Xirinachs entiende la lucha de ETA  :   
 Yo no pediría que los presos sociales salgan de la cárcel, sino que se les rebaje la pena. 
 El Alcázar.    30/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

XIRINACS ENTIENDE LA LUCHA DE ETA

«Yo no pediría que los presos sociales salgan de la cárcel, sino que se les rebaje la pena»

San Sebastián (Cifra).-Luis María Xirinacs, senador independiente por Cataluña, manifestó ayer en rueda

de prensa celebrada en la capital donostiarra, que entendía perfectamente la lucha de ETA.

Según el senador catalán, para la lucha política -en referencia a la actitud de ETA- hay dos niveles, el de

los deseos y el de las posibilidades, y asi algunos partidos practican el nivel de posibilismo, y

generalmente son los mayoritarios y otros como ETA, practican el nivel del deseo.

El señor Xirinacs afirmó también que él no conoce suficientemente Euskadi y que prefería no hacer mas

declaraciones al respecto ya que no quiere caer en el mismo error que Tarradellas al juzgar a los vascos.

El senador independiente por Cataluña ofreció una rueda de prensa con motivo de su intervención en una

conferencia sobre el tema de la objeción de conciencia, invitado por la sociedad Kresala, de San

Sebastián.

En un principio, Xirinacs hizo historia de su postura ante la objeción de conciencia y la no violencia y

señaló que cualquier persona puede tener objeción a cualquier cosa, por lo que el problema resultaba muy

amplio.

Dijo también que a él le han hecho objetor hace poco tiempo, a pesar de que a los treinta años, como

sacerdote, le obligaron a jurar bandera, lo que hizo porque entonces no tenia planteados los términos de la

no violencia tan claros, «en este momento —continuó— no se cual sería mi postura».» Xirinacs aseguró

que su actitud por la no violencia se reforzó a raíz del proceso de Burgos y que también ha evolucionado

en este sentido, al igual que lo ha hecho la sociedad.

En cuanto al origen de la no violencia, Xirinacs mantiene la postura de que esta proviene de lo

económico, especialmente por el control de las materias primas. La solución a esto —prosiguió— la dará

no sólo la democracia política, sino la económica, cuando haya un control absoluto de los bienes que

ahora están en manos de unos pocos.

En cuanto al tema de la amnistía, dijo que «yo no pediría que todos los presos sociales salieran de la

cárcel. Pido que se les haga una rebaja en su pena a pesar de que sus delitos no sean políticos».

 

< Volver