Cortes. 
 Introducido en el proyecro de Constitución el término Nacionalidades     
 
 Informaciones.    06/10/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Introducido en el proyecto de Constitución el término ((nacionalidades))

MADRID, 6 (INFORMACIONES).

EN la doblé sesión de hoy, la ponencia que elabora él anteproyecto de Constitución que será elevado a la

correspondiente comisión del Congreso, ha logrado un cumplido avance del articulado», dijo don Miguel

Herrero de Miñón, presidente rotativo de la ponencia, que afirmó, a preguntas da los informadores, que la

ponencia introdujo desde el primer momento en el texto el término «nacionalidades». La ponencia tiene

ya elaborados, en primera lectura, hasta 83 artículos y considera que el ritmo impuesto a los trabajos es el

adecuado. «Rapidez sin atropellos» fue el lema con que definió recientemente los trabajos el

representante comunista en la ponencia, don Jordi Solé Tura.

Anoche, la reunión de los ponentes terminó en cena en un conocido restaurante madrileño, cena con

«queimada», como corresponde a la naturaleza del anfitrión, gallego de Villalba, don Manuel Praga

Iribarne. Los trabajos constitucionales han continuado esta mañana,. presididos hoy por el diputado

socialista don Gregorio Peces-Barba.

VOTO SOCIALISTA

Un voto particular se reservó precisamente el grupo socialista, voto que será defendido en el Pleno de la

Comisión, sobre el tema del procedimiento de elaboración de las leyes, por estimar que el poder de las

Cortes en este aspecto debe ser ilimitado. Sobre este mismo tema, el grupo comunista expresó su reserva,

aunque su representante, señor Solé Tura, no se mostró especialmente contrariado con el contenido

general del título estudiado ayer, «Procedimiento de elaboración de las leyes».

El trabajo de la ponencia había comenzado con el estudió dé las últimas disposiciones del título elaborado

en la sesión anterior, concretamente con el tema del control de la Cámara u otra autoridad sobre las actas

y credenciales de los miembros. En esté punto hubo disparidad de criterios, pues mientras los grupos

socialista, comunista y minoría vasco-catalana se muestran partidarios de que dicho control sea ejercido

por el Congreso, sometido en última instancia al Tribunal dé Garantías Constitucionales, U. C. D. y A. P.

estiman que el control debe ser ejercido por las autoridades judiciales y, en última instancia, por el Tri-

bunal anteriormente citado.

La ponencia aceptó por mayoría la técnica de la «formulación negativa de las leyes»; mediante lasque se

atribuye a las Cámaras la legislación de una determinada serie de materias, mientras el resto se reserva a

la potestad legislativa del Gobierno, así como a los entes autónomos nacidos de acuerdó con la Cons-

titución.

A este respecto, se reserva a la competencia de las Cortes temas como la regulación de los derechos y

deberes del ciudadano; el desarrollo de las instituciones constitucionales; las disposiciones en materia de

orden público; derechos a la nacionalidad, penal, procesal y judicial; las normas sobre Derecho Mercantil,

Civil y Laboral; la Seguridad Social; los presupuestos del Estado; las cuestiones financieras y riscales; las

bases para la planificación económica y social, y una larga serie de materias no especificadas.

El señor Herrero de Miñón habló de la existencia de una cláusula que deferencia la «formulación negativa

de la ley» de la forma como está regulada en Francia, al incluir una cláusula que faculta al Congreso para

que, por mayoría absoluta, pueda levantar la reserva y legislar sobre cualquier materia, incluso aquellas

que por su naturaleza correspondan al Go bierno, siempre que así lo estime.

Otro tema debatido ayer fue el de la regulación de la delegación legislativa, previendo cada uno de los

casos en que el Gobierno pueda quedar capacitado para dictar normas, especificándose también los

controles a que estará sometida dicha autorización.

En cuanto a la legislación de urgencia, la ponencia constitucional ha admitido la posibilidad de que, en

determinadas circunstancias especiales, el Gobierno pueda dictar decretos-leyes, los cuales deberán ser

sometidos inmediatamente a la consideración de las Cortes.

INFORMACIONES.

 

< Volver