Según el capitán general de Cataluña. 
 No hay incompatibilidades entre la Democracia y las Fuerzas Armadas     
 
   17/05/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NACIONAL

SÁBADO 17-5-80

SEGÚN EL CAPITÁN GENERAL DE CATALUÑA

«NO HAY INCOMPATIBILIDADES ENTRE LA DEMOCRACIA Y LAS FUERZAS ARMADAS

BARCELONA (Efe)

«No existen incompatibilidades entre la democracia y las Fuerzas Armadas», ha declarado en Barcelona

el capitán general de la IV Región Militar, teniente general Antonio Pascual Calmes. Esta afirmación la

hizo en la clausura del primer curso de Información Militar para periodistas, organizado por el Estado

Mayor del Ejército en Cataluña.

También dijo: «Las Fuerzas Armadas no han sido, ni son, ni serán inmovilistas contumaces. Cierto que

rinden culto al valor, a sus tradiciones, a sus formas de ser y a sus modos de actuar, pero ello únicamente

en aquellos aspectos cuya concuicación podría suponer en peligro su capacidad de acción en el

cumplimiento de la misión que la sociedad les tiene encomendada.»

«La Patria —prosiguió— es la razón da ser de las Fuerzas Armadas, y por esto es por lo que demandan

continuamente el calor y el afecto del gran pueblo español, del que se nutren y al que sirven.»

«No pretenden los militares —dijo el teniente general Galmes— ser los únicos en el amor a la Patria, pero

sí quieren ser los mejores entre los mejores, ya que esta profesión vocacional se funda en el más elevado

sentimiento patriótico.»

«Ejemplo práctico, aunque siempre trascendente —dijo también—, de cómo son compatibles, el pasado,

el presente y el porvenir, lo tenemos en la disciplina y el acatamiento de las Fuerzas Armadas a la

voluntad manifestada por´el pueblo español.» Añadió que ellas «garantizan el cumplimiento de la

Constitución y, en consecuencia, tienen a su cargo la defensa de la unidad, de la independencia y de la

soberanía de la Patria contra toda clase de enemigos».

Finalmente, el capitán general entregó loe diplomas acreditativos al medio centenar de profesionales de la

información que siguieron el curso. Asistieron al acto los directores de los medios informativos

barceloneses las primeras autoridades militares y civiles de la capital y provincia. Rindió los honores de

ordenanza una compañía del Regimiento de Cazadores de Alta Montaña Valladolid 65.

Posteriormente el teniente general Gabeiras almorzó en la intimidad en el acuartelamiento del

mencionado regimiento, de guarnición en esta plaza. Aproximadamente, a las cuatro de la tarde hizo un

detenido recorrido por los distintos cuarteles y centros militares de la ciudad, y después se trasladó a la

Escuela de Vuelo sin Motor de Montflorite, donde presidió una parada militar a cargo de la Brigada de

Alta Montaña al mando de su general jefe, Jesús Fernández Lamuño.

Finalizado este acto, el teniente general Gabeiras Montero emprendió viaje nacía Jaca.

 

< Volver