"Almendros" que no florecerán     
 
 Diario 16.    04/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

«Almendros» que no florecerán

Un sospechoso seudónimo, «Almendros», está incitando a las Fuerzas Armadas desde el diario «El Alcá-

zar» para que intervengan en el curso político. En el tercero de sus artículos, publicado el domingo pasa-

do, día 1, llega todavía a más: pide que actúe el Rey.

Su técnica es simple y engañosa: no acaba en una conclusión a partir de los hechos observados por todos,

sino en una conclusión previamente establecida gracias a unos hechos caprichosamente seleccionados.

Así, la actual crisis no es un episodio más en la vida de una nación, por muy grave que parezca, sino el

fondo de una decadencia que justifica intervenciones extraordinarias.

«Almendros» atribuye a la Corona y al Ejército funciones distintas de las que prevé nuestro ordenamiento

constitucional. Intenta comprometer gravemente a la institución monárquica en una borrosa operación y

sitúa a las Fuerzas Armadas por encima del poder político.

Lo que hace «Almendros» es incitar a la quiebra del normal curso democrático. Y lo hace desde un perió-

dico, bien a las claras, ante los ojos del propio Gobierno, que se queda tan frío, como si oyera llover.

En algunos medios militares se han escuchado últimamente ciertas «claves» que bien podrían tener rela-

ción con la actividad del seudónimo. Se ha oído, por ejemplo, que «los almendros florecen en primavera»

Nosotros, que confiamos y deseamos, como la mayoría de los españoles, que las instituciones cumplan

con los exactos objetivos que tienen encomendados, estamos seguros de que esos «Almendros» de «El

Alcázar» no florecerán. Su burda maniobra, tantas veces propuesta en la etapa de transición, tiene que

quedar descuartizada por los mecanismos de autocle tensa de la democracia.

 

< Volver