Autor: Jáuregui, Fernando. 
   Interpelantes insatisfechos     
 
 Diario 16.    24/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Sábado 24-diciembre 77/D1AHIO.16

Interpelantes insatisfechos

Femando Jáuregui

Cinco ministros intervinieron en la sesión de tarde del Pleno del Congreso para explicarse ante diversas

interpelaciones planteadas por los grupos parlamentarios. En alguna ocasión, los interpelantes —Victoria

Fernández España, de AP; Marcelino Camacho, PCE; Peces-Barba, PSOE-- se declararon insatisfechos

ante las explicaciones del ministro de turno.

El ministro de Obra» Publicas, Joaquín Gárrigues, empezó con un "bien sabe Dios, como dice con

frecuencia el diputado Carrillo..." su contestación a la interpelación que sobre el trasvase Tajo-Segura le

hizo el so cialista Peces-Barba. Este dijo que las aguas del trasvase deben ser aguas para la democracia y

no para la autocracia, refiriéndose con ello a la posibilidad de que empresas hidroeléctricas, en manos

privadas, sean las principales beneficiarías.

Garrigues, tras consumir varios minutos explicando que sería breve, pero no eos-ciso, etc., señaló que las

obras del trasvase, unos 500 kilómetros de longitud, están casi terminadas. Ofreció finalmente la

posibilidad de crear una comisión interparlamentaria para el seguimiento de las obras, posibilidad que,

según el presidente de la Cámara, no está permitida por el reglamento.

Peces - Barba replicó que probablemente el ministro sabría más de trasvases en U.S.A. o la U.R.S.S. que

en España. Garrigues contestó que hace mucho tiempo qué no viaja a U.S.A. y que sobre el tema podrían

informar mejor aquellos diputados que recientemente han vuelto, de aquellos países.

El naufragio de Victoria

La sesión de tarde, comenzada por el presidente de la Cámara con una severa advertencia para, que los

diputados no votasen con las . llaves de los compañeros ausentes, sé desliza así por un camino ameno

cuando la vicepresidente de la Cámara, Victoria Fernández España y Fernandez España, de Alianza

Popular por La Coruña, acudió al estrado para defender su enmienda sobre construcción naval.

A lo largo de una documentada exposición de casi una hora que logró vaciar la sala, la diputado dé- AP

habló de los astilleros, de los petroleros y de la búsqueda de petróleo, que, en .su opinión debe incremen-

tarse, en un discurso que, según la propia diputado, le tomó mes y medio de trabajo.

Las súplicas de Alvarez de Miranda, recordando a la señora Fernández España que las interpelaciones

sólo pueden durar, reglamentariamente, quince minutos, no hicieron mella en la entereza de la aliancista,

quien seguía su exposición "por el bien de Galicia y por el bien de España". "Oye, atended, que esto es

interesante", recriminó la oradora cuando los diputados socialistas, hundidos en el tedio, charlaban entre

si. Oliart, felicitado

El ministro de Industria, Oliart, respondió a la interpelación diciendo que la situación aaval española es

tan mala como la situación mundial. "Lo que ha fallado es la posibilidad de crédito privado al sector", dijo

Oliart, en una intervención ponderada que, sin embargo, no logró convencer a la interpelante, que

educadamente felicitó al ministro por. su premio en la lotería, "aunque no haya contestado a mi

pregunta".

laterpelación Se Camacho

Marcelino Camacho presentó una interpelación pidiendo el cumplimiento de la amnistía laboral, a lo que

el. ministro de Trabajo, Jiménez de Parga. respondió que "vamos a cumplir la ley". Señaló que "es lógico"

que se haya retrasado la decisión judicial respecto a esta amnistía.

Camacho también se quejó de que el ministro no había respondido a su pregunta, afirmando que las

grandes empresas se han puesto de. acuerdo en no aplicar la amnistía laboral y acudir a Magistratura.

Nuevamente, Camacho volvió a interpelar al Gobierno sobre la situación de los funcionarios en tres

Departamentos, siendo contestado, esta vez, por el ministro de la Presidencia, Otero Novas.

Municipales, antes de abril

Martin Villa, ministro del Interior, respondió a una moción socialista sobre las elecciones municipales,

señalando que se convocarán antes de abril, aunque no dijo cuándo podrían celebrarse. El socialista Luis

Fajardo insistió en 3a pretensión del PSOE en el sentido de que las elecciones se celebren en el primer

trimestre de 1978.

Tras esto, y cuando el hemiciclo aparecía ya medio vacío, Alvarez de Miranda suspendió la sesión

hasta el próximo 11 de enero, a las cinco de la tarde, en que se discutirá la, toma en consideración de

diversas proposiciones de ley socialistas, rechazadas por UCD en las comisiones correspondientes. El

presidente de la Cámara concluyó deseando Felices Pascuas a los diputados.

 

< Volver