Autor: Pereña, Luciano. 
   La Europa de la moderación  :   
 La mayoría de los países es gobernada por un centrismo ligeramente coloreado por la izquierda. 
 Ya.    23/01/1977.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

LA EUROPA DE LA MODERACIÓN

La mayoría de los países es gobernada por un centrísmo ligeramente coloreado por la izquierda

LA Europa de hoy ae caracteriza, por e1 desequilibrio. Ea una especie de desajuste entre progreso

económico y la satlsracción humana, De ahí resulta ese .sentimiento de impotencia del ciudadano frent*

al Estado y a una burocracia cada vez más ramificada. La reacción Instintiva del individuo contra la

burocracia es una característica general de nuestra época. Son los factores que condicionan nuestro clima

de Inseguridad. El miedo a la incertidumbre real o imaginaria se acumula al deseo insaciable de mejorar

la propia situación material. Los europeos se afanan por un justo equilibrio entre orden y libertad. Son

conscientes de que el mantenimiento de la democracia exige un mínimo de auto disciplina.

El orden es constante de la vida política europea, La búsqueda de un mejor equilibrio está directamente

ligada entre la burocracia y los ciudadanos. Los europeos ee desplazan hacia el centro. Seria demasiado

simplista pretender encasillarlos en derechas e izquierdas. El fenómeno demuestra que ha sido superada la

fase de la lucha de clases. El denominador común del centro es económico más qua ideológico. En ´ Íá:

práctica domina un liberalismo fuertemente templado por consideraciones sociales y el dirigismo

gubernamental. La mayoría de loa partidos europeos están convencidos da que ,1a economía de mercado

ea capaz de superar la crista actual. Quieren mantenerlo sin dejarse Influir por ideologías que

recomiendan experiencias basadas en doctrinas extremas,

UNA fracción ciertam ente importante d,e los europeos dan pruebas dg una mentalidad conservadora.

Sienten cierta nostalgia por un pasado más o menea reciente, Se reisisten a transformar Ja sociedad y

hiasta rechazan 1» posibildad da una. crisis social, Pero un número cada vez mayor es perfectamente

congelente de las necesidades da un mundo en movimiento. Discuten, en consecuencia., laa reformas que

«e imponen. La mayoría de los políticos buscan la efícacia. En vez de votar de acuerdo con sua

tendencias Ideológicas no pocos electores da extrema derecha y de extrema izquierda prefieren votar por

la utilidad dal centrismo y el realismo político de la mayoría previsible,

DESPUÉS da veinte años la mayoría de los países europeos es gobernada por un centrismo ligeramente

coloreado por la izquierda. Las democracias occidentales favorecen la moderación. Tres factores

principalmente han determina, do este realismo político: la presencia soviética en los países del Este, e!

liberalismo politicamente dominante en los países de Occidente y la influencia norteamericana en Europa.

Se han creado las condiciones sociales y economics» que son propicias a. la política del equilibrio. Los

europeos se han hecho más moderados que nunca. En una época de transformaciones profundas,

´históricas y universales, la población europea se interesa por consolidar su propia existencía.

Los países europeos se preguntan por su propia identidad. Para algunos, sa ha hecho examen torturante.

Pero la mayoría de los europeos, ahora "demasiado preocupados por la gobernabilidad de su propio

Estado, por una auténtica libertad democrática y las posibilidades de una. solución rápida, a su crisis

económica, ha relegado a muy segundo término la búsqueda de su Identidad nacional, más adaptada a

nuestro tiempo. Después de varios decenios de dictadura confrontan timidamente algunos sectores su

porvenir Incierto con una tradición histórica que quieran salvaguardar en la realidad europea. Su

pragmatismo político diluye su personalidad en la Europa de la maoderación y del equilibrio. Se resignan

fácilmente a la disolución de su propia identidad.

Se ignora sistemáticamente cuestiones fundamentales del propio país, Interesa atacar

ciertas cuestiones económicas de política mundial, las necesidades do la planificación, el dirigismo de las

inversiones, los abusos del poder económico, los postulados para la protección del ambiente, el

descubrimiento y promoción de fuentes alternativas de energía. Los problemas sobre la transformación

material de la sociedad adquieren el primer plano. El descanso es el primer derecho del ciudadano en los

países que ponen su primer objetivo político on el aumento del bienestar y enla seguridad del confort

material. La pérdida de esta preocupación por encontrar su identidad nacional es consecuencia de esta

decisión de los europeos por asegurar ante todo su progreso

Luciano PEREÑA

• * *

(Continua en pág. slgie.)

LA EUROPA DE LA MODERACIÓN

(Viene de ía pág. anterior)

y satisfacclón material. Los europeos se esfuerzan por adaptarse a las preocupaciones y previsiones de la

época índustrial. Su voluntad de producir no siento la necesidad de analizar su identidad.

En que los europeos tratan de evitar aparentemente una confrontación Intelectual con ellos mismos? Se

prosiguen las disensiones sobro IB, democracia. Europa rechaza toda forma de dictadura del proletariado

o del capital. En e1 centro busca, una síntesis práctica. La democracia se convierte en esperanza en la

medida en que el poder se transforma en autoridad racional. Les Interesa el Estado no la veneración

Idólatra de la potencia. Una política de distensión o de equilibrio no puede degenerar en debilitamiento y

rendición incondicional de la propia identidad cultura] y espiritual, La Europa de la moderación quiere ser

la Europa de la paz.

Pero la paz no puede reducirse a un armisticio temporal acompañado incesantemente de maniobras

militares, ní puede quedar en simple estrategia do disuasión condicionada por carreras de armamentos

cada vez más aceleradas y sofisticadas, Sin verdadera libertad, la paz no es posible. La política de paz

tendrá que empezar por la política de la libertad democrática. Esta idea prueba la falta de solidaridad

europea. que se ha subordinado preferentemente a los imperativos de intereses económicos. El lla

mamiento a la libertad quiere ser garantia para la independencia de !a prosperidad material. Su

llamamiento a la solidaridad europea termina en compromisos permanentes de carácter económico. La

tolerancia queda en resignación ante el abandono do valores morales intransferibles.

No queda hoy mas qus unií tecnología eficiente, .vacía de sustancia espiritual. Su política no es más que

la prolongación de acontecimientos nuevos con nuevos medios, En la renuncia a su propia autonomía

personal se ven compensados los europeos por la seguridad de su propio confort. Muchos empiezan a

tomar conciencia de esta rcsignación insidiosa y tratan de defenderse obstinadamente. ¿ Será. éste el

precio de nuestra marcha precipitada hacia Europa? Serla un error político empezar por renunciar a la

propia personalidad. La democratización de España no equivale ni mucho menos a renegar de nuestra

propia identidad nacional.

Luciano PEREÑA

 

< Volver