Fraga acusa a los socialistas de no tener soluciones     
 
 ABC.    21/09/1983.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC

Fraga acusa a los socialistas de no tener soluciones

González: Hay dificultades, pero podemos salir adelante

Fraga: El cambio, una idea difusa, ambigua y contradictoria

Presidente afirma que se ha detenido la caída económica

Madrid

Los «truenos» del debate entre los jefes del Gobierno y de la oposición (Fraga acusó al Gobierno de no

tener soluciones y Felipe a Fraga de ser responsable de indultos cuando ni siquiera estaba en el Gobierno)

no impidió que a la hora de la verdad Manuel Fraga ofreciese a Felipe González la colaboración de su

grupo para sacar adelante los graves problemas del país.

Felipe González hizo un largo discurso pedagógico de dos horas de duración y Fraga, por el contrario,

despachó el trámite en cuarenta minutos y con la velocidad y contundencia que caracteriza su ejecutoria

parlamentaria. En réplicas, duplicas y contrarréplicas, Felipe González y Manuel Fraga ofrecieron un

espectáculo de ágil dialéctica con el que se sustanció en la primera sesión del debate.

Fraga afirmó que estamos peor que hace un año y no hay respuesta socialista a los problemas nacionales;

es necesario, por tanto, buscar juntos esas soluciones. El presidente de AP ofreció su participación en

unas negociaciones para intentar resolver los problemas económicos, aunque negó que basten unas

conversaciones del Gobierno con interlocutores sociales. «Sin nosotros no puede haber pacto», ratificó

Manuel Fraga.

Felipe González no estuvo de acuerdo con las cifras económicas expuestas por el jefe de la oposición,

indicando que la inflación descenderá al 12 por 100; ha aumentado, aunque escasamente, la cantidad de

población empleada y destacó la preocupación del Gobierno por contener el déficit público.

Tono moderado

El presidente del Gobierno lanzó un mensaje de moderado optimismo ante la situación general del país,

luego de explanarse durante casi dos horas en los capítulos socio-económicos,

administrativo-autonómico, libertad-se-guridad y proyección exterior, y hacer una breve, concisa y

discreta referencia a la institución militar en la que no entró el líder de la oposición parlamentaria.

El tono del debate fue moderado, hasta que Manuel Fraga, con su conocida ironía, criticó la política

exterior gubernamental en Centroamérica. «A lo mejor estamos exportando a la ETA a Nicaragua y no sé

si el ministro de Economía lo computa en sus controvertidos datos sobre el crecimiento de nuestras

exportaciones.» Estas palabras fueron acogidas con un fuerte pataleo por los diputados socialistas,

mientras los parlamentarios de la coalición AP-PDP-UL rompían en una larga ovación. Hubo llamada al

orden por parte del presidente del Congreso. Fraga explicó que se trataba «de una jugada» de

humor, y el incidente —el único en la sesión de ayer— quedó zanjado.

Hay que resaltar que el presidente del Gobierno ofreció a tos grupos parlamentarios un diálogo en materia

autonómica para llegar a un acuerdo, sin excluir esa posibilidad también con las instituciones

autonómicas o los Gobiernos autonómicos. «Intentemos un compromiso entre nosotros —argumentó— y

después hagamos un diálogo o al mismo tiempo una consulta con los poderes constituidos.» Felipe

González ofreció este diálogo para evitar, con un esfuerzo de todos, según sus propias palabras, el recurrir

permanentemente al Tribunal Constitucional, de una y otra parte.

Según el presidente González este diálogo tiene dos direcciones: una, que va desde el Gobierno de la

nación a las comunidades autónomas, para evitar que haya una zona de razamiento en la delimitación de

las competencias, y en la otra dirección también, porque la comunidad autónoma tiene que legislar

desarrollando esas bases y, por consiguiente, delimitar las competencias que le son propias sin invadir las

del Estado.

Ataques a Fraga

El presidente González, en su afán por acorralar al líder de la oposición, sufrió un equívoco posiblemente

debido a la deficiente información que se le facilitó desde el propio «banco azul». A propósito de la

delincuencia ciudadana —el presidente había reconocido que esta cuestión preocupa al Gobierno y que

está haciendo todo lo posible para paliarlo— y de los indultos concedidos anteriormente, dijo que Manuel

Fraga formaba parte del Gobierno en noviembre de 1975, cuando se decretó un indulto que dejó libres a

cerca de siete mil reclusos. El presidente de AP negó con la cabeza desde su escaño, y luego volvería a

insistirán ello desde la tribuna.

Ovación a Felipe por TV

Poco antes de esta polémica, Felipe González recibió una fuerte ovación por parte de los diputados del

Grupo Popular, cuando anunció que no estaba satisfecho con TVE.

Esta tarde se reanudará la sesión con la intervención del portavoz de la Minoría Catalana. Es posible que

los debates finalicen mañana jueves, después de votar las mociones de resolución que presentarán los

grupos parlamentarios.

 

< Volver