Autor: E. F.. 
   Protestas socialista por la elección de Federico Mayor     
 
 Informaciones.    12/11/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Protestas socialistas por la elección de Federico Mayor

MADRID, 12 (INFORMACIONES, por E. de la F.).

EL ambiente de «pactado y bien pactado» que parecia, presidir las, votaciones para las comisiones del

Congreso se rompió bruscamente ayer en la Comisión, de Educación.

El Partido Socialista Obrero Español no había ocultado la apetencia por la presidencia de esta comisión,

que dentro del reparto se había reservado la U.C.D. Los socialistas se habían conformado y nada

parecía turbar la calma de las votaciones hasta que sonó el nombre del elegido por la U.C.D.: el asesor

presidencial, don Federico Mayor Zaragoza. Tras la inevitable asunción, .del señor Mayor a la

presidencia, don Javier Solana., en nombre del P.S.O.E., hizo constar en acta su disconformidad por el

hecho.de que la presidencia de la comisión-recayera en un diputado, que es asesor presidencial. «Esto —

señaló el señor Solana— no es antirreglamentario, y por eso lo acepta el grupo socialista del Congreso,

pero si una falta de consideración contra el principio democrático de separación del Poder ejecutivo del

legislativo.» Todos los grupos se adhirieron a la propuesta del señor Solana, a excepción de U.C.D., cuyo

representante señaló que no era momento para -presentar una moción. Quizá la actitud de protesta de los

grupos parlamentarios haya que relacionarla también con el cargo que el señor Mayor ocupó en la época

franquista: subsecretario de Educación y ciencia durante el periodo que fue titular del Departamento don

Cruz Martínez Esteruelas. Precisamente, en ese período el señor Solana, representante del profesorado no

numerario de Universidad, tuvo que tratar muy directamente con. el señor Mayor en una situación de

carencia de procedimientos democráticos;

En otros grupos, parlamentarios se recordaba a, don Federico Mayor actuando como subsecretario de

Educación en las antiguas Cortes franquistas para sacar adelante la ley de Selectividad. «Esto es una

muestra de lo poco que ha cambiado la situación», decia doña Pilar Brabo, del P.C.E., en los pasillos.

El P.C.E. se encontraba visiblemente molesto por el olvido a la hora del reparto de las comisiones. Tras Ja

protesta en la dé Educación, la U.C.D. les consoló con una secretaria en la comisión de Cultura, que

ocupó la propia señorita. Brabo.

La secretaria tiene s« importancia por la posibilidad que ofrece al P.C.E. de romper la hegemonía de la

U.C.D. en esta comisión; que queda empatada con el P.S.O.E. La presidencia de la comisión, sin

embargo, sí se la llevó el grupo gubernamental, concretamente, un hombre ¿el partido del ministro de

Cultura, don Raimundo Ciar, notario mallorquín que cuenta con la confianza de don Pio Cabani-llas.

A última hora de la mañana se votó la comisión de Justicia, que quedó presidida por don Manuel Fanjul.

Algunos grupos parlamentarios mostraban interés por que esta comisión estudiara con urgencia la

situación en las cárceles españolas, y se habló de la posibilidad de presentar una petición de indulto para

los presos comunes,

INFORMACIONES

 

< Volver