Alarma policial ante la amenaza de ETAm de realizar hoy un grave atentado. 
 El Rey exhortó a los mandos militares a una enérgica ofensiva contra el terrorismo     
 
 El País.    25/03/1981.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Alarma policial ante la amenaza de ETAm de realizar hoy un grave atentado

El Rey exhortó a los mandos militares a una "enérgica ofensiva" contra el terrorismo

El Rey pronunció ayer un importante discurso ante los principales mandos militares, reunidos con él en el

palacio reai, a los que exhortó a nna «enérgica ofensiva» contra el terrorismo y a la observancia

permanente de! orden lega] establecido. El presidente del Gobierno recibirá hoy en Madfid al lendahari

vasco, Carlos Garaikoetxea, para explicarle las nuevas medidas tomadas, con \¿f incorporación del

Ejército a la lucha antiterrorista. Simultáneamente, ia policía ha sido puesta en alarma general ante la

amenaza de ETA Militar de realizar un atentado de consecuencias graves hoy en Madrid. También hay

cierta inquietud en Zaragoza antee! temor de que el objetivo sea esta ciudad.

Desptiís´v; las medidcs tomadas por el Gobierno para la incorporación de las Fuerzas Armadas a la lucha

antiterrorista, el Rey explicó ayer a los principales mandos militares, reunidos en los consejos superiores

de los tres Ejércitos, que hay que pasar a una «enérgica ofensiva» en este terreno. Al mismo tiempo, don

Juan Carlos instó a (a observancia permanente de las leyes establecidas, y pidió que la cúpula militar no

deje de expresar el sentir de los militares.

Después de esta reunión, ya por la tarde, el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Soleto, recibió a!

Consejo Superior del Ejército, y hoy recibirá a los de la Armada y el Ejército del Aire. En estas reuniones

se tratan las medidas antes citadas.

Según fuentes autorizadas del Ministerio de Defensa, la intervención militar en la labor antiterrorista no

implicará a las Fuerzas Armadas directamente en la lucha, sino que sus efectivos, con las unidades más

apropiadas, tratarán de impermeabilizar la frontera con Francia en la zona de Guipúzcoa y Navarra

mediante una vigilancia de la misma.

En cuanto a la dirección unificada de la lucha antiterrorista, integrada en el Ministerio del Interior, se

asegura que pretende coordinar los diversos servicios de información en esta materia, así como las

necesidades de transporte y logísticas que esa lucha requiera. Se recuerda que el intento de coordinar L- ´-

•-´-a antiterrorista tuvo un pre-£ con la designación del ge-!osé Sáenz de Santamaría como delegado

especial del Gobierno en el País Vasco, coincidiendo con otra ante/ior sangrienta ofensiva de ETA.

Fuentes oficiales han señalado que el mando único puede estar integrado por más de diez personas, cuya

designación quedará completada en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

La acogida de las principales fuerzas políticas a las medidas gubernamentales para la lucha contra el

terrorismo fue ayer generaliza-damente positiva. Los partidos estatales las estimaron aceptables, si bien

los comunistas manifestaron su escepticismo ante la dudosa eficacia de las mismas. Los socialistas

pidieron que el ministro del Interior las explique al Parlamento, pero anticiparon su acuerdo con la

coordinación de los servicios de información, incluidos los militares. Por Alianza Popular, Manuel Fraga

ofreció su apoyo a las medidas gubernamentales, aunque las consideró cortas y tardías.

En el País Vasco, UCD y AP calificaron, con pequeños matices diferenciales/de «muy positivas» las

medidas del Gobierno, mientras que Euskadiko Ezkerra, socialistas y comunistas, sin rechazarlas,

hicieron constar los peligros que pueden derivarse de las mismas. El Gobierno vasco indicó que las me-

didas «entran dentro de las competencias ordinarias del Estado y no configuran precisamente una

situación especial».

A nivel parlamentario, hubo unanimidad en la Junta de Portavoces del Congreso sobre la tramitación

urgente de los proyectos de ley de defensa de la Constitución y de regulación de los estados de alarma,

excepción y sitio.

 

< Volver