Autor: Ruiz Gallardón, José María. 
   Felicitación a las fuerzas del orden     
 
 ABC.    14/04/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MIERCOLES 14 DE ABRIL DE 1976

FELICITACIÓN A LAS FUERZAS DEL ORDEN

Por José María RUIZ GALLARDON

El asesinato del señor Berazadi y la fuga de los reclusos de Segovia pertenecientes a la organización

terrorista E.T.A. han sido dos acontecimientos que, de muy clara manera, incidían sobre la opinión

pública. Es muy justo afirmar que los españoles podíamos tener una cierta desconfianza en los medios

defensivos del Estado.

Las noticias de, primero, el apresamiento de la casi totalidad de los fugados y, después, de los miembros

del comando asesino y de otros muchos implicados, nos devuelven la tranquilidad. Nada hay tan ejemplar

como la pronta reacción de las fuerzas encargadas del mantenimiento del orden jurídico. Y nada es tan

positivo como la rápida puesta a disposición de la Justicia de quienes son reos de crimen. Han sido éstos

dos servicios ejemplares y es justo y lógico que felicitemos a quienes los han llevado a cabo. No podemos

olvidar tampoco, dentro de esa felicitación, a quienes día a día cumplen con un ingrato y difícil deber

velando por la tranquilidad y seguridad de los españoles. Fuerzas del Orden y funcionarios del Cuerpo de

Prisiones especialmente.

Con muy escasa retribución económica, suplida por un riguroso cumplimiento de deber, estos hombres

merecen la gratitud de todos.

En toda sociedad se producen vulneraciones de la Ley, como en todo cuerpo sano aparecen

eventualmente síntomas de enfermedad. Es inevitable. Lo importante es que el cuerpo social se defienda y

restablezca el orden jurídico quebrantado.

Hay otros casos —de todos conocidos y en parte olvidados— que aún no han quedado esclarecidos. El

asesinato de un abogado malagueño en las cercanías de Madrid, el múltiple crimen de «los Galindos» en

Sevilla, entre ellos. Pero podemos —debemos— tener confianza en que los responsables terminarán por

comparecer ante la Justicia para rendir cuenta de sus delitos.

Lo de hoy es felicitar a quienes han llevado a cabo los servicios culminados por el éxito, a sus mandos y a

sus compañeros. Y a la sociedad y al pueblo español, que se siente defendida eficazmente.

J. M. R. G.

 

< Volver