Autor: Quintero, Rafael. 
 Alcaldes de Madrid, de acuerdo. 
 Cuanto antes mejor     
 
 Diario 16.    26/11/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 28. 

Sábado 26 - noviembre 77/DIARIO 16

Alcaldes de Madrid, de acuerdo

Cuanto antes, mejor

Rafael Quintero

Ante la inminente convocatoria de elecciones municipales, D16 pulsó la opinión dé un grupo de alcaldes

de la provincia, así como la del gobernador civil y presidente de la Diputación Provincial, con

anterioridad a ser conocido públicamente el anteproyecto. De sus respuestas se desprende un común

deseo de inmediata celebración, con pequeños matices difereneiadores.

Las opiniones, en cambio, a la hora de señalar la forma de elección del aléatele, se ramifican en dos

grupos diferenciados, prevaleciendo por mayoría absoluta el criterio de los que sugieren que se efectúe

directamente a través del pueblo, en contra de los que piensan que el mejor método es el de la elección

por los concejales, tal y como señala el anteproyecto.

ROSÓN: ACLARAR SITUACIONES

Juan José Rosón, gobernador civil de Madrid, entendió que la decisión de convocatoria "depende ´

exclusivamente del Parlamento. En cualquier caso —prosiguió—, supongo que se tendrá en cuenta el

deseo de muchas Corporaciones de que se celebren, lo antes posible, como solución del conflicto que en

no pocos casos supone desenvolverse desde una situación no democrática en un contexto democrático".

Ante los continuos rumores de retraso de las elecciones, Rosón dijo que "las razones habrá que buscarlas

en la propia mecánica de las Cortes", al tiempo que señalaba la inminencia de la presentación al Consejo

de Ministros.

Para el gobernador civil de la provincia, la elección "debe ser de segundo grado. Que el alcalde sea

elegido entre la propia Corporación votada por los ciudadanos, sin que pertenezca necesariamente a la

Corporación electa".

CASTELLANOS: SIN PRISA Y SIN PAUSAS

El presidente de la Diputación Provincial, Enrique Castellanos, fue tajante y cauto a la vez, al entender

que "las elecciones deberían ser lo antea posible, pero no atropelladamente 7 con precipitación. Hay que

elegir hombres del pueblo con proyección y visión muy clara, y esto requiere una preparación de

candidatos y partidos"»

Mas duro fue ai señalar que "los programas han de «er claros y lógicos para que sean entendidos por el

pueblo, porque éste no ha llegado todavía a tener la madurez precisa para digerir un programa político".

Abog§ el presidente de la Diputación por I» "elección directa del alcalde por el pueblo, sí queremos que

éste participe de una manera directa. Pero conste —dijo— que el pueblo es pueblo siempre, lo mismo en

municipios grandes que pequeños, y tal medida debería afectar la elección tanto en los pequeños

municipios como en las grandes ciudades".

ALCORCON: NADAR ENTRE DOS AGUAS

El alcalde de Alcorcón entendió, por el contrario, que "el alcalde debe ser elegido por los concejales para

que exista una coherencia política dentro de la Corporación",

Con esta premisa previa señaló que "este proceso se debería celebrar cuanto antes, para salir de esta si-

tuación de transitoriedad que no conduce a nada, puesto que no hay una representación real del pueblo y

vamos andando entre dos aguas..Por ello, todo retraso que se produjese en su celebración significaría un

empeoramiento de la situación actual".

No se definió, en cambio, a la hora de señalar si ae presentaría como candidato "hasta que no se conozca

la convocatoria, porque h/vy determinados puntos qu i tengo que poner en claro".

TO8REJON: EL ALCALDE, UN ARBITRO

Casto Hermoso, alcalde de Torrejón de Ardoz encontró que todos los métodos tienen inconvenientes,

"pero creo que la elección directa por el pueblo es la más oportuna. De esta manera se evitaría la

ideología de partido que liaría más difícil la coordinación de los distintos grupos dentro de la

Corporación. El alcalde deberá ser un arbitro que coordine las distintas tendencias".

Insistió el edil en la necesidad de "dar una solución urgente al problema de las actuales Corporaciones,

que no son representativas y que atraviesan una grave crisis de autoridad".

Tampoco se atrevió a precisar si se presentaría a las próximas elecciones, "ya que no sé en que

condiciones serán. En la actualidad no soy de ningún partido ni he hecho nada para promocionarme

politicamente".

Según su criterio "y si la situación no cambia, obtendrán mayor número de votos los candidatos del

PSOE, que tuvieron mayor aceptación que el resto de ´los partidos en Torrejón".

FUENLABRADA: REESTRUCTURA DE LOS AYUNTAMIENTOS

El alcaide de Fuenlabrada, Juan Francisco Mendoza, no se decidió por ninguna fórmula concreta, "ya que,

si por ejemplo, los concejales eligiesen al alcalde podría suceder que éste estuviese bajo la batuta de su

Corporación. Una fórmula que se me ocurre como válida —prosiguió el edil— sería aquélla mediante la

cual el pueblo eligiese al alcalde y éste a su equipo. De esta manera habría coherencia". Uní vez más otro

edil estuvo dubitativo a la hora de precisar su presentación como candidato. "No sé si me voy a presentar

—dijo—, porque debía estar medio loco cuando me hice cargo de este Ayuntamiento. La mitad de los

concejales no me quieren ni trabajan por el pueblo. Sólo van a lo suyo y no puedo hacer nada, tal y como

está la ley actualmente. Me he desmoralizado muchas veces y me han dado ganas de abandonar, pero me

compensan algunas alegrías de objetivos cumplidos."

Al igual que el edil de Torrejón, Mendoza piensa que el próximo alcalde de este pueblo será socialista, si

nos fijamos en los resultados de las generales de Junio pasado".

CHINCHÓN: EVITAR CACICADAS

Jesús del Ñero, alcalde de Chinchón, fue tajante en sus afirmaciones. A la pregunta de cuándo se deberían

celebrar las municipales, respondió que - "cuanto antes, porque ya huele mal tanto pregonarlo y no

hacerlo".

No tenía decidido el edil de Chinchón su presentación a las próximas elecciones. "Depende de cómo vaya

la política del pueblo —dijo—, la autoridad del alcalde y cómo sean las elecciones."

ALCALÁ: AIRES NUEVOS

El edil de Alcalá de Henares, Fernando Sancho, se mostró también partidario de que el alcalde fuese

"elegido por el pueblo, igual que los concejales, aunque no estoy en contra de que se haga por el otro

método".

A su juicio, se deberían celebrar "cuanto antes, para fin de año". No se presentará a estas elecciones.

"Rotundamente no, porque no soy. la persona adecuada. Hacen falta aires nuevos en el Ayuntamiento."

GETAFE: REPRESENTACIÓN AUTENTICA

En el mismo sentido, de elección directa del alcalde por el pueblo, se manifestó el primer mandatario

municipal de Getafe, Ángel Arroyo, quien consideró que debía ser "por votación popular para conseguir

la representación auténtica. Si se hiciese a través de los concejales —prosiguió— podrían producirse

enfrentamientos en la Corporación entre varios partidos".

Al igual que sus colegas, entendió que las municipales , deberían celebrarse "de inmediato, para poder

tener una actuación sin coacciones, amparados por la elección- popular, De esta manera todo funcionaría

mejor". No -pareció Arroyo muy inclinado a presentarse de nuevo. "No lo sé —dijo—, pero creo que

cuatro años, que son los que llevo en el cargo, son suficientes y estar más tiempo no sería bueno. Me

quedan unos meses, y trataré de aguantarlos."

ALCOBENDAS: BAILAR CON LA MAS FEA

El alcalde de Alcobendas, Ramón Sánchez, nueve meses en el cargo, se mostró partidario de que "en los

pueblos de importancia la elección sea directa. Esa es la democracia real".

Al tiempo de desear que las elecciones se celebrasen "cuanto antes", se mostró dubitativo a la hora de ma-

tizar si se presentaría como candidato. "Está lejos todavía -dijo- y en los meses que llevo me ha tocado

bailar con la más fea,´´. Depende de muchas cosas, pero puede que sí me presente."

PARLA: DEMOCRATIZAR Y TRABAJAR

El alcalde de Parla opinó de acuerdo con el anteproyecto de convocatoria de elecciones, al Señalar que

éstas "deben ser de segundo grado y qué el alcalde sea elegido por los concejales, para un mayor

conocimiento mutuo".

A la hora de definirse sobre su posible candidatura, se mantuvo dubitativo y pesaroso. "No lo sé —dijo—.

Soy ya mayor (cuarenta y cuatro años) y en los Ayuntamientos tiene que haber gente joven y aperturista.

Yo estoy agobiado, ya que de hecho sólo somos dos concejales y yo. Los demás vienen sólo a los plenos

y no quieren saber más. Por eso es preciso democratizar las Corporaciones para evitar esto."

 

< Volver