El proyecto de elecciones locales, a las Cortes. 
 Se basa en las normas que regularon las elecciones generales del 15 de junio  :   
 Establece el principio de representación proporcional en los ayuntamientos. 
 Ya.    14/12/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 68. 

14-XII-77

El proyecto de elecciones locales, a las Cortes Se basa en las normas que las elecciones generales del 15

de junio

ESTABLECE EL PRINCIPIO DE REPRESENTACIÓN PROPORCIONAL EN LOS

AYUNTAMIENTOS

E! texto del proyecto de ley sobre elecciones locales ha sido enviado por el Gobierno a las Cortes, tras las

modificaciones introducidas al mismo, según informa Europa Press.

El preámbulo señala que el "proyecto de ley sobre elecciones locales" es una continuación del proceso

iniciado tras las elecciones generales del 15 de junio, de tal manera que las elecciones en entidades y

corporaciones locales constituyen "una pieza importante en la democratización dé la sociedad española".

Toma como base el real decreto-ley de 13 de marzo de 1977, que reguló las elecciones generales y

establece el principio de la representación proporcional en los ayuntamientos, determimándose sea

proclamado alcalde el candidato primero de la lista que más votos obtenga en el correspondiente

municipio.

DIPUTACIONES

Para las diputaciones se conjuga el principio de representación proporcional de los diferentes partidos

políticos con criterios de representación territorial de los distintos ayuntamientos, agrupados en partidos

judiciales. El presidente es elegido por y entre los .miembros de la diputación. La ley establece también el

.respeto a los regímenes especiales de determinadas regiones y normas especiales para Canarias y

Baleares.

El número de concejales qua habrá de elegirse para cada ayuntamiento sé determinará conforme a la

escala que publicamos en YA el día 7 de. esta mes.

Serán electores todos los vecinos mayores de edad incluidos en el censo y que se hallen en pleno uso de

sus derechos civiles y políticos.

Serán elegibles quienes, reuniendo, las condiciones de elector, no se hallen incursos en alguna de las

causas de melegibilidad a que se refiere el articulo siguiente.

No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores, los que aspiren a ser proclamados candidatos y no

figuren incluidos eu las listas del censo electoral podrán serlo siempre que con la solicitud acrediten de

modo fehacíente que reúnen todas y cada una de las demás condiciones o requisitos exigidos para ello por

estas normas.

QUIENES NO SON ELEGIBLES

No serán elegibles y, en consecuencia no podrán ser proclamados candidatos:

a) Los presidente de las Cor, tes, del Tribunal Supremo, del Consejo de Estado, del Tribunal de Cuentas

del Reino y del Consejo de Economía Nacional.

b) Loa oficiales generales, jefes, oficiales, suboficiales y clase de tropa de los tres Ejércitos, Policía

Armada y Cuerpo de la Guardia Civil, de acuerdo con lo previsto en el real decreto-ley 10.977, de 8

de febrero.

c) Los miembros de las carreras judicial y fiscal que se hallen en situación de activo, incluidos los de la

justicia municipal.

d) Los presidentes, vocales y secretarios de las juntas electorales

e) Los gobernadores civilea generales, gobernadores civiles, subgobernadores civiles y secre-

tarios generales de los Gobiernos Civiles.

f) Los delegados y subdelegados, del Gobierno en las islas y en las ciudades de Ceuta y Melilla.

g) Los jefes superiores y comisarios provinciales y locales dé Policía.

h) Quienes par razón dé delito doloso y mediante sentencia firme hubieran sido condenados a pena de

privación de libertad, interdicción civil, inhabilitación o suspensión para cargos públicos, ejercicio del

derecho de sufragio o ejercicio de. profesión u oficio, mientras no hayan sido rehabilitados.

1) Los sujetos a tutela y quienes hayan perdido la patria potestad por decisión de autoridad judicial

competente.

j) Los deadores directos y subsidiarios, a fondos públicos municipales, provinciales o del Estado contra

quienes se hubiere expedido mandamiento d« apremio por resolución firme.

2. ES supuesto de inelegibili-dad previsto en el párrafo j) del apartado anterior lo será sólo

cuando se dé en relación con aquellas corporaciones locales a las que los candidatos se presenten.

3. Quienes, después de ser elegidos, incurrieren en alguno de los supuestos contemplados en el

apartado anterior cesarán en su cargo, previo acuerdo adoptado a tal fin por la Junta Electo-ral

Provincial a propuesta de la, corporación correspondiente.

Procederá la calificación de inelegibilidad de quienes sean titulares o no hayan presentado la dimisión de

los cargos mencionados en el artículo anterior o se encuentren en las situaciones previstas en él, salvo que

hayan solicitado la correspondiente excedencia, el octavo día posterior a la pviblicación del decreto de

convocatoria de las elecciones o en cualquier mom-ento posterior hasta la celebración de éstas.

Incompatibilidades

Además de quienes se hallen en los supuestos de inelegibilidad, . son también Incompatibles para

ejercer el cargo de concejal:

a) Los abogados y procuradores que dirijan o representen a partes en contiendas judiciales o

administrativas contra la corporación .

b) Los delegados de servicios, funcionarios o empleados en activo del respectivo ayuntamiento y de

las entidades y establecimientos dependientes de él.

c) Los directivos de las Cajas >Je´ Ahorros provinciales y locales.

d) Los contratistas o subcon-tratistas de contratos, cuya financiación total o parcial corra a cargo

de la corporación municipal o de establecimientos de ella dependientes.

e) Los deudores directos y subsidiarios a fondos públicos del municipio, de la provincia o del

Estado contra quienes se hubiere expedido mandamiento de apremio por resolución firme. Cuando sé

produzca una situación de incompatibilidad los afectados deberán optar entre la renuncia al puesto de

concejal y el abandono de la situación que de acuerdo con lo establecido en el apartado anterior .dé origen

a la referida incompatibilidad.

Cuando la causa de incompatibilidad sea la contenida en el punto b) del partado 1, el funcionario o

empleado que optare por el cargo de concejal pasará a la situación de excedencia espacial.

VOTO POR LISTA

Cada, elector dará su voto a una sola lista, sin introducir en ella modificación alguna ni alterar en la.

misma el orden de colocación de los candidatos.

La atribución de puestos a las distintas listas se ajustará a las reglas siguientes:

a) Se efectuará el recuento de votos obtenidos en el distrito por cada lista, ordenándose en una

columna las cantidades respectivas de mayor a menor,

b) No serán tenidas en cuenta aquellas listas que no hubiesen obtenido, por lo menos, el 6 por- 100 de

los votos válidos emitidos en el distrito.

c) Se dividirá el total de votos obtenidos por cada lista por uno, dos, tres, etc.., hasta un número igual al

de puestos de concejales correspondientes a ese municipio, formándose el cuadro que aparece en él

ejemplo práctico que se incluye como anexo. Las vacantes se atribuirán a las listas a las que correspondan

en el cuadro los mayores cocientes, procediéndose a esa atribución por orden decreciente de éstos.

Cuando en la relación de cocientes coincidan dos correspondientes a distintas listas, la vacante se

atribuirá a la lista que mayor número total de votos hubiese obtenido. Si hubiera dos listas con igual

número total de votos, el primer empate se resolverá por sorteo y los sucesivos en forma alternativa..

Determinado el número de vacantes que corresponda a cada lista, serán adjudicadas a los candidatos

incluidos en. la misma por el orden de colocación en que aparezcan.

En casó de fallecimiento, incapacidad o renuncia de un candidato proclamado electo, la vacante será

atribuida al candidato de la misma lista a quien corresponda, de acuerdo con lo establecido en el apartado

anterior.

PROPOSICIÓN DE CANDIDATURAS

a) Las asociaciones y federaciones inscritas en el registro creado por la ley reguladora del Derecho

de Asociación Política.

b) Las coalicionéis con fines electorales de las asociaciones y federaciones a que se refiere" el

apartado anterior.

c) Los electores de cada municipio que estén incluidos en «el censo, en número no inferior al 1 por 100

del total de residentes en municipios de hasta 5.000 habitantes; a 100, en los de 5.001 a 10.000 habitantes;

a 200, en los de 10.001 a 50.000, y a 500, en los otros casos. Cada elector solamente podrá proponer uña

candidatura electoral o lista de candidatos. En la presentación o propaganda de estas candidaturas no

pocirán utilizarse símbolos o identificaciones propias de partidos políticos.

Ninguna asociación, federación, coalición o agrupación electoral podrá presentar más de una lista de

candidatos en el mismo municipio. Ningún grupo federado o coaligado podrá presentar listas de

candidatos propia en el mismo municipio en que lo haga la federación o coalición a que pertenezca.

Las candidaturas podrán incluir nombres de candidatos independientes, pudiendo figurar tal condición.

FIANZA

Ademas de acreditar que no están afectados por inelegibili-dad, será requisito indispensable para la

admisión por las juntas electorales de zona de las candidaturas el resguardo acreditativo de haberse

constituido una fianza de cinco mil pesetas por cada uno de los candidatos da cada lista.

Las campañas de propagand-a electoral se regirán por lo dispuesto en las mismas normas del real decreto-

ley 20/1977, "con Ia3 peculiaridades, derivadas del carácter local de estas elecciones que

reglamentariamente se determinen".

Las juntas electorales tendrán franquicia postal y especia! tasa telegráfica. "Por orden ministerial se

fijarán las tarifas postales para los envíos de impresos de propaganda electoral." el procedimiento

electoral será el mismo que en las elecciones del 15 de junio.

LAS ELECCIONES PARA LAS DIPUTACIONES PROVINCIALES

. Cada diputación estará integrada por el número de diputados resultantes del número de residentes de la

correspondiente provincia, de acuerdo con la siguiente escala:

— Hasta 500.000 residentes, 24 diputados.

— De 500.001 a 1.000.000, 27 diputados.

— De 1.000,001 a. 2.000.000, 30 diputados.

— Madrid y Barcelona, 51 diputados.

Los diputados se repartirán entre los partidos judiciales de la correspondiente .provincia, mediante el

sistema de asignar a cada partido judicial un diputado y distribuir los restantes proporcionalmente a !a

población de residentes de los mismos, corrigiéndose por exceso las fracciones iguales o superiores al 0,5

y por defecto las restantes. Si como consecuencia de la corrección de fracciones el total resultante no

coincide con el número de diputados correspondiente a la provincia se corregirá en más el partido judicial

de mayor población o ráenos el de menor, según corresponda.

Artículo 32. 1. Realizada la proclamación de concejales electos por la junta de zona, se agruparán los

concejales de todos los ayuntamientos del partido judicial en función de las coaliciones, federaciones,

asociaciones o agrupaciones de electores en cuyas listas hubiesen sido elegidos, formándose una lista de

coaliciones, federaciones, asociaciones y agrupaciones que hayan concurrido a las elecciones municipales

en la que, a los efectos previstos en los apartados siguientes, cada una de ellas contara con el número que

resulte de los concejales electos de sus respectivas listas en todos los ayuntamientos del correspondiente

partido judicial.

Cada junta de zona procederá a asignar a cada una de las coaliciones, federaciones, asociaciones o

agrupaciones el número de diputados que corresponda, de acuerdo con las siguientes reglas:

a) Se ordenarán en columna las coaliciones, federaciones, asociaciones y agrupaciones concurrentes

a la elecciones municipales, de mayor a menor número de concejales que hayan obtenido en el partido

judicial.

b) Se dividirá el total de concejales obtenidos por cada coalición, federación, asociación o

agrupación por 1, 2, 3, etc., hasta un número igual al de puestos de diputados correspondientes al partido

judicial, formándose un cuadro análogo al que aparece en el ejemplo práctico que figura como anexo

al artículo 11, c), de esta ley. Los puestos se atribuirán a las listas a las que correspondan en el cuadro los

mayores cocientes, procediéndose a esta atribución por orden decreciente de éstos.

c) Cuando en la relación de cocientes coincidan dos correspondientes a distintas listas, la

vacante se atribuirá a la lista que mayor número de concejales tenga. Si hubiere dos listas con igual

número de concejales, el primer empate se resolverá adjudicando el puesto a la lista que haya tenido

más votos en el partido judicial, y ios sucesivos en forma alternativa.

La Diputación Provincial, en su sesión constitutiva, presidida por una mesa de edad integrada por el

diputado de mayor y de menor edad, y de la que será secretario el que lo sea de la Corporación, elegirá al

presidente de entre sus miembros.

Para la elección de presidente de la Diputación será necesario reunir al meaos el votó de la

mayoría absoluta del número legal de diputados en primera votación, y el de mayoría simple en la

siguiente.

El presidente podrá ser destituido de su cargo por acuerdo de ¡a Corporación adoptado por las dos terceras

partes del número de diputados.

Si quien hubiere resultado elegido diputado provincial dejara de ser miembro de la corporación municipal

correspondiente perderá aquella condición, pasando a ocupar, su puesto el siguiente de la misma lista.

PROVINCIAS AFORADAS Y EN PREAUTONOMIA

La aplicación de la presente ley en las provincias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, lo será sin perjuicio del

respeto en su integridad a las normas peculiares de cada una.de ellas en materia de organización y

funcionamiento de sus instituciones provinciales. En Navarra sa realizará conforme a lo que dispone la

ley paccionada de 16 de agosto de 1841, con las modificaciones que puedan introducirse de acuerdo con

la Diputación Foral.

Lo dispuesto en esta ley se aplicará en Cataluña, sin perjuicio de la preferente aplicación de las normas

reguladoras de la Generalidad y sus relaciones con las Diputaciones en ella Integradas. De igual modo, la

aplicación de esta ley tendrá en cuenta lo que dispongan las normáis de otros regímenes preautonómicos

que puedan establecerse antes de la convocatoria de las elecciones reguladas por la presente ley, que

también regula de manera especial las elecciones en las islas Canarias y en el archipiélago balear.

La fiscalización de los gastos electorales se regirá por lo establecido para las elecciones da

diputados y senadores.

En las primeras elecciones S9 elegirá la totalidad de los miembros integrantes de todas las corporaciones

locales.

El mandato de todos los miembros de los ayuntamientos, diputaciones provinciales, cabildos, consejos

insulares, rnancomunidades y consejo general interdi-«ular, será de cuatro años, a cuyo término se

renovarán las corporaciones en su totalidad.

EL VOTO DE LOS EMIGRANTES

Por el Gobierno se regula a el ejercicio del derecho de voto de los emigrantes, con arreglo a las siguientes

bases:

a) Se procederá a la corrección del .censo electoral, de forma que en plazo suficiente los emigran tes que

no se encuentren censados puedan ser incluidos en el correspondiente al municipio en que hubieran tenido

su última residencia.

b) El "voto se efectuará por correo, con un procedimiento facil que permita que cada emigrante pueda

emitir su voto en tiempo habil con conocimiento de las ´Candidaturas existentes- eu el municipio donde le

corresponda votar.

c) La documentación correspondiente al voto por correo será facilitada a los emigrantes de oficio, a través

de tos correspondientes consulados.

 

< Volver