Autor: Onega López, Fernando. 
   El péndulo     
 
 Arriba.    19/01/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 6. 

Esto empieza a animarse, una de las lecciones políticas más interesantes es detenerse en los partidos de

centro, centroderecha y centroizquierda, y ver como nadie quiere quedarse descolgado. Después del

nacimiento del Cen. tro Democrático, ha comenzado la gran carrera, porque los políticos averiguan

grandes signos en esta nueva alianza donde» de lo noche o la mañana, pueden aparecer los siguientes

astros: Areilza, Cabanillas, Gil Robles, RuizGiménez, Lasuén y otra serie de «primeros espadas» (untos

en el mismo bloque. Natural mente, todo esto no es definftivo, porque en ningún país de Europa se

consiguió hasta ahora el milgro de unir a socialdemócratas con cristianos, pero la proximidad de las

elecciones puede nacer estos milagros.

Lo importante da este bloque, sin embargo, no está solamente en el hecho de su constitución, que

evidentemente revoluciona el mapa político nacional Está, sobre todo, en lo que puede significar de cara

al futuro. Está naciendo, aunque no se pueda dar por terminado, una alianza intermedio entre la izquierda

y la derecha. Tal como se pueden ver ahora mismo las cosas, el panorama nacional se dibuja así: primero,

un franquismo con su correspondiente extrema derecha; segundo, el centro naciente que debe decidirse en

el futuro por la democracia cristiana o la socialdemocracia; tercero, el panorama socialista con sus

divisiones y el predominio del PSOE, y cuarto, ei Partido Comunista con su correspondiente extrema

izquierda. Naturalmente, hoy nías toros en el toril, pero tendrán que demostrar mucha eficacia y mucha

asistencia para significar algo en el país

Con el nuevo nacimiento, lo que más hemos ganado, ha sido esto: que hemos remontado ia transición

ahuyentando, ai menos de momento, el fantasma de los Frentes Populares o de los Bloques Nacionales.

Esto no es, seguramente, todo lo que se puede pedir, pero sí una parte muy importante. Cuanto más se

alejen los fantasmas históricos que fuiedan crear imágenes catastróficos, más contribuiremos a

serenamos, V eso es lo que noy significa ei Centro Democrático, que es^á llamado o ocupar muchas

informaciones periodística*.

El segundo tema básico de la vida española de estos días estuvo en el Ministerio de la Gobernación. Ayer

me permitía levantar una bandera de esperanza ante la reunión con los Alcaldes vascos, y hoy puedo decir

que no se ha visto defraudada. £1 •problema vasco» aparece menos dramatizado, y e! clima

de satisfacciones mutuas es mayor que al termino de ia visita de Martin Villa a Pamplona y Vitoria. ¿Qué

na ocurrido aquí? Los cinco Alcaldes se mostraron herméticos, tanto a la salida de Gobernación como

después de entrevistarse con el teniente general Gutiérrez Mellado, feto se ha roto el hielo. Después de ia

aparente frialdad qua demuestra la calificación de la reunión coma «moderadamente optimista», también

es cierto esto; Hemos sentado ias bases para establecer un diálogo periódico.»

Diálogo, pues, y acciones concretas. La primera ha sido la autorización de la «ikurriña». Esta bandera del

Partido Nacionalista Vasco ce convirtió en auténtico símbolo regional, aunque haya muchos ciudadanos

de >as tres provincias que no se consideren representados por ella. Lo que va a pasar es previsible; que

habrá por una» semanas una inflación de ikurriñas». Después todo volverá a la normalidad, lo único que

hay que lamentar ahora que llegó la autorización es su retraso. Se dice que su ilegalidad no costó vidas

humana*, pero todos sabemos que si. Ahora tenemos derecho a esperar!

que su salida a la luz sea un gesta «aje* valga pam ia reconciliación. tas juntas generales, ia amnistía o la

cooficialidad del euskera están en camino.

Y para término deia crónica política de hoy, dos nombres: ei primero, Felipe González, que,

sorprendentemente, ayer se reunió con el Presidente Suárez y el Vicepresidente Gutiérrez Mellado. £1

contenido de la reunión pertenece ai secreto de las conversaciones. Pero si fuera cierto que al señor

González se le pidió una opinión sobre temas económicos e» que algo se esta elaborando sobre este

asunto para el Consejo de Ministros de pasado mañana. Es algo que «huele» a esas medidas que siempre

se dice que sólo pueden ser adoptadas por un Gobierno de «amplio consenso democrático». £1 segundo

nombre sigue siendo Carrillo. Ahora porque se piden, a título privado, acciones judiciales por ios hechos

de Paracuellos. Este es un asunto que difícilmente se borrará de la imagen del secretario general del PCE.

€Í partido daría muestras de realismo reconociédolo y obrando en consecuencia.

Fernando ONEGA

 

< Volver