Autor: Minondo, José Luis. 
 Según Mosén Xirinachs. 
 La objeción de conciencia lo es en muchos casos a prestar servicio en determinado ejército     
 
 Informaciones.    30/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SEGÚN MOSEN XIRINACHS

LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA LO ES EN MUCHOS CASOS A PRESTAR SERVICIO

EN DETERMINADO EJERCITO

SAN SEBASTIAN, 30 (INFORMACIONES, por José Luis Minondo). — «La gran delincuencia está

institucionalizada y la pequeña, perseguida», ha declarado en. San Sebastián el senador independiente

catalán don Luis Xirinachs en una rueda de Prensa previa a su intervención en la charla organizada por el

Club Kresala sobre la objeción de conciencia, dentro del ciclo de actividades que tienen lugar desde el pa-

sado día 21.

El señor Xirrinachs afirmó que la objeción de conciencia es un derecho elemental de la persona humana,

no sólo en lo militar, sino que abarca a todas las actividades humanas. Señaló que en caso de la objeción

militar el asunto se complica por constituir un servicio social, al que muchos jóvenes se sienten opuestos

no por no hacer Ja «mili», sino más bien por oponerse a realizarla en un determinado Ejército.

Dijo también que su actitud hacia la no violencia se reforzó a raíz del proceso de Burgos, pero que en

cualquier caso no creía en los juicios definitivos abstractos, teniendo una idea muy flexible en cada caso.

Respecto a los presos comunes dijo que estaban siendo manejados por los partidos políticos

SILENCIO SOBRE LA E.T.A.

También se refirió a que no pedia la salida, de todos los presos sociales a la calle, sino que se les haga una

rebaja en sus penas, aunque sus delitos no sean políticos.

Interrogado sobre su opinión en torno a la E.T.A. dedarí que no conocía suficientemente el País Vasco y

que era muy difícil contestar en este momento por el reciente asesinato del comandante Imaz, en

Pamplona.

Luego señaló que distinguía entre los deseos y las posibilidades «lo que el pueblo quiere y lo que la

historia permite. En esta contextura, el P.N.V. practicaría el posibilismo y E.T.A. se guiaría del deseo. Yo

personalmente estoy intentando moverme en los dos terrenos, que es muy difícil e ingrato».

 

< Volver