasionamiento como el relativo a las

Fuerzas Armadas». Dentro de ios Ejércitos y al referirse a los profesionales señala que la pasión está

justificada, pero hace una llamada para que no se excluya una «clara capacidad de juicio sereno y objetivo

para discernir cuando los sagrados principios... han sido vulnerados».

En cuanto a la pasión en torno a la institución militar ajena a los Ejércitos, el informe militar recuerda que

«hay quienes afirman su total identificación con el sentir de los militares, estimulando a los Ejércitos a

una intervención en la función pública...»

Formación política

La actitud que aconseja el mando militar es un «sereno rechazo aun en el caso de que pudiera coincidir la

valoración exterior y la realizada por las propias FAS», e intentar llevar «al. convencimiento de todas las

fuerzas políticas que el cumplimiento de .la misión de las FAS es de su exclusiva competencia; que su

conciencia y capacidad de análisis es suficiente y no necesitan ser "informadas" desde fuera».

Por último aconseja una formación permanente de] militar que «conjugue armónicamente el sentir

apasionado de la profesión, del servicio a la Patria, sus valores fundamentales, con la frialdad intelectual y

el conocimiento objetivo de la situación en cada momento».

Los ataques a las Fuerzas

Armadas por los sectores que, según el informe, ven en los Ejércitos el principal obstáculo para implantar

su ideología, merecen una exhaustiva relación dé lo que llama «slogans», y las acciones a adoptar contra

ellos. Entre éstos destaca el calificativo de «poder fártico» y la «identidad pueblo Ejército» que esconden,

según el mando multar, un intento de romper la apoliticidad de las FAS como institución, someterlas a un

control férreo y crear una opinión pública hostil a las mismas.

Se refieren más tarde a «slogans» como «el Ejército es innecesario porque no se ve enemigo inmediato»,

«reducción del servicio militar», «servicio militar en la región de origen», «derechos y libertades públicas

en los centros castrenses», «el servicio militar es un tiempo perdido», «mejoras de las condiciones de vida

en los cuarteles». Estos puntos, que son calificados como los más importantes de «ataque subversivo en

los Ejércitos», son criticados en el informe, en el que se dan consejos para rebatirlos.

Así, en lo relativo al servicio militar en la región de origen, aspecto que el informe rechaza, se señala que

«es necesario salir al paso de la demagogia que supone el argumento del servicio regional y destruir el

germen de descomposición que encierra, mediante la difusión de la correspondiente contra

argumentación».

Derechos y libertades

En cuanto a los derechos y libertades públicas en los centros castrantes se destaca entre estas

reclamaciones el derecho a la sindicación y se aboga por el ejercicio de uña «vigilancia constante en el

seno de las FAS, aplicando severamente las medidas disciplinarias y judiciales previstas en la

legislación». Al analizar los sistemas de reclutamiento, el informe se muestra partidario del sistema

mixto, de conscripción y voluntariado. Previamente sienta las bases de que el servicio militar obligatorio

«hay que entenderlo como un servicio a la comunidad. De ninguna manera es una obligación impuesta

por la clase dirigente». Para el mando militar, el servicio militar obligatorio representa el compromiso de

toda la sociedad ante las necesidades que plantea la defensa y debe entenderse como una fase más de la

formación integral del ciudadano.

No al pretorianismo

En el informe se hace una llamada a las escuelas para despertar su responsabilidad personal en la defensa

del bien común de la sociedad. «Esto puede representar una revolución en el concepto de la enseñanza

actual, pero por ahí hay que empezar si queremos conseguir una eficacia en ]a formación encomendada al

Ejército.» Entre los tres sistemas de reclutamiento: el obligatorio, el mixto y el profesional, el mando

militar se inclina por el segundo, sin que desaparezca el principio de servicio militar obligatorio pero con

la correcciones de la introducción de voluntariado que permite cubrir los puestos que exigen mayor

preparación. El reclutamiento voluntario es, descartado. «Un Ejército profesional está muy cerca de un

Ejército de mercenarios»señala, y también es desaconsejable por razones «económicas además de las

conceptuales».

 

< Volver