Congreso: Ponencia Constitucional. 
 Las Cortes podrán ser disueltas por el Gobierno  :   
 Salvo que esté en curso un voto de censura. 
 Arriba.    12/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CONGRESO: PONENCIA CONSTITUCIONAL.

LAS CORTES PODRAN SER DISUELTAS POR EL GOBIERNO

(Salvo que esté en curso un voto de censurar)

MADRID. {De nuestra Redacción.)—La negativa de confianza al Gobierno por el Parlamento, la

disolución de las Cámaras y la responsabilidad penal del Gobierno, figuran entre los temas tratados ayer

por la Ponencia Constitucional del Congreso, que se reunió ayer en sesiones de mañana y tarde, presidida,

siguiendo el orden rotatorio tradicional, por el diputado don José Pedro Pérez Llorca, de UCD.

Al término de la reunión, el señor Pérez Llorca dijo que había continuado el estudio de la nueva

Constitución, y se había llegado a un acuerdo de principio sobre el que podrá ser artículo 92, que fija las

consecuencias de la negativa dé confianza por parte del Parlamento al Gobierno, con la dimisión del

Presidente, y las consecuencias en caso dé una moción de censura constructiva, es decir, con un Gobierno

de recambio en caso de prosperar dicha moción de censura.

El artículo 93 prevé lo relativo al derecho de disolución de las Cámaras. Se establece la posibilidad de que

ambas sean disueltas por decisión del Gobierno, y la imposibilidad de que la disolución pueda producirse

cuando esté en trámite una moción de censura. En principio se establece que no podrá precederse & más

de una disolución por año, salvo si no hay acuerdo sobre el nombramiento de un Jefe de Gobierno. Se

establece un plazo para la celebración automática de elecciones una vez que se produzca la disolución, y

otro plazo para la constitución de las nuevas Cámaras.

El artículo 94 recoge la responsabilidad no política, penal, de los miembros del Gobierno y de su

Presidente en los actos cometidos en el ejercicio de su función. Esta responsabilidad se sustanciará ante la

Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Otro tema planteado en el artículo siguiente es el relativo a los principios qué se van a seguir en el control

parlamentario del «poder de hacer tratados». Se llegó, en el seno de la Ponencia, a un acuerdo de

principio: que el Gobierno comunique a las Cortes los convenios que concluya, de la clase que sean; que

en aquellos casos que los convenios traten de materias que en el Derecho interno requieran la forma de

ley, se sometan a acuerdo previo de las Cortes, y que si se alteran materias reservadas a la Constitución,

se sometan a los mismos trámites que en los casos de revisión constitucional.

Los artículos 96, 97 y 98 van a fijar los criterios con arréalo a los cuales se van a dirimir los conflictos de

competencia entre los poderes centrales y autonómicos del Estado. En el caso de conflictos en

determinadas materias aprobadas por vía legal y otras por vía reglamentaria, la competencia será dirimida

por el Tribunal de Garantías. Para los demás conflictos de competencias, la Ley Orgánica correspondiente

establecería las oportunas bases.

En el debate de le tarde —continuó diciendo el señor Pérez Llorca—, se entró en el estudio de un título

para el que todavía no hay denominación, que trata de las estructuras del Estado o de las autonomías.

Sobre el tema se produjo una exposición general por parte- de cada uno de los grupos parlamentarios re-

presentados en la Ponencia,-sin haberse alcanzado soluciones definitivas.

 

< Volver