Pleno del Congreso: debate sobre orden público. 
 Duro enfrentamiento dialéctico Fraga-Carrillo     
 
 Arriba.    24/12/1977.  Página: 8-10. Páginas: 3. Párrafos: 77. 

Pleno del Congreso: Débale sobre Orden Público

FRAGA: «Es necesario poner coto al desgobierno»

CARRILLO: «Hay grupos que utilizan a las fuerzas de Orden Público para defender sus intereses

particulares» ROCA: «Hay que desdramatizar el debate»

GÓMEZ LLÓRENTE: «Denuncio a quienes quieren enfrentar al PSOE con tas fuerzas de Orden

Público»

PÉREZ LLORCA: «Me temo que can este debate se ha dado un primer paso hacia una alternativa no

democrática»

MADRID. (De nuestra Redacción.)—La propuesta de creación de una Comisión de encuesta e

investigación sobre los sucesos de Málaga y Tenerife —que sería aprobada por abrumadora mayoría—

dio origen a un debate sobre orden público, en el que el señor Fraga, primero, y el señor Gárrulo, después,

fueron protagonistas dé un débate polémico, en el que no faltaron tas referencias al pasado, y tas citas

personales. Otras intervenciones, como la del señor Roca Junyent, pidieron que se desdramatizara el

tema, mientras el diputado socialista señor Gómez Llórenle señaló que hay maniobras que intentan

enfrentar al PSOE con las Fuerzas del Orden Público, el señor Pérez Llorca se lamentó de que se hubiera

producido este debate, que su grupo no deseaba, sino que había apoyado la creación de la Comisión de

encuesta.

La intervención del Ministro del Interior, señor Martín Villa, en una línea de ponderación y realismo,

llamando a la concordia, y precisando que el tema del Orden Público no es sólo una responsabilidad de

Gobierno, sino una cuestión de Estado, vino a crear un clima de mesura, en el que pidió la colaboración

de todas las fuerzas políticas.

Tras la aprobación de la Comisión de encuesta, la sesión de la tarde se dedicó a la interpelación al

Gobierno de diversos diputados sobre temas diversos, a las que respondieron varios Ministros. Sobre el

trasvase Tajo-Segura, respondiendo a don Gregorio Peces-Barbo, habló don Joaquín Garrtgues. El

Ministro de Industria, señor Olían, respondió a la señora Fernández

España sobre la industria naval. A la interpelación sobre amnistía laboral, planteada por don Marceiino

Camocho, respondió el Ministro Jiménez de Porga. A otras sobre temas de personal no funcionario, el

señor Otero Novas, y, por último, el señor Martín Villa, en respuesta a interpelaciones de los grupos

Socialista y Socialistas de Cataluña, se refirió o las elecciones municipales, y dijo que era su deseo

celebrarlas a fines del primer trimestre del año próximo.

MADRID. (De nuestra Redacción.) — A las diez y media de la mañana de ayer se reanudó la sesión

plenaria del Congreso imciada el jueves. En primer lugar quedaron aprobados los proyectos de fcy de

concesión de créditos extraordinarios por valor de 645,8 millo-ees de pesetas para financiación de los

Medios de Comunicación Social del Estado, y de 296 millones de pesetas para subvencionar la

adquisición de papel nacional.

Seguidamente, se puso al segundo punto del orden del día, referido a la creación de comisiones de

encuesto que investiguen los sucesos de Málaga y Tenerife.

RAFAEL BALLESTEROS

Varios parlamentarios renunciaron a tomar la palabra en el turno de explicación general .de la propuesta,

por lo que a continuación tomó la palabra, en nombre del grupo socialista, el diputado por Málaga don

Rafael Ballesteros.

El señor Ballesteros señaló que no entraría en la valoración de los sucesos ni en las responsabilidades

correspondientes porque, dijo, ésa es tarea de la Comisión que se forme. Sí hizo, en cambio, tina serie de

precisiones: entre eüas, que el Gobierno y la UCD habían hecho esfuerzos —afirmó— para silenciar la

voz de los socialistas en la Cámara en torno a los referidos sucesos; pero que Jos socialistas están

dispuestos a hablar y jamás tolerarán que se sustraigan a la Cámara los graves problemas del país,

El señor Ballesteros urgió a la Cámara y al Gobierno para que se produzca tina auténtica adecuación de

las tuerzas del Orden Público.

TOMAS GARCÍA

Tomó la palabra, a continuación, el diputado comunista por Málaga don Tomás García, quien suscribió

las palabras del señor- Ballesteros. Dijo que es necesario e imprescindible el examen a fondo, basta sus

últimas consecuencias, de ¡os sucesos de Málaga y Tenerife.

El señor García aseguró más adelante que en los referidos sucesos hubo «premeditación y provocación».

Aludió a la presencia de un «núcleo de elementos fascistas encuadrados es organizaciones paratrrilitares»,

en Málaga

Más adelante expresó que no tiene nada contra las fuerzas del Orden Público, pero que es necesario

depurar las responsabilidades de los que quieren enfrentar al pueblo contra ellas. Agregó qué ese proyecto

desestabilizador no debe ser permitido,

IGNACIO HUELIN

Pasadas las once de la mañana intervino ante el Pleno el diputado de UCD don Ignacia Huelin. Manifestó

et¡ primer lugar su sentimiento Por las muertes acaecidas en los sucesos de Málaga y Tenerife.

«El tema debe ser tratado con bisturí de gran ciudadano, no. con criterios políticos o en base a los

sentimientos personales, sino con toda la seriedad que exige el tema. UCD no desea acallar a nadie, como

se ba señalado, y firmo desde el primer momentó la creación de la comisión de encuesta.»

Dijo también que UCD no quería un debate sobre este tema para no manchar la solemnísima sesión del

Congreso con otros temas, en la que se iban a aprobar los Presupuestos Generales del Estado, y en

segundo lugar por la razón ya señalada dé que significaría una infravaloración de las conclusiones de la

comisión de encuesta.

JOSÉ ÁNGEL CUERDA

Seguidamente intervino el diputado de la Minoría Vasca don José Ángel Cuerda. Se refirió a la especial

sensibilización en Euskadi por los temas de orden público, ya que, señaló, «durante los últimos cuarenta

años ha tenido trágicas connotaciones en el País Vasco».

Manifestó su opoyo a la creación de la comisión de encuesta, convencido de que supondrá un paso para el

esclarecimiento de los hechos y la modificación de las estructuras del orden público en todo lo que sea

necesario.

MANUEL FRAGA

A continuación intervino don Manuel Fraga, diputado por Madrid de Alianza Popular. Señaló que la

primera propuesta para la creación de una comisión que investiga los sucesos de Málaga había sido

firmada también por su grupo parlamentario; pero no la segunda, porque «vimos —dijo— un propósito

selectivo de los temas objeto de investigación y un debate al que no había lugar por la vía de la

explicación de voto».

Insistió el señor Fraga en que deben ser investigados todos los temas referentes al orden público, y afirmó

que quienes viajan por el territorio nacional —"el único territorio de la .única nación que es España"—

saben que los españoles piensan que está amenazada su seguridad.

«Un Estado es un lugar en el que se puede empujar el arado sin llevar la espada al cinto.» Agregó que el

Estado es una organización política capaz de garantizar el orden, para que se puedan ejercer las libertades

con arreglo a las leyes, y que la función más profunda y radical del Estado es el mantenimiento de la

seguridad, del orden y de la ley. «Si eso falla, se hunde todo- lo demás, y entonces los ciudadanos buscan

instintivamente a otro que íes conozca mejor.»

Se preguntó después cómo es posible cuestionarse sobre los sucesos de Málaga y Tenerife, sin hacerlo

sobre los de Irún y Pamplona. «Cualquier intento de presentar a la Cámara o al país los sucesos de

Málaga y Tenerife, como algo que ha ocurrido en una balsa de aceite no corresponde en absoluto a la

realidad.»

Luego se refirió al asesinato de don Augusto Unceta, presidente de la Diputación de Vizcaya. Dijo que

desde el pasado 15 de junio la Guardia Civil había sufrido ataques y agresiones en 127 ocasiones, que él

tiene documentados caso por´ caso. La Policía Armada sufrió ataques en .121, entre ellas los asesinatos

del capitán Herguedas y del comandante Imaz. Las Fuerzas Armadas de los tres Ejércitos fueron

agredidas en 21 casos, y la Policía Municipal en 34, entre ellas también casos de muerte.

Defensa de las fuerzas de Orden Público

Agregó que, por lo que se refiere a insultos e injurias, la Guardia Civil había sido objeto de estos

atentados en 32 casos, y la Policía Armada en ocho, «Puesto que se ha hablado de la sagrada bandera de

España, la única de España, tengo constancia de 76 casos de exhibición escandalosa y pública de la

bandera republicana desde el pasado 15 de junio.»

Se refirió también a que todos esos sucesos se enmarcan dentro del marco general del deterioro del orden

público.

«Eso sí el principio de autoridad funciona con energía respecto a tos propios defensores del orden. Si un

general de la Guardia Civil, con una hoja de servicios ejemplar, presidiendo e! entierro dé una de las

numerosas víctimas que las Fuerzas del Orden Público han ofrecido en holocausto a la paz civil, dice la

verdad y recuerda lo que está pasando, y pide mayor apoyo moral y de toda índole para esas fuerzas

beneméritas, entonces sí funciona el principio de autoridad o de arbitrariedad de modo fulminante y sin

explicaciones de ninguna clase.

En su intervención .señaló el señor Fraga Iribarae que es necesario «poner coto al desgobierno». «Basta

ya de desarmar a5 Estado. Basta ya de amnistiar a criminales vulgares que matan por dinero. Basta, de

consentir que miembros de esta y otra Cámara abusen de sus privilegios parlamentarios para exaltar el

terrorismo»

Finalmente, señaló que atenían contra el orden público «los que organizan manifestaciones masivas, sin

ser capa

«Las FOP nunca han actuado desde la parcialidad. El Ministerio nunca se ha inhibido en los temas de

orden público. No puede caerse en la trampa de condenar las actuaciones de las fuerzas del Orden,

silenciando las provocaciones de que son objeto. Hay una triple amenaza: el terrorismo, la inseguridad

ciudadana y la delincuencia común, El índice del terrorismo en nuestro país es menor que el de otros

países en si-mítar situación política o que el de España en el segundo trimestre de 1975. Vamos hacía una

nueva política de orden público, que incluirá una ley de Policía Nacional.

ces de garantizar el servicio dé orden, imponiendo cláusulas intolerables para que no figure en ellas la

sagrada enseña de la Patria». «Los dirigentes sindicales que incitan a reivindicaciones incompatibles con

la situación económica y que utilizan medios violentos como los piquetes, que han dado lugar a dos

heridos graves recientemente en Tenerife; los enseñantes o los comentaristas que sistemáticamente

destruyen el prestigio y la autoridad de las instituciones; los poderes públicos y sus agentes, que adoptan

una actitud de inhibición, permisibilidad y debilidad.»

Finalmente, señaló qué Alianza Popular no quiere un orden injusto, que es necesario elaborar leyes justas;

pidió al Gobierno que mantenga con firmeza la seguridad ciudadana..

ROCA JUNYENT

Tras la intervención del diputado de Alianza Popular don Manuel Fraga Iribarne, se inició un turno de

réplica, a cargo de los grupos parlamentarios. En primer- lugar habló don Miguel Roca Junyent; en

nombre del grupo parlamentario del Pacte Democratic per Catalunya, Señaló la necesidad de la creación

de un orden público basado en el derecho. Señaló que algunos tratan, dramatizando la situación, de

hacernos ver que «con Franco vivíamos mejor», lo cual no es cierto. Tras una referencia a que con la

promulgación de la amnistía se ha acabado con el revanchismo anterior, y a que han tenido lugar

manifestaciones, incluso de un millón de personas, sin ningún problema, señaló la urgencia de la reforma

del Código Penal. Dijo que el monopolio de la preocupación por el orden público no corresponde sólo a

Alianza Popular, sino a todas las fuerzas democráticas y que están realmente preocupadas por ello.

RAÚL MORODO

Seguidamente tomó la palabra don Raúl Morodo. Señaló que no conviene que se dramaticen los hechos, y

que se está intentando decir que la´ izquierda democrática está contra las Fuerzas del Orden Público y las

Fuerzas Armadas, lo que no es cierto. La izquierda es consciente del gran papel que está jugando estas

Fuerzas. Señaló que no querían que se volviera a plantear la situación de los años 30.

GÓMEZ LLÓRENTE

A continuación tomó la palabra en nombre del grupo socialista el vicepresidente del Congreso, señor

Gómez Llórente, que inició su intervención diciendo: «Vaya por delante nuestro respeto a las

instituciones encargadas de garantizar el orden público», y añadió que para que no quedara esta

afirmación como una retórica o un oportunismo quería hacer tina explicación ideológica. Dijo que desde

hace muchos años la socialdemocracia asumió que los objetivos del socialismo podían obtenerse en una

profundización de lo que significa la democracia; es decir, que el impacto de masas en la democracia

podría ir hacia una transformación del Estado y de las estructuras en las que descansa la burguesía. Por lo

tanto, al decir esto estaba expresan do que asuman lo que significaba el Estado en su integridad, pero un

Estado democrático.

Tras estas consideraciones, en las que insistió en la vocación, del PSOE de ir transformando la legalidad,

ya que ella es protectora de una serie de intereses, rechazó las maniobras que tienen a enfrentar al PSOE y

a las Fuerzas del Orden Público.

Control del Gobierno por el Congreso

«Lo que no se puede es quitar a la támara el poder de controlar una política de orden público —el señor

Gómez Llórente calificó la actual como desacertada—, ya que la Cámara no puede renunciar a su misión

de control del Gobierno.»

Respecto a la bandera, dijo que en España hay una «sagrada bandera», que es la del Estado, pero también

hay una serie de banderas tan sagradas como ella, como para los catalanes la «sen-yera», gara los vascos´

la «ikurriña» y las otras para el resto dé los pueblos. Hay dos formas de enfocar el orden público: una

autoritaria y otra democrática. Añadió que don Manuel Fraga había leído a la Cámara una lista, pero que

si se hubiera ido a la Hemeroteca habría obtenido un lista similar de cuando el señor Fraga era Ministro.

En ese momento hubo aplausos por parte del sector socialista. «La paz civil en una democracia ha de

asentarse en el respeto a las libertades de los ciudadanos, al servicio de las cuales deben estar las Fuerzas

del Orden para que no haya violencia. Quien propugne una política de orden público autoritaria debe

saber que se producirán entonces un mayor número de acciones contra las Fuerzas del Orden Público.

Cuando el país está pidiendo una política de orden público democrática no está pensando solamente en

los ciudadanos, sino que está pensando en las Fuerzas del Orden Público.»

SANTIAGO CARRILLO

A continuación intervino don Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista de España.

Comenzó sus palabras diciendo que habría querido evitar hoy él debate. En cuanto al señor Fraga, dijo

que éste ha hecho un mal servicio al. Parlamento, a su partido y a la imagei} que de él empezaba a tener

el país. Agregó que el señor Fraga había ido a repetir palabras y conceptos iguales a los utilizados en los

años 30, con los que se fue emre-nenando la situación de violencia que concluyó con la guerra. Dio la

razón al señor Roca, quien había establecir do un paralelismo entre las intervenciones del señor Gil

Robles en aquella época y la del señor Fraga hoy. Ese no es el camino de la democracia y de la

reconciliación nacional, ya que tiende a crear barreras entre los distintos sectores del país que pueden

originar aún mayores violencias.

«Nunca segundas partes fueron buenas», y la repetición de esa política podría acarrear una serie de conse-

cuencias. Citó como ejemplo que quienes ganaron la guerra entonces podrían no ganarla ahora.

Tras referirse a que actualmente en el país hay injusticias y lucha de clases, dijo que quienes pagan las

con-secuencis de todo son los trabajadores y, por otro lado, las Fuerzas de Orden Público.

Afirmó también que cuando don Manuel Fraga era Ministro y él leía la Prensa en París descubrió en los

periódicos el término «gamberrismo». Aseguró que mucho de lo que se -había hablado en relación con la

violencia y el terrorismo era ese gamberrismo.

Se refirió al señor Fraga como «especialista en provocar desórdenes en la calle», aludiendo a su época

como Ministro de la Gobernación. En cuanto al actual Ministro del Interior, don Rodolfo Martín Villa,

dijo que a veces parecía «un discípulo del señor Fraga».

Se permite que por las calles de Madrid y de otras ciudades paseen formaciones paramilitares, por lo que

la gente tiene la impresión de que en orden público no han cambiado muchas cosas. Dijo que hay que

poner fin a dichas organizaciones.

Parece que lo que se pretende es que los partidos democráticos tengan que organizar sus propias

secciones de defensa, o que en la calle se cree un clima de enfrentamiento. Dijo que ellos no tomarían esa

medida.

El señor Carrillo afirmó que el Gobierno debería decidirse a . relevar de sus puesto a algunos funcionarios

que han sido torturadores y han provocado malos tratos. Se refirió a que en Canarias se ha nombrado a un

jefe que en Asturias se había caracterizado por torturar y reprimir «bestialmente» a los hombres que

defendían la libertad y la democracia.

En ese momento, en un sector del público surgió una voz femenina que dijo: «Paracuellos», a lo que no

contestó Carrillo.

FRANCISCO RAMOS

A continuación habló por el grupo de socialistas de Cataluña el diputado don Francisco Ramos. Señaló el

profundo respeto de su grupo por las Fuerzas de Orden Público y que no pueden ser manipuladas por la

interpretación de algunas de las intervenciones en la Cámara ni por la presencia en las mismas de algunos

elementos perturbadores. Sobre Fraga Iribarne dijo; «Tiene un interés partidista qué le mueve a

presentarse como único defensor del Orden Público, lo, que genera cierta morbosidad en el debate».

JOSÉ P. PÉREZ LLORCA

El señor Pérez Llorca, jefe del grupo parlamentario de UCD, habló luego e insistió una y otra vez en que

considera lamentable que se hubiese llega a este debate en el que, por primera vez en esta Cámara se

están arrojando unos a otros los viejos traumas de la guerra civil. «Quiero dejar claro la actitud de mi

grupo parlamentario sobre el debate». Salió al paso de la afirmación de que se muestre que existe una

alternativa de poder. «No es tal», dijo.

Después señaló que en la junta de portavoces se acordó que no hubiera debate sobre el tema, y lamentó

que e? acuerdo haya sido roto. «Nosotros —di jo— interpretamos este acuerdo de buena fe, como un

intento de mantener la concordia.» Sin embargo, la explicación de voto anunciada por el grupo socialista

iba a producir inevitablemente este debate, que no iba a aunar la voluntad del Parlamento en defensa de la

democracia y el orden público sino a enfrentarlos. «Me temo que con el debate de hoy, ante el país no se

ha presentado una alternativa de poder, sino un primer paso, pequeño si se quiere, hacia una alternativa

democrática», concluyó.

Seguidamente intervinieron los diputados que habían sido aludidos, .regis. trándose en sus palabras una

gran vio. leneia verbal.

LETAMENDIA

El. señor Letamendia (de Euskadiko Eskerra) tíijo que los responsables del deterioro del orden no son los

agentes del orden público; éstos se dedican a esta actividad, clebido a ios salarios de hambre que hay. en

sus regiones y al paro. Los responsables son los caciques que se identifican —afirmó— con el partido del

Gobierno y con el del señor Fraga Iribarne.

Finalmente, Letamendia señaló que «tanto Bandrés como yo (ambos de Euskadiko Eskerra) pretendemos

sentarnos a fumarnos la pipa de la paz, pero es necesario que las fuerzas de orden público estén integradas

dentro de todas las naciones1 que integran este Estado».,

FRAGA IRIBARNE

Habló el señor Fraga Iribarne, quien dijo que no había querido dramatizar ni crear ningún ambiente

especialmente tenso en los debates. "Dijo que su grupo parlamentario está luchando porque la democracia

se consolide, y en la intervención anterior sólo había querido denunciar los peligros de la democracia.

Después de decir que no pertenecía a !a generación que hizo la guerra, sino ´ a la que desde la paz trató de

levantar el país, aseguró que no pretendía ser el portaestandarte de la bandera española.

MARTIN VILLA

Subió seguidamente al estrado de los oradores el Ministro del Interior, señor Martín Villa, quien con voz

serena, en contraste con las intervenciones de los oradores anteriores, dijo que un Ministro del Interior no

podía perder los nervios, y tenía que ejercer su autoridad con firmeza, pero con serenidad. Quisiera

contribuir —dijo— a que esta sesión no finalizara con manifestaciones de insolidaridad y anarquías.

Tenemos grandes posibilidades de salir con bien en la tarea de consolidación de la democracia Es criterio

del Gobierno —señaló— aceptar la Constitución de esta comisión de encuesta, a la que el Ministerio del

Interior aportará cuantos datos tenga en su mano. Ante ella comparecerán las autoridades locales,

provinciales y del Ministerio, incluido el propio Ministro del Interior, si así fuera necesario. «Estamos

claramente —añadió— ante una nueva concepción del Orden Público, como se ha puesto de relieve en los

acuerdos suscritos por los partidos con representación parlamentaria y por el Gobierno, que obliga al

Gobierno —obligación que ha cumplido— a enviar a esta Cámara, a enviar a las Cortes, un proyecto que

reforma de manera parcial y temporal la actual Ley de Orden Público. Realmente hemos de modificar las

actitudes, los modos y los medios para combatir esa triple amenaza del terrorismo, de la inseguridad

ciudadana, de la delincuencia común, porque hemos Se combatir también, por parte de las Cámaras y del

Gobierno, esas actitudes de uno y otro extremos.»

Ni debilidad ni dureza

Tras rechazar las acusacionse tanto de debilidad como de excesiva dureza que ha dado como resultado

sucesos lamen, tablas, el señor Martín Villa manifestó que era falsa la inhibición del Ministerio en los

temas de orden público y que en la Cámara se había planteado esta inhibición, comercializada con

resultados negativos, lo que puede contribuir a la Indisciplina de las fuerzas de orden publico.

En relación con los sucesos de Málaga leyd unas palabras de un grupo político extraparlamentario en las

que refiriéndose a lo ocurrido se señalaba «la lucha abierta contra la Policía, incluso haciéndola

retroceder, que era un alto exponente de la violencia de la lucha obrera y popular frente a las fuerzas del

orden capitalistas».

Más adelante agrego que los índices cíe terrorismo en nuestro país arrojan un saldo preocupante, pero

menor que eJ dte otros países que se encuentran en similar situación política que la es. pañola, y que el

consiguiente éxito en el esclarecimiento de estos hechos es bastante superior al de otros países.

lío estamos quietos ante estas amenazas —dijo— ni por lo que se refiere a la promulgación de nuevas

normas ni en la atribución de medios a las fuerzas de orden público ni en el intento de ajustar a derecho la

actuación de estas fuerzas.

Asimismo, señaló que para este período transitorio será elaborada una ley de Policía Nacional, que será

presentada a la Cámara, que regulará la actúación y competencias del Cuerpo General de Policía y Policía

Armada.

Más adelante pidió la colaboración de todas las fuerzas políticas con convocatoria popular para que

ayudaran en el mantenimiento del orden ciudadano, Orden —dijo— que no pretende disminuir el

ejercicio de los derechos de las personas, y ahí están los proyectos de ley de Asociación y de Reunión que

garan. tizan estos derechos.

El Gobierno —añadió— puede ofrecer ante estas Cámaras y el país positivos resultados dé política de

orden publico. Por lo que respecta a terrorismo, las fuerzas de orden público españolas ofrecen los

mejores resultados comparados con otros países. Pero no puede caerse ,en la trampa de condenar las

actuaciones de las fuerzas del orden, silenciando las provocaciones de que son objeto.

«Cuando se ataca y se hostiga ¿-eonti-mió— a la fuerza pública, hasta ponerla en situaciones límite de

tener que defender su propia vida, nadie puede asegurar que no se produzcan resultados como los que

todos lamentamos. Hay que pedir, y yo lo pido a todos los partidos y a las organizaciones que tengan

capacidad de convocatoria de masas o ascendiente sobré las mismas, que se unan a un compromiso con el

Gobierno, que ha asumido el de mantener la seguridad a toda costa. En general, ésta es la actitud de los

partidos y organizaciones responsables, pero no es sólo el Gobierno ni el Ministro del Interior quienes

tienen que asegurar a los ciudadanos el pacífico ejercicio de sus derechos. Todos debemos cooperar a que

esta paz nuestra sea una democracia sin tumultos ni agresionesj finalmente, expresó su reconocimiento a

quienes prestan sus servicios a socie-dad en la salvaguardia de la paz. Afirmó que muy difícilmente el

proceso político hacia la democracia que está viviendo España hubiera sido posible sin la actuación de

estas fuerzas.

Su discurso Pie acogido con grandes aplausos

Aprobada la creación de la Comisión de encuesta Sometido a votación si se constituía o no la comisión dé

encuesta, a la una y media de la tarde fue aprobada la crea, ción de una comisión de encuesta que

investigue tos sucesos de Málaga y Te nerife, por 299 votos a favor, 2 en con tra y 7 abstenciones.

PECES BARBA

Para explicar el voto pidió !a palabra el diputado socialista don Gregorio Peces Barba..

El señor Peces Barba hizo referencia a la frase de) representante de UCD en el sentido de que la política

de orden público actual es la mejor ¿e las post bles. En torno a ello recordó una anécdota de varios

colegiales en el Museo del Lóuvre, en París, junto a la estatua de la Victoria, cuando uno de ellos dijo qué

«si ésa es la victoria, cómo será la derrota». Agregó, parodiando la írase. que si ésta es la mejor política

(Je orden público, cómo sería ¡a peor.

Finalizó su intervención diciendo que su grupo parlamentario no admite «3ecdones de democracia de

ningún oráculo de. la democracia».

PÉREZ LLORCA

El señor Pérez Llorca aclaró que en su anterior intervención no había pretendido decir que la alternativa

del grupo socialista no fuera democrática, sino que con el debate de hoy se ha dado un paso pequeño a

alternativas de poder democráticas. Alternativas —dijo— que no corresponden a las de ninguno cíe los

grupos parlamentarios democráticamente representados en las Cámaras.

Por el grupo socialista, desate su escaño, le contestó el señor Peces Barba, quien aceptó la explicación y

manifestó su respeto por todos los diputados del Congreso.

SANTIAGO CARRILLO

También para explicación de voto subió al estrado de oradores el señor Carrillo, del grupo comunista,

quien hizo también una breve aclaración. «No he pretendido —dijo— amenazar con otra guerra civil, sino

señalar que cualquier tentativa de involución en este país podría ser desfavorable a quien la intentase. Y

esto no lo planteé en términos de guerra civil.

A tes dos de la tarde se levantó la sesión, hasta tas cuatro y inedia de la tarde.

Sesión de la tarde

Poco después de las cinco y media de la tarde se reanudó el Pleno del Congreso, con )a presentación de

interpelaciones al Gobierno.

E! presidente de la Cámara, señor Alvarez de Miranda, señaló que durante la mañana se habían hecho

alusiones al señor Fraga, que rompían la cortesía parlamentaría, sin que hubieran sido debidamente

cortadas por la presidencia del Congreso, por lo que pidió disculpas ai líder de Alianza; Popular, quien

agradeció las palabras del señor Alvarez de Miranda.

Trasvase Tajo-Segura

El diputado socialista señor Peces-Barba planteó una interpelación al Gobierno, formulada por su grupo

parlamentario, sobre el trasvase Tajo-Segura. Pidió información sobre el actual estado de las obras, su

calendario de ejecución y su coste, así como que el Ministro de Obras Públicas clarificará su filosofía

sobre el tema.

El diputado socialista expresó la opinión del PSOE sobre el trasvase, que —según dijo— se concreta en

su democratizáción y en el principio de solidaridad de las provincias afectadas.

El Ministro de Obras Públicas y Urbanismo, señor Garrigues Walker, respondió, entre bromas, que

revelaron una fina ironía, con la escueta relación de ¡os datos solicitados.

Informó sobre el estado actual de las obras, delimitó los plazos que se han cumplido y los que no se han

ejecutado, y ofreció cifras sobre las inversiones realizadas por el Ministerio y por las Corporaciones

locales.

Respecto a la filosofía del Ministerio, dijo que es obligación de su titular concluir las obras sin perjudicar

a las provincias de la cuenca del Tajo.

Crisis del sector naval

A continuación la diputado de Alianza Popular María Victoria Fernández España presenté una

interpelación sobre ¡a situación de ía industria naval española y la política de] Gobierno en este sector.

El Ministro de Industria, Alberto Oliart, dijo que la situación de la industria naval es mala, tan mala como

la mundial general, e indicó que la cartera de pedidos equivale en estos momentos al 28 por 100 de la

capacidad de producción de los astilleros españoles.

.No obstante, añadió, el Gobierno se propone mantener el nivel de producción naval durante 1978, al

menos en un 80 por 100.

Mientras tanto, señaló el Ministro, el sector debe plantearse seriamente la necesidad de su

reestructuración para, a la salida de la crisis, estar en niveles de competitividad con los demás países.

Amnistía laboral

Marcelino Camacho, del grupo comunista, defendió su interpelación ai Gobierno sobre la aplicación de la

amnistía laboral. Dijo que menos del 10 por 100 de los afectados han vuelto a sus puestos de trabajo y que

el Gobierne debe hacer cumplir la ley, primero a las empresas públicas y, luego, a las privadas.

Respondió el Ministro dé Trabajo, señor Jiménez de Parga, que la ley de Amnistía dice que su aplicación

corresponde a la autoridad judicial y ei plaza máximo se fija en tres meses, por te que termina el 17 de

enero.

Aviación civil

El propio Marcelino Camacho defendió otra interpelación a! Gobierno en relación con los funcionarios no

militares de aviación civil, funcionarios de Obras Públicas y el Sempa.

Le contestó el Ministro de la Presidencia, señor Otero Novas, quien señaló que estos conflictos están en

vías de solución.

Los señores Andreu y Abelló (socialistas de Cataluña), y Fajardo Espinóla (PSOE), defendieron sendas

interpelaciones er, las que solicitaron que se celebren cuanto antes las elecciones municipales.

Elecciones municipales

El Ministro del Interior, señor Martín Villa, en so contestación, expresó e! deseo de} Gobierno de que

tengan !u-gar a finales del primer trimestre de! próximo año,

 

< Volver