Tras la dimisión de Camuñas y las especulaciones sobre una crisis de Gobierno. 
 Vibra la política  :   
 Podrían aplazarse algunas decisiones, centrado el equipo ministerial en el importante. 
 Pueblo.    29/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Tras la dimisión de Camuñas y las especulaciones sobre una crisis de Gobierno

Podrían aplazarse algunas decisiones, centrado el equipo ministerial en el importante Consejo de mañana

MADRID. (PUEBLO.)—A primera hora de la mañana dé ayer un portavoz oficial de Presidencia del

Gobierno confirmaba á PUEBLO, tal cómo informábamos en nuestras últimas ediciones, la dimisión del

ministro de Relaciones con las Cortes, Ignacio Camuñas; Al parecer, en la tarde del martes, cuando el

señor Camuñas fue recibido por el presidente Suárez, la decisión tomó cuerpo, y a la salida de la citada

entrevista la dimisión era ya un hecho real.

Inmediatamente comenzaron las especulaciones sobre el significado y consecuencias del hecho. Un

primer problema planteado es el de si el Ministerio de las Relaciones con las Cortes tiene o no razón de

ser, dadas las circunstancias de las actuales Cámaras. Hay quien opina que, en. cualquier caso esa función

puede ser bien desarrollada, evitando problemas al Gobierno o por lo menos suavizando sus relaciones

con los distintos grupos parlamentarios de la oposición. Aunque, ahora, se trata de encontrar una figura

que tenga credibilidad y sea escuchada seriamente.

POSIBLES SUSTITUTOS

Como posible sustituto se habla, entre otros, del subsecretario del señor Camuñas, don Rafael Arlas

Salgado. Fue quien Uevd directamente con efe vicepresidente político, señor Abril Martorell, y con el

ministro de Justicia, Landelino Lavilla, la redacción del proyecto de ley que últimamente se presentó a las

Cortes. Pertenece al Partido Social Demócrata del señor Fernández Ordóñez.

Sin embargo, la enfcrada del señor Arias Salgado en el Gobierno podría estar impedida por la necesidad

del presidente de atribuir un puesto en el Gabinete a algunas de las formaciones parlamentarias que la

pueden aportar votos para conseguir la mayoría. Concretamente, se habla de que las relaciones con las

Cortes podría llevarlas el ministro de Trabajo, señor Jiménez de Parga, mientras que el Ministerio de

Trabajo se entregaría a un diputado vasco-catalán, quizá al señor Trías Fargas.

Otro de los nombres que suena es el portavoz de UCD, don José Pedro Pérez Llorca, cuyo nombre quizá

estaría desaconsejado por el choque que mantuvo recientemente en el Pleno del caso Blanco con el dipu-

tado socialista señor Guerra.

De todas formas, a primeras horas de la noche de ayer, fuentes próximas a la Presidencia del Gobierno

afirmaban, según Logos,. que la sustitución del ministro podría demorarse varias semanas, debido a,

la serie de temas que ocupan actualmente al presidente del Gobierno y a los que tiene que dar prioridad.

En efecto, Adolfo Suárez. está fundamentalmente atendiendo estos días al tema del «paquete» económico,

que habrá de ser aprobado por el Consejo de Ministros de mañana, y presentado ante un Pleno

extraordinario del Congreso.

EL ALCANCE DE UNA CRISIS

Lo que sí se espera a más corto plazo es conocer el, alcance "de una "crisis que se había, traslucido ya

hace variaá semanas. Se plantea la posibilidad de que el presidente Suárez aproveche la circunstancia ;de

la dimisión:., del ´geñor Camuñas para ampliar la cri-, sis y, tratar de consolidar su Gabinete con la.

incorporación, como ¿ya hemos : apuntado, de representan-, tes de oíros grupos parlamentarios que le

aseguren una mayoría absoluta en el Congreso de Diputados. Pero también puede quedar todo reducido a

la sustitución del .señor; Camuñas, desaconsejado, un más anpíio rénujdelámienta por la situación en que

se,.encuentra actualmente eí.Gobierno, que. tiene que. apurar horas para sacar adelante su programa

econó-. mico, y legislativo en el Parlamento.

CARRILLO LE QUITA IMPORTANCIA

Sobré ej tema ha .opinado, en Las.Palmas. Santiago, - Carrillo, quien considera- la marcha del; señor

Camuñas de poca: importancia. «Era previsible desde que en el Pleno de las Cortes .sobre el orden

pública intervino ante la Cámara sin áutprizaciótí de su jefe, don Adolfo Suárez*» Añadió que

«desgraciadamente, el nivel político "de la UCD es muy pobre, lo que explica que apariciones en las

Cortés como las de Martín Villa o de Oreja Aguirre no aclaran absolutamente nada a los parlamentarios».

 

< Volver