Las notas del presidente y los apuntes de Fraga     
 
 ABC.    21/09/1983.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC, pág. 15

Las notas del presidente y los apuntes de Fraga

Madrid

Una hora y cincuenta y seis minutos duró la intervención del presidente del Gobierno, Felipe González,

sobre política general iniciada ayer tarde en el Congreso de los Diputados. En ningún momento del

debate, Felipe González leyó directamente las notas que se subió a la tribuna. Estas notas, según

informaron medios cercanos al presidente eran unos indicadores, a forma de guión, sobre la estructura de

su intervención, «pero no un discurso preparado para ser leído». Varios diputados, fundamentalmente los

líderes de los distintos grupos parlamentarios, tomaron notas durante la intervención del presidente,

concretamente fue el jefe de la oposición, Manuel Fraga, quien más apuntes tomó.

Una de las ocasiones más perceptibles en que Fraga hizo uso de sus notas fue cuando Felipe González,

tras hacer una exposición sobre la actuación del Gobierno respecto a los que queman las banderas

nacionales, hizo la siguiente pregunta: «¿Qué más se puede hacer para proteger la bandera nacional y que

se cumpla la Ley?» La pregunta que intencionadamente el presidente del Gobierno dejó en el aire, hizo

que Fraga expresara una sonrisa y escribiera una nota en sus papeles. Fue quizá la única vez que el jefe de

la oposición recibió con una sonrisa palabras del presidente del Gobierno durante su intervención. Una

situación tensa se produjo en los bancos socialistas cuando Felipe González se encontraba analizando la

situación económica. Afirmó que si el Gobierno del PSOE se veía obligado a orientar un incremento

salarial por debajo del IPC (índice de Precios al Consumo) le gustaría que las fuerzas sociales mostraran

la misma comprensión que han mostrado con Gobiernos anteriores.

Las palabras de Felipe González hicieron que muchos diputados socialistas dirigieran sus miradas hacia el

escaño que ocupa Nicolás Redondo, que en ese momento reflejaba una gran seriedad en el rostro. No obs-

tante, el líder de UGT aplaudió con el resto de sus compañeros la intervención del presidente del

Gobierno.

Posteriormente, el secretario general de la UGT calificaría como «lúcido» el discurso del presidente del

Gobierno.

 

< Volver