Camuñas forzó la primera crisis del gobierno democrático     
 
 Ya.    29/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Al parecer, su puesto no será cubierto de momento

Abril Martorell dirigirá la acción del Gabinete ante las Cortes

El partido del ministra dimitido seguirá en el grupa parlamentario de UCD

Ignacio Camuñas ha dimitido gpr su oposición al partido único UCD promovido por Suárez y a la

regulación del control parlamentario impuesto por el Gobierno, según afirmó ayer. En una carta, enviada

al presidente Suárez ratificó su decisión irrevocable, formulada personalmente en la Moncloa en la noche

del martes. Su puesto será ocupado el título de secretarlo de Esfedo—por el actual "número dos" del

Ministerio, Rafael Arias Salgado, bajo la "supervisión" del vicepresidente, Abril Martorell, según fuentes

cercanas al gabinete ministerial.

La dimisión del ministro de Relaciones con las Cortes estaba prevista «n él ¡seno de su partido—Partido

Demócrata Popular—cuando menos desde hace urna semana, y su posición se hizo insostenifofe a raíz de

la última reunión de la Junta. d« Portavoces, _d«l Congreso, cuyos debates fueron dirigidos por"A1>rtl

Bíartorell, ante el absoluto silencio d«l ministro dimitido. Una prueba de la inestabilidad d« su posición

quedó reflejada en la aprobación del proyecto de ley de control parlamentario, decidida por el Consejo de

Ministros en su .aus-encla, al parecer .provocada. Durante la jornada del martes, su decisión se precipitó,

presumiblemente en función de sil oposición frente al proyecto gubernamental.

Ignacio Camuña* en la tarde de ayer señaló en un comunicado las dos razones básicas de su dímisión:

"Su opinión, reiteradamente manifestada al señor presidente, sobre la necesidad de rectificar el sistema de

relaciones del Ejecutivo con las nuevas Cortes democráticas y aun con los grupos parlamentarios del Con-

greso y del Senado.

Su desacuerdo con el intento de transformar la coalición electoral de UCD no soto en un grupo

parlamentario, con lo que & y su partido están d« perfecto acuerdo, sino además en el proyectado partido

unitario de profunda confusión ideológica, con perjuicio claro de la ideología liberal y que dificulta la

definición de una estrategia política necesaria paara ej Gobierno en las actuales circunstancias."

Un tercer motivo, no expresado al final en el comunicado, se refería, según ha podido conocer YA, a "su

situación posicional en el partido", expresión del claro deterioro de su posición dentro de UCD, toda vez

que ha aparecido excluido de las últimas decisiones políticas relativas a su Departamento.

NADIE ESTA SORPRENDIDO

En los círculos políticos consultados por YA nadie está sorprendido, El PSOE anticipó el lunes su

dimisión, en palabras de Alfonso Guerra, ante la iniciativa tomada por Abril Martorell en la Junta de

Portavoces. Santiago Carrillo, desde Las Palmas, ha calificado la noticia como "de poca importancia, y ya

previsible desde que intervino en el Pleno sin la autorización de su jefe, el presidente Suárez". En las

Cortes, su posible sustitución por Rafael Arias Salgado ha sido, en principio, bien acogida.

"Las rumores sobra una posibla ampliación de la crisis han ofrecido diversas combinaciones y

suposiciones. Parece decidido que, una vez aceptada por Suárez su dimisión, el cometido específico de su

departamento será dirigido por el vicepresidente para Asuntos Políticos, Abra Martorell, y el Ministerio

quedará provisionalmente sin titular, a la espera de la comentada reestructuración del Gabinete durante

varias semanas, según Logos. Otra versión señalaba durante e! ´día de ayer como posibles ministros al

actual titular de Trabajo, Manuel Jiménez de Parga, y al portavoz de UCD en el Congreso, José Pedro

Pérez Llorca»

(Más información en página 14.)

 

< Volver