Felipe - Fraga     
 
 Diario 16.    21/09/1983.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Diario 16/21 septiembre-83

NACIONAL

FELIPE

En materia autonómica ofreció un acuerdo institucional entre los partidos representados en el

Parlamento, aludiendo a la ley de Bases de Régimen Local, que podría ir acompañado de un

diálogo con los poderes autonómicos.

Sobre la conflictiva sentencia de la LOAPA manifestó que le parece buena, y felicitó a los que

habían ganado el recurso contra la ley, afirmando que será cumplida por el Gobierno. Se refirió

también a las acusaciones que autonomistas vascos y catalanes hicieron en su día al Gobierno

sobre la carencia de voluntad autonomista, defendiéndose con el recuerdo del término del

mapa autonómico y la celebración de elecciones en las comunidades en las que aún no se

habían celebrado.

FRAGA

Acusó al Gobierno socialista de poca credibilidad en materia autonómica, pero, sin embargo,

aceptó la invitación del acuerdo institucional entre los partidos, efectuada por el presidente

durante su intervención. En un momento de su intervención calificó de «tópica y

vidriosa» la política del Gobierno en el tema autonómico, afirmando que, tras la reciente

sentencia del Tribunal Constitucional en contra de la LOAPA, el Gobierno se había quedado ya

sin un programa claro de autonomías y sin ninguna política en este terreno.

AUTONOMÍAS

Fue taxativo en afirmar que España es un país europeo y occidental con una dimensión

mediterránea y una proyección al continente iberoamericano. Anunció que la orientación que

inspira al Gobierno socialista era la de conseguir una mayor autonomía para la política exterior,

pero reconoció que esto no era fácil.

Refiriéndose al Mercado Común reafirmó que existe una voluntad política de integración rápida,

pero no a cualquier precio. Y sobre Francia aseguró que se ha producido un progreso, aún

insuficiente, en materia antiterrorista. En el tema OTAN manifestó que se convocaría el

referéndum, sin prisas y en el momento oportuno.

Resaltó la ambigüedad que preside la proyección internacional del Gobierno y se preguntó si

los españoles saben «si vamos a estar en la OTAN, en el Tercer Mundo o en te Luna». Opinó

que «se está jugando a los soldaditos de plomo» en vez de hacer una verdadera política

exterior.

Al referirse a la situación de Centroamérica y a la política socialista en esta zona, le lanzó la

siguiente pregunta al Gobierno: «¿Sabe acaso el ministro de Economía y Hacienda que

estamos exportando terroristas de ETA?» La pregunta fue recibida por fuertes pateos en los

escaños socialistas.

POLÍTICA EXTERIOR

«No existe un poder militar autónomo, sino una alta misión que corresponde a las Fuerzas

Armadas», señaló el presidente del Gobierno.

Aunque reconoció que el tema de Defensa reclama un debate aparte, el jefe del Ejecutivo

indicó que el Gobierno tiene información permanente sobre la opinión y el estado de ánimo de

las Fuerzas Armadas y la recibe por el cauce adecuado, que es la escala de mando. Aludió al

reciente cese del teniente general Fernando Boteras Casamayor como capitán general de la VIl

Región Militar, y dijo que el «Gobierno no tolerará indisciplinas».

El líder de la oposición se desmarcó completamente del tema militar a lo largo de su

intervención. Fraga no hizo la más .mínima alusión a los problemas militares, a pesar de que el

presidente del Gobierno había comenzado prácticamente su intervención refiriéndose a la

disciplina militar. Como Felipe González había asegurado que el tema de Defensa se merecía

un debate aparte, el líder aliancista prefirió guardar sus argumentaciones al respecto para

mejor ocasión.

FUERZAS ARMADAS

«Espero que los que han quemado banderas de España lo paguen con la cárcel», declaró con

dureza dirigiéndose, aunque sin citarlos, a Herri Batasuna y otros grupos radicales que atacan

e injurian a la enseña nacional.

Sobre el terrorismo pidió un poco de paciencia hasta ver los efectos de las medidas que se

han puesto en marcha. «El terrorista ya no tiene problemas políticos, sino policiales.» El tema

de la seguridad ciudadana, que tanto preocupa a la opinión pública en estos días, fue abordado

por el presidente recalcando que «las Fuerzas del Orden Público están siendo dotadas de los

medios necesarios»

«Soltar un criminal puede ser peligroso porque puede volver a asesinar, como pasó en

Barcelona hace unos días», sentenció Fraga, mientras criticaba duramente la reforma del

Código Penal que ha permitido la salida de miles de presos comunes a la calle. Para el

portavoz de la oposición mayoritaria «hay que restablecer el principio de orden y autoridad, e

hizo referencia al número de atentados terroristas mortales cometidos en los últimos meses».

Fraga expresó que «todavía no se había adoptado la "solución alternativa" respecto a este

problema» y se mostró partidario de la ¡legalización de «un grupo importante que apoya el

terrorismo», refiriéndose claramente a Herri Batasuna. Sobre la «guerra de las banderas»

indicó que tampoco se habían adoptado las medidas adecuadas.

SEGURIDAD CIUDADANA

Se ha controlado la caída del empleo en relación con ¡a situación anterior de una pérdida de

250.000 puestos de trabajo por año.

La batalla por reducir la inflación al 12 por 100 se va a ganar este año, aunque no se descarta

que en el último trimestre aumente el índice de precios al consumo. La política salarial del

Gobierno es limitada pero progresista y estará en torno al 11,5 por 100 a finales de este año,

por encima del índice de precios al consumo. El déficit público comienza a ser una batalla

ganada que el Gobierno tiene la obligación de controlar y reducir. El Gobierno intentará

incrementar el Producto Interior Bruto en un dos por ciento, aunque no se descarta que sea

entre el 1,5 y el 1,8 por 100.

Ofreció la colaboración de su grupo para lograr un pacto social de empleo, e indicó que la

situación económica se ha -degradado en los últimos meses sin que las explicaciones del

presidente resulten suficientes. Los datos del crecimiento medio del PIB ofrecidos por Felipe

González no son correctos, dijo Fraga, y aludió a la subida del dólar, «porque la gente cree en

la política americana, porque no han sido gobernados nunca por los socialistas». Criticó el

aumento del déficit público y puso en duda la pretensión del Gobierno de reducirlo y, sobre

materia fiscal, indicó que «aquí seguimos pagando los mismos dos millones y medio de

personas, pero pagando más».

POLÍTICA ECONÓMICA

 

< Volver