Discretas y eficaces medidas de seguridad     
 
 ABC.    21/09/1983.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

MIÉRCOLES 21-9-83

Discretas y eficaces medidas de seguridad

Madrid

Con motivo del debate sobre política general que se inició ayer en el Congreso de los Diputados, se han

adoptado en torno al Palacio del Congreso fuertes medidas de seguridad, aunque en menor escala que en

las adoptadas en ocasiones similares.

Aunque el tráfico rodado no fue cortado en la Carrera de San Jerónimo, sí se incrementaron los efectivos

policiales en relación con los Plenos de carácter ordinario. No sólo la naturaleza del debate, sino la

presencia del Ejecutivo en pleno, han aconsejado —según manifestaron a ABC miembros del Cuerpo de

Seguridad— el incremento de las medidas de protección.

Artificieros y perros adiestrados en la búsqueda de explosivos patrullaron los alrededores del Congreso y

todas las personas que acceden al edificio son identificadas por los Servicios de Seguridad de la Cámara.

No obstante, la discreción es la tónica, y el ambiente en cuanto a medidas de seguridad se refiere era de

total normalidad.

Los sistemas de seguridad del Palacio de la Carrera de San Jerónimo se han sofisticado

considerablemente desde la anterior legislatura y de modo especial desde que se produjo el frustrado

golpe de Estado del 23 de febrero, en 1981. Las nuevas medidas adoptadas hacen innecesaria la presencia

de grandes contingentes policiales en la calle y mucho menos el corte del tráfico y del paso de personas

en las calles adyacentes.

En los últimos debates de gran trascendencia, la Policía acordonaba la Carrera de San Jerónimo, desde la

plaza de Neptuno hasta la calle de Cedaceros, y lo mismo el resto de los accesos al lugar.

La sensación de inseguridad, afortunadamente ahora superada por la mejor tecnificación de las medidas,

llevó a meter literalmente en el hemiciclo a especialistas tiradores de la Policía Nacional que, con sus

armas reglamentarias, se situaron detrás de los diputados y, también y con mayor profusión, en pasillos,

tribunas, terrazas y alrededores.

 

< Volver