Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 Ascensos de tres coroneles de Infantería, Artillería e Ingenieros. 
 Oficiales que no hicieron la guerra civil acceden al generalato     
 
 Diario 16.    21/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Ascensos de tres coroneles de Infantería, Artillería e Ingenieros

Oficiales que no hicieron la guerra civil acceden al generalato

El acceso al generalato de oficiales que se formaron en la posguerra ha sido completado en las cuatro

Armas del Ejército de Tierra al ascender tres generales de Infantería, Artillería e Ingenieros.

Fernando REINLEIN

Madrid — Desde el día 15 de enero, el Ejército español cuenta con generales de todas las Armas

procedentes de la Academia General Militar, es decir, formados militarmente en la posguerra.

El «Boletín Oficial del Estado» publicó el pasado 15 de enero sendos reales decretos por los que se

ascendía al empleo de general de brigada a los números uno para el ascenso de la primera promoción de

la Academia General Militar de las Armas de Infantería, Artillería e Ingenieros.

Se trata de los generales José Buigues Gómez, de Infantería, Fernando Rodríguez Ventosa, de Artillería y

Fernando Gautier La.rra.in-zar, de Ingenieros. Todos ellos son diplomados de Estado Mayor.

Con el ascenso de estos tres generales de la Academia General Militar, son ya siete los oficiales generales

que se formaron en la posguerra en la Academia Militar. Los otros cuatro son de Caballería, Arma que se

halla adelantada en el ascenso.

Se trata de los generales Gustavo Urrutia Gracia, Antonio Rodríguez Taquero, Luis Ramos Isern y José

Tena-Dávila Morugan.

El primero de los generales de la Academia Militar que alcanzó el empleo fue Gustavo Urrutia quien

llegó al generalato en junio de 1979.

Generales

En la actualidad y según la plantilla de enero de 1980, el número de destinos de oficiales generales de las

cuatro Armas en activo es de 152 en el Ejército de Tierra. Se distribuyen por empleos en 17 tenientes

generales, 40 generales de división y 95 generales de brigada.

Ello no significa que sólo se cuente con esa cifra de generales en activo, puesto que existen otros que no

ocupan destino específico de Ejército. Además, hay que sumar a todos los que se encuentran en la

situación B, que también es de actividad, aunque no de mando, y las saturaciones de algunos empleos

como es el caso de los tenientes generales (21).

 

< Volver