Centro del debate de la nueva ley. 
 Control parlamentario sobre la defensa y el Ejército     
 
 Diario 16.    04/01/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Centro del debate de la nueva ley

Control parlamentario sobre la defensa y el Ejército

El alcance que tendrá el control parlamentario sobre la Defensa y las Fuerzas Armadas es el punto más

debatido de la nueva ley de Defensa Nacional, que ayer se inició en el Congreso a nivel de ponencia.

Madrid

El papel que las Cortes jugarán en el control de la defensa y las Fuerzas Armadas es el punto clave que

retrasó ayer el dictamen de la ponencia sobre el proyecto de ley de Bases >iue regulan la Defensa

Nacional y la Organización Militar.

Como ayer anuncio DIARIO 16, PSOE y UCD podrían llegar a un acuerdo sobre la elaboración del texto

si el partido del poder acepta unospuntos mínimos que Jos socialistas consideran irrenunciables. Uno de

estos puntos, quizá el más importante según fuentes socialistas, es el control de la Defensa y de las

Fuerzas Armadas por el Parlamento. El PSOE, quiere que, además del control parlamentario a través del

ejecutivo y de los presupuestos, el Congreso conozca el objetivo de fuerza conjunto y los planes de

armamento y material a medio y largo plazo.

Los comunistas, por su parte, hacen más hincapié en que el Parlamento conozca el plan estratégico

conjunto, extremo que los socialistas admiten que debe ser sólo conocido por el Ejecutivo.

UCD, por su parte, considera que las Cortes deben ejercer su papel exclusivamente a través del control

del Gobierno y de los Presupuestos.

Este tema quedó aplazado ayer y no se discutió, aunque se llegó al compromiso de que el dictamen estaría

listo el próximo coles. En la jornada ayer la ponencia de la Comisión de Defensa del Congreso avanzó

poco y se estudiaron enmiendas de escasa trascendencia o de carácter técnico.

El proyecto de ley Orgánica por la que se regulan las bases de la Defensa

Nacional y la Organización Militar establece en su artículo segundo que la defensa nacional tiene por

finalidad garantizar de modo permanente la unidad, soberanía e independencia de España, su seguridad e

integridad territorial y el ordenamiento constitucional, asegurando la vida de la población y los intereses

de la Patria.

Se define la Defensa Nacional como «la disposición, integración y acción coordinada de todas las

energías y fuerzas morales y materiales de la nación, ante cualquier forma de agresión».

Corresponden al Rey las funciones que, en materia de defensa nacional, le confieren la Constitución y las

leyes y, en especial, el mando suprema de las Fuerzas Armadas. Pero es el Gobierno, asistido por la Junta

de Defensa Nacional, quien determina y dirige la política de defensa y asegura su ejecución. El presidente

del Gobierno dirige y coordina la acción del mismo, así como la dirección de la guerra.

La Junta de Defensa Nacional es el órgano consultivo y asesor del Gobierno y está integrada por el

presidente del Gobierno, vicepresidentes, ministro de Defensa, presidente de la Junta de Jefes de Estado

Mayor y los jefes de Estados

Mayores de los tres Ejércitos.

Corresponde al ministro de Defensa la ordenación y coordinación inmediatas de la política de defensa y la

ejecución de la política militar correspondiente. Ejerce las facultades de dirección que no se reserven al

presidente del Gobierno.

La Guardia Civil se considera un cuerpo: militar dependiente disciplinariamente del Ministerio de

Defensa, aunque en el desempeño de funciones relativas al orden público dependerá del Ministerio del

Interior.

 

< Volver