En compañía del Presidente del Gobierno y el ministro de Defensa. 
 Los Reyes visitaron la capilla ardiente instalada en el Regimiento de EL Pardo     
 
 ABC.    08/05/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

VIERNES 8-5-81

En compañía del presidente det Gobierno y el ministro de Defensa

Los Reyes visitaron la capilla ardiente instalada en el Regimiento de El Pardo

Los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía oraron en la capilla ardiente de los tres militares

asesinados ayer en Madrid. Durante cerca de tres cuartos de hora Sus Majestades estuvieron

en el Regimiento de Ja Guardia Real de El Pardo, acompañados del presidente de Gobierno,

don Leopoldo Calvo-So-telo, y el ministro de Defensa, don Alberto Oliart.

Los féretros, con los cadáveres de! teniente coronel don Guillermo Tevar Seco,-e! suboficial

don Manuel Rodríguez Tabeada y el guardia real don Antonio Nogueira García llegaron al

Regimiento de El Pardo alrededor de las siete de la tarde. Con los familiares de las víctimas

esperaban la llegada de los féretros eí coronel del Regimiento, don Luis Fernández de Mesa;

jefes del Cuarto de la Casa del Rey, así como jefes, oficiales, suboficiales y tropa del

Regimiento.

En numerosas ocasiones, al darles e,l pégame a los familiares de jos tres militares asesinados,

se produjeron escenas de dolor.

Cerca de las ocho llegó el capitán general de Madrid, don Guillermo Quintana Lacacci, y ei jefe,

de la Brigada de Paracaidistas, general Mendizábal.

Los Reyes Don Juan Carlos y Doña. Sofía acudieron alrededor de las nueve menos cuarto y,

minutos más tarde, el presidente del Gobierno y el ministro de Defensa.

El teniente corone! capellán de la-Guardia Real, padre don Francisco Flores de la Prieta, ofició

un responso. Don Juan Carlos y Dona Sofía, después de rezar unos momentos, dieron e|

pésame a las.familias y la Reina besó uno á uno a todos los familiares.

El funeral por los tres militares será oficiado en el mismo Regimiento a las once de la mañana y

posteriormente los cadáveres serán trasladados y enterrados en distintos lugares.

Concretamente, los restos mortales del cabo conductor Manuel Rodríguez Taboada serán

trasladados a Orense, donde vivió varios años. El señor Rodríguez Tabeada, natural de Lugo,

tenía treinta y ocho años, estaba casado y era padre de tres hijos.

Nada más producirse el acto terrorista, los cadáveres del teniente coronel Tovar y del suboficial

de escolta fueron trasladados al Hospital Provincial y de allí, pocas horas después, ai Hospital

Militar Gómez Ulla. En este centro sanitario se encontraban ya los restos mortales del cabo

conductor del vehículo oficial que habían sido trasladados dentro del automóvil destrozado,

ante la imposibilidad de ser extraído e´n el lugar del atentado.

Una vez practicadas las correspondientes, autopsias, los tres cadáveres fueron trasladados en

furgonetas fúnebres al .cuartel del Regimiento de la Guardia Real.

 

< Volver