Autor: Arancibia, Mercedes. 
 Consejo de guerra de Valencia. 
 Cinco absueltos y un condenado     
 
 Diario 16.    20/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Consejo de guerra de Valencia

Cinco absueltos y un condenado

Mercedes Arancibia

VALENCIA, 20 (Corresponsal D16).

Cinco de los seis militantes de la Joven Guardia Roja juzgados ayer en el CIR de Marines (Valencia), en

consejo de guerra, han sido absueitos, según han informado a D16 fuentes solventes.

La sentencia del consejo de guerra, provisional hasta que sea ratificada por el capitán general, condena a

Alonso Pérez Tebar a seis meses y un día de prisión, por el delito de sedición, en aplicación del artículo

302 del Código de Justicia Militar.

Cinco horas —desde las diez de la mañana a las tres de la tarde— ha durado el consejo de guerra,

celebrado en el CIR número 7, de Marines (Valencia), contra seis jóvenes civiles pertenecientes a la

Joven Guardia Roja, acusados del presunto delito de sedición.

Los hechos por los que han sido juzgados Alonso Pérez Deva, Vicente Ruiz Martínez, Antonio Picazo

Picazo, Antonio Juan Rodríguez Sáez, Amparo Bea Navarro y Alejandro Luna Calatayud, se remontan a

febrero de 1978, cuando fueron detenidos y acusados de difusión de propaganda a favor de la Unión

Democrática de Soldados y Marineros.

Disciplina relajada

En sus conclusiones, el fiscal comandante José Luis Lázaro Mangas, pidió pena de tres años de prisión

para Alejandro Luna y Vicente Ruiz, y dos años para los restantes procesados.

Anteriormente había leído el escrito de acusación, señalando como autores de delito de sedición a todos

los procesados, y leyó reglamentos españoles, franceses y de la Unión Soviética relativos a la disciplina.

También dijo que la acción de los seis jóvenes había sido un acto que promovió el relajamiento de la

disciplina, citando un determinado plante en cierta unidad como resultado de la propaganda vertida, en

cuyo reparto trabajaron, según dijo, los seis jóvenes.

No es delito

Por su parte, el abogado defensor, Alberto García Esteve, de Comisiones Obreras, que renunció a ¡lámar a

sus testigos, tras afirmar que pedir transportes públicos y dos rebajes más al mes no es delito, pidió la

libre absolución para todos los acusados, salvo en el caso de Alonso Pérez Tebar, para el que solicitó la

alternativa de sobreseimiento de causa o bien que los hechos que se le imputan sean considerados falta

leve y se le impongan de dos a seis meses, teniendo en cuenta que lo único que ha quedado demostrado a

lo largo de ios interrogatorios es que este último acusado llevaba una pegatina cuando fue detenido y, al

parecer, facilitó los nombres de los restantes

El abogado señaló también que los acusados no atentaron contra la disciplina, al no intervenir en reparto

de propaganda, y puso de manifiesto los resultados de los recientes consejos de guerra celebrados en

Galicia, Burgos y Barcelona, relativos a asuntos muy similares.

Por su parte, todos los acusados negaron conocer un plan organizado para intentar la democratización del

Ejército, así como haber tomado parte en ninguna de las acciones de impresión, difusión o pegadas de

carteles, que se les achacaban.

Presidia el tribunal el coronel de Infantería José Pérez Martínez, actuando como vocal ponente el capitán

auditor Manuel Perucho Franco, y seis vocales más.

Entre los asistentes, se encontraban junto a los familiares de los acusados Pina López Gay, secretaria

general de la Joven Guardia Roja, y Juan Antonio Barragán, diputado y secretario general de las

Juventudes Socialistas.

Encadenados

Para protestar contra el juicio, unas ocho personas, que se definen como representantes del «comité anti

consejo de guerra», integrado por miembros de partidos de izquierda y centrales sindicales, se

encadenaron por la mañana ante la Capitanía General de Valencia.

Fuerzas de la Policía Nacional procedieron a cortar las cadenas alrededor de las doce del mediodía y

trasladaron a los encadenados a la Comisaría del distrito.

 

< Volver