Autor: Taboada, Carlos. 
 Ayer tonó posesión como directoe del Cuerpo. 
 El general Aramburu reafirma el carácter militar de la Guardia Civil     
 
 Diario 16.    22/04/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Ayer tomó posesión como director del Cuerpo

El general Aramburu reafirma el carácter militar de la Guardia Civil

La Guardia Civil no dejará de ser un cuerpo militar, según todas las declaraciones hechas ayer en el acto

de toma de posesión del nuevo director general de dicha Institución, general de división, José Aramburu

Topete.

Madrid (CARLOS TABOA-DA)

Tanto el vicepresidente de ]a Defensa, teniente general Manuel Gutiérrez Mellado, como el director

general de la Guardia Civil, general Aramburu, desvelaron ayer el interrogante planteado últimamente a

propósito del carácter militar o civil de la Benemérita.

El cese decretado por el Gobierno del anterior director general de la Guardia Civil, teniente general

Fontenla, por unas declaraciones contrarias al contenido de la ley de Bases de la Defensa, aprobada por el

Congreso de los Diputados, no fue referido en ninguno de los parlamentos pronunciados ayer.

El general cesado no hizo acto de presencia en la toma de posesión del nuevo director general.

Fuentes del Ministerio de Defensa restaron importancia a la ausencia.

Un alto cargo afirmó a DIARIO 16 que «el general «aliente no suele asistir a la toma de posesión del

nuevo director».

El general Aramburu afirmó que le constaba «y así me lo han asegurado quienes pueden hacerlo, que

nada se ha cambiado. Esta ley refiriéndose a la ley de Bases de la Defensa, por su rango de orgánica, sólo

ha de marcar los fundamentos que han de regir el desarrollo, mediante leyes de rango inferior. En este

caso, corresponderá a la ley para la Organización Militar, ya anunciada, definir realmente el carácter

militar del Cuerpo de la Guardia Civil».

«Tal fue mi convencimiento —añadió—, al aceptar, ya que en otro caso, nada tendría que hacer como

militar fuera de mi ámbito de las Fuerzas Armadas»

El general Aramburu Topete despejó, asimismo, algunos comentarios surgidos a raíz de su

nombramiento: «Quede bien claro que soy sólo militar. Militar profesional hasta to más profundo de mi

ser.» Con tal afirmación, puntualizó algunos comentarios de prensa que le calificaban como un político

vestido de militar.

El nuevo director general, posteriormente, dijo a DIARIO 16 que la puntuali-zación respondía a querer

dejar claro todos los comentarios sobre su persona.

Aramburu recordó a su antecesor, el general Fontenla, «bajo cuyo mando el Cuerpo ha iniciado una

importante labor a la que procuraré dar continuidad, por considerarla transcendente para el futuro de la

Guardia Civil y el bienestar de España». Poco después de las doce del medio día, el vicepresidente de la

Defensa revistó, en el patio de la Dirección General de la Guardia Civil, a una compañía que le rindió

honores.

Asistieron al acto el ministro de Defensa, Agustín Rodríguez Sahagún, y altos cargos de los tres Ejércitos.

También participaron el ministro del Interior, Ibá-ñez Freiré, y el gobernador civil de Madrid, Juan José

Rosón.

General distinguido

Gutiérrez Mellado destacó las nobles funciones militares de la Guardia Civil y calificó a su nuevo director

como «uno de los generales más distinguidos». «Son los hechos y no los discursos —continuó Gutiérrez

Mellado— lo que cuentan» y agregó que «todos los españoles dignos de tal nombre siguen confiando en

vosotros».

En primer lugar tomó la palabra el subdirector general, general de división Laclaustra, quien dio la

bienvenida al general Aramburu y le prometió toda la cooperación y lealtad del Cuerpo.

Laclaustra afirmó qué los miembros de la Guardia Civil «somos soldados por encima de todo. Formamos

parte del Ejército y desde la fundación del Cuerpo en 1844 no hemos dejado de ser militares». «Las

virtudes que adornan a la Guardia Civil —prosiguió— son las mismas del resto del Ejército. Es decir, el

valor, el honor y la disciplina.»

 

< Volver