Unión de partidos     
 
 Ya.    23/01/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

UNIÓN DE PARTIDOS

SIGUE caliente el tema de la unión da los partidos del centro: el lunes se reúne

el equipo

demócrata cristiano, para el 30 está convocada la Izquierda Democrática que

preside don

Joaquín Ruiz-Giménez, y la Federación Socialdemócrata que preside don Francisco

Fernández

Ordóñez tratará el tema dos días antes. A todos leí deseamos clarividencia para

decidir como

necesita el país y para hacerlo de prisa, porque a sólo unos meses de las

elecciones estas se

echan encima y no hay tiempo para esperas.

DERO no vamos a examinar el problema a base de siglas y de nombres propios. En

una

reciente conferencia se recordaba la frase cíe que hacen falta partidos

políticos, no partidos de

políticos, y nosotros pensamos que va siendo hora de advertir que, cara a las

elecciones, lo

que hacen falta son programas de gobierno y no personalismos. Pues bien. una

visión del

problema con altura revela, en primer lugar, la necesidad de unos pocos pero

auténticos

partidos; en segundo lugar, que entre esos partidos deba tener lugar destacado

(y nos

atrevemos a decir preponderante) un gran partido de centro.

NO ya nosotros, sino el comunista Bresnef acaba de decir que en Italia hay

demasiadas

huelgas, demasiada pornografía y demasiados partidos. En Italia y aquí. Pero

remediar el

exceso de partido volviendo a la dicotomía de derecha • izquierda que ya tuvimos

en el pasado

seria aún peor, porque no vamos cómo en efe caso sería posible el entendimiento

entre los dos

bloques rivales ni «orno en la! caso sería posible la paz,

LA misión de aproximar, templar y moderar es la propia de los partidos de

centro, y

precisamos: de un partido de centro, porque dos no podrían tener la fuerza

indispensable frente

a sui correspondientes extremismos. En cambio, un gran partido d» centro puede y

debe tener

sus matices de derecha y de Izquierda, como pasa en otras naciones y debe ser el

caso en

nuestro país.

El éxito del Centro Democrático recién constituido no debe cegar a los partidos

que lo han

conseguido: ellos necesitan ampliar su base hacia la Izquierda. Pero el centro

Izquierda

también debe abrir los ojos a la evidencia aunque consiguiera su unidad, ésta no

sería

suficiente; sin ampliarla al centro derecha, aquél no pesará nunca en la

política española como

fuerza propia, sino como un simple peón del extremismo situado a (u izquierda.

¿SERÁ tan difícil encontrar la solución? ¿Es concebible que aún haya quienes

piensen que

es el momento de disidencias y personalismos? De la Inquietud actual pueda salir

algo decisivo

para el porvenir. Puede también resultar únicamente una gran decepción. La clave

es que

todos sean capaces de enfocar el problema con altura y sentido de

responsabilidad.

 

< Volver