Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   El Rey puede acompañar a Tarradellas a Barcelona     
 
 Informaciones.    08/10/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

8 de octubre de 1977

EL REY PUEDE ACOMPAÑAR A TARRADELLAS A BARCELONA

Por Enrigue SOPEÑA

BARCELONA, 3.

LA posibilidad tte que el Rey llegue a Barcelona al lado del presidente Tarradellas el próximo día 23

comienza a ser. insistentemente barajado en determinados medios políticos catalanes. Se sabe que algunos

consejeros de La Zarzuela han indicado a, don Juan Carlos que tal viaje podría contribuir a consolidar y

arraigar la Monarquía en Cataluña, cuya tradición republicana es perfectamente conocida.

Aunque se ignora si finalmente el Rey accederá a las propuestas — ojie bastantes parlamentarios

catalanes verían con satisfacción—, lo cierto es «fue don Juan Carlos envió el pasado día 3 un telegrama

al Residente de la Generalidad . «por la nueva etapa que va a empezar para Cataluña y España». El

telegrama es bastante extenso y, al parecer, sumamente cordial. Don Jaan´Oaifcs califica al señor

Tarradellas dé .«presidente tíe ;la -.Generalidad provisional». -Efete, erpa-sado día 29, el-día siguiente efe

la última «cumbre»- en Pér-piñán, en la que fueron ratificados los acuerdos; con. «1 Gobierno, había

expedito a La Zarzuela un telegrama de congratulación. Al margen de a mi) os textos, ya ´el señor

Taifadelias -había .reínitt>í.o con anterioridad una misiva al Rey, que fue contestada, por él Monarca

mediante un mensaje personal transmitido por el político don Antonio de Seuillosa.

Otras fuentes indican que los acompañantes del señor Tarradellas pudieran ser el presidente Stiárez y el

teniente general Gutiérrez Mellado.

La Befada a Madrid del señor Tarradellas, ´prelrísta para el día 20, tendrá como objetivo saludar

personalmente tanto a don -Jííau - Carlos como a ó«n ´Adolfo Suárez. El señor Tarradellas viajará a bordo

de un avian de la Subsecretaría de la Aviación Civil, organismo que 5sa puesto a. dispcxMeióíi etél

.ypesiárnte de Ia´f GmeráüGad tres aparatas. En -el ´teáyéeto "^HS-MaxfeM, "$. seíftor 1torr®dei^íS

estaré seemjjaÉfiado por léüaa^-sor d«i stócr Sisárez ´y •• SKsgo-ciador deiia-íSemEálidiadj xíotí

iSáM´atíor-Sán«aí^ ÍPerán. JBi el mssírao avifel víajas&n. tam-Méii la esposa, y ía luja del señor

Taríadeiias,; los señores Ha-hola y los señores >3au-sa-chs Ceste último, secretario pa-rtieiáar del hasta

ahora ilustre exiliado). Asi mismo acompañarán al señor Tarradellas los líderes de los .partidos políticos

catalanes con r e p resentoción pa r-lamenta-ria.

~En cuanto a su regreso * Barcelona, eontináa-n lias ígss-tíones de la comisión designada aa efecto, a flin

de que la caipital catalana a-coja ooa entnslasmo al presifiéBfe -de la Oeneraüdad. En la

eomision.´pfflrtteipan parf/Mos-|3a*- • lamen^arios, partidos e-Ktra-parüamentarios, el Ayu-nta-miento y

la Mputación. -Bro-vlncial. Precisa-meriíe M -aire de «ntusia-smo que sin duda acabará despertando´la

vuelta de don Josep IScrradellas, es uno de los factores que, según las fuentes consultadas por

3NFOE3MMOS0NSSI, aconséjíS-ían la preseaícM, Se don Juan Garlos de Barloa. •Badavía se recuerda,

afipaí ´!iel dtesterdaóte eitótisiasíH& í^tie sascité ía estasicia en íKEfiee-tóiía :dsl Btesidente Jde *a-a8e-

Sünda República, :«E>® ittseto Afeailá, ;Zajaora, etm usstiw del tprüner restatóeseimíSBito formal de la

Generalidad. 3ÍH señen: íAlealá Zamora VÍOTÓ h>^as de gran -etóoeia PIOÍHJ-ter, aa. lado idel ¡psinMr

^es&-dente ,de la Generalidad, dian Prancesc Maciá.

INFWliftCroWES

 

< Volver