El director de Diario 16 declaró hoy en el Juzgado Militar     
 
 Diario 16.    26/01/1980.  Página: 1,2. Páginas: 2. Párrafos: 7. 

E1 director de D1ARI016 declaró en el Juzgado Militar

Madrid

El director de DIARIO 16, Miguel Ángel Aguilar, ha declarado esta mañana durante dos horas ante el

coronel La Fuente, en la causa 40/1980 instruida por el Juzgado Militar permanente número 6 de la

Capitanía.

General Miguel Ángel Aguilar acudió al Juzgado Militar acompañado por el presidente de la Asociación

de la Prensa de Madrid, Luis María Ansón, y el jefe de la Asesoría Jurídica de esta entidad, José Mario

Armero.

Este último informó que la sección española del Instituto Internacional de la Prensa ha comunicado a su

director en Londres, Peter Galliner, la situación, en la que se ha interesado.

26-enero-80/Diarío16

El director de DIARIO 16 declaró hoy en el Juzgado Militar

Madrid

Miguel Ángel Aguilar, director de DIARIO 16, recibió a primeras horas de la noche de ayer una citación

del Juzgado Militar permanente, núme-ro 6, de la Capitanía General de Madrid, en la que se le citaba para

esta misma mañana en la sede del Juzgado, en el paseo de María Cristina, en la qué se presentó a las diez

horas.

La citación se refiere a la causa número 40 del presente año, abierta en base al artículo 315 del Código de

Justicia Militar, que contempla los supuestos delitos de desacato, calumnia o injuria a la autoridad militar.

Fuentes próximas al Ministerio de Defensa habían manifestado previamente a la agencia Efe que «la

autoridad judicial militar estudia las actuaciones que puedan corresponder como consecuencia de la

noticia publicada ayer en DIARIO 16 sobre una supuesta intentona militar».

Eí artículo 315 del Código de Justicia Militar, que figura en el capítulo referido a «Atentados, amenazas,

desacatos, injurias y calumnias a las autoridades militares, ultrajes a la Nación, su Bandera o Himno

Nacional, o injurias a los Ejércitos ´o a Instituciones, Armas, Clases o Cuerpos determinados de los

mismos», señala que quienes «resistieren o amenazaren a las Autoridades militares o las .desobedecieren

gravemente en el ejercicio de las funciones de su cargo, serán castigados con la pena de prisión hasta seis

años».

«En la misma pena —continúa el artículo citado— incurrirán los que desacataren, calumniaren o

injuriaren por cualquier medio a la Autoridad militar con motivo u ocasión del ejercicio de sus funciones,

aunque hubiere cesado en ellas. Cuando fuera de estas circunstancias la ofensa sea pública, menoscabe el

prestigio de la propia Autoridad y se cometiere dentro del territorio de su mando, se impondrá la pena de

prisión hasta tres años.»

 

< Volver