Autor: Conde Zabala, Pedro. 
 En la entrega de fajines a los nuevos diplomados. 
 El Rey pide confianza y disciplina al Estado Mayor     
 
 Diario 16.    10/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

En la entrega de fajines a los nuevos diplomados

El Rey pide confianza y disciplina al Estado Mayor

«Pensad que el entusiasmo del corazón debe ser filtrado a través de una mente fría y serena, que

permita pensar en los resultados de la acción y en sus consecuencias», dijo Don Juan Carlos

Pedro CONDE ZABALA

Madrid — «Vivimos momentos en que es preciso efectuar profundos ejercicios de reflexión», dijo el Rey

Don Juan Carlos en el acto de imposición de fajines de la nueva promoción de diplomados de Estado

Mayor, que tuvo lugar en la Escuela de Estado Mayor. « A todo´s os pido —añadió— que os entreguéis a

vuestro servicio con entusiasmo. Pero pensad que el entusiasmo del corazón debe ser filtrado a través de

una mente fría y serena, que permita pensar en los resultados de . la acción y en sus consecuencias.»

Tras felicitar a los nuevos diplomados, Don Juan Car1 los terminó su breve alocución con estas palabras:

«Insisto una vez más en pediros vuestra disciplina, vuestro espíritu de sacrificio y vuestra unidad para

conseguir /unas Fuerzas Armadas lefaeSces yisólidas que merezcaintTlauaiimira:-ción de ÍEspaíaa ay

sepan* siempre mantener la paz y¡ el respetcsiafcla Je^ücon, un: comportan^ eatc» «¿ejemplar como el-

>qire=-en» fechas recientes han observado para el bien de nuestra patria.»

Alusión al golpe

El acto de imposición de fajines y entrega de diplomas para la promoción de 1977 dé la Escuela de Estado

Mayor era la segunda intervención pública del Monarca, tras la celebración dé las bodas de plata de la

promoción del Rey, en Zaragoza, desde el intento de golpe de Estado, y por tanto venía rodeado de una

cierta expectación.

El clima observado fue de normalidad aunque tanto en las palabras del general director de la Escuela

Superior del Ejercitó, Morillo Galcerán, como la intervención del director de la Escuela de Estado Mayor,

general Cañó Héviá, hubo una alusión indirecta a los sucesos del pasado 23 de febrero.

El general Morillo Galcerán abrió el acto con referencias a la lealtad y disciplina, al hombre y a las

virtudes que se intenta inculcar á la milicia, como el amor a la patria, y el honor al servicio. El general

Cano Hevia impartió la última clase a la nueva promoción de Estado Mayor. «No todo el que dice amar a

la patria tiene un concepto correcto de ella», dijo el director de la Escuela de Estado Mayor. «La

corrupción político-ideológica de la idea de patria —añadió— abunda en periodos de crisis. Algunos

tienden siempre a identificar la patria con sus intereses. Por eso, a veces, es necesario restablecer el

concepto de patria, y a esto pueden contribuir . mucho los militares, no con palabras sino con el ejemplo.»

Más adelante el general Cano Hevia dijo que «en los militares son lícitas las preocupaciones individuales

de orden político; pero en cuanto profesionales no deben permitir que esas preocupaciones se interfieran

en el cumplimiento´ de su misión constitucional».

Señaló que al militar «lo que le diferencia esencialmente de otros hombres armados no "es el uniforme ni

otros "signos» externos" sino dos virtudes fundamentales: caballerosidad y patriotismo. Respecto a éste,

su preocupación fundamental debe ser que no le desvirtúen la idea de patria». En otro momento se refirió

a los «cantos de sirena que pueden cuestionar nuestro deber cuestionando la Constitución».

Acompañaron al Rey Don Juan Carlos en este acto el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo; el

ministro de Defensa, Alber^ to Oliart, y la Junta de Jefes de Estado Mayor.

Don Juan Carlos apadrinó al comandante de Infantería —número uno de la promoción— José Esteban

Valencia, Calvo-Sotelo lo hizo con el capitán Domingo Marcos Miralles y el ministro de Defensa, con el

capitán José Armada Sarria. Asistieron al acto los generales Quintana Lacaci, Sáenz de Santamaría,

Aramburu Topeté, Mendi-zábal, Gómez de Solazar, Diez-Alegría, Alvarez Arenas, Esquinas: y el

vicepresidente Liberal Ludni, entre otaros miembros del generalato.

 

< Volver