La hermana del comandante Ezquerro no saludó a Rodríguez Sahagún. 
 Gran serenidad en el funeral por los militares     
 
 Diario 16.    21/09/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

La hermana del comandante Ezquerro no saludó a Rodríguez Sahagún

Gran serenidad en el funeral por los militares

BILBAO, 21 (Corresponsal D16)

Dentro de un ambiente de serenidad, se celebró ayer, pasadas las once de la mañana, en el cuartel de

Gariñano, de Bilbao, el funeral de cuerpo presente en memoria de los dos jefes del Ejército muertos en

atentado en la mañana del miércoles.

Únicamente un grupo de personas que habían sido desplazadas de la puerta del cuartel hasta una calle

próxima por la Policía Nacional, profirieron gritos pidiendo el acceso del Ejército al poder y en contra del

Gobierno, ETA y Herri Batasuna, a la salida y entrada del ministro de Defensa, Agustín Rodríguez

Sahagún, en el recinto cuartelario.

Tirantez con el ministro

Otra incidencia se registró también en el momento en que el ministro de Defensa expresaba su

condolencia ante los familiares del comandante Ezquerro. Una de las hermanas del militar muerto eludió

el saludo del ministro, cruzándose de brazos ante el gesto iniciado por. Rodríguez Sahagún. Al expresarle

su condolencia el ministro, la hermana del comandante Ezquerro le contestó que «remedios, no; pero

evitarse, sí se podía haber evitado».

Los féretros de los dos militares llegaron al patio de armas del cuartel, donde se encontraban formadas

dos compañías del Ejército y miembros de la Policía y Guardia Civil, a hombros de los compañeros de

promoción de los dos militares.

Inmediatamente se inició la ceremonia, a la que asistieron además del ministro de Defensa y los

familiares del comandante Ezquerro, diversas autoridades militares, entre ellas el capitán general de la

Región y el general gobernador militar de Vizcaya. Los familiares del coronel Pérez-Zamora no

estuvieron presentes por falta de tiempo material para alcanzar la capital vizcaína desde su residencia

habitual en Santa Cruz de Tenerife.

El acto fúnebre se realizó dentro de una gran sobriedad. El oficiante, capellán castrense del cuartel de

Gariñano, se limitó a pronunciar una homilía destacando «el dolor de los familiares, de nuestros

compañeros, de nuestros hermanos». «Recemos —dijo— nuestra oración para estos caídos por la mano

asesina.»

Finalizado el oficio religioso desfilaron las tropas y se cantó el «Himno de Infantería», partiendo el

féretro del comandante Ezquerro hacia Zaragoza y el del coronel Pérez-Zamora hacia Tenerife.

Sahagún: Acabar con el terrorismo

Las únicas declaraciones formales del ministro de Defensa se produjeron a su llegada al aeropuerto de

Sondica. Rodríguez Sahagún se dirigió a la prensa señalando que «entre todos y de una vez para siempre

tenemos que acabar con el terrorismo».

También fue escueto el capitán general de la VI Región Militar. El teniente general Antonio Pascual

Gálvez se dirigió a un grupo de informadores y otras personas que intentaban acceder a la capilla

ardiente, instalada desde el miércoles en el cuartel, impidiéndoles el paso al interior e indicándoles que

«éste es un acto que debe llorar el Ejército solamente».

Reivindica ETA militar

A primeras horas de la tarde, ETA militar se atribuyó mediante varias llamadas telefónicas a diversos

medios informativos la paternidad del atentado contra los dos jefes militares.

Según el autor de la llamada, ETA hará público un comunicado en los próximos días.

Condolencia de los Reyes

Los Reyes de España han enviado un telegrama de condolencia a las familias de los militares asesinados.

El telegrama dice textualmente:

«Os expresamos nuestro más profundo sentimiento de dolor por la muerte de su esposo, víctima de un

criminal atentado, uniéndonos a su pena y a la de sus familiares. Juan Carlos y Sofía.»

 

< Volver